Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las tensiones entre EU e Irán aumentan tras informes de nuevo ataque en Irak

Una fuente policial señaló que el bombardeo aéreo estadounidense se llevó a cabo al norte de Bagdad contra un convoy de las Fuerzas de Movilización Popular, una coalición de paramilitares proiraníes.
sáb 04 enero 2020 10:29 AM
Iran-Irak
Funcionarios iraníes se han pronunciado a favor de represalias contra Estados Unidos.

La escalada entre Estados Unidos e Irán continúa este sábado con un nuevo bombardeo estadounidense contra los proiraníes en Irak, que se prepara para el funeral del general iraní Qasem Soleimani y de su principal lugarteniente en el país.

Publicidad

El ataque se da poco después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que no buscaba la guerra con Irán, Washington volvió a atacar en Irak.

Hubo "muertos y heridos" en un bombardeo aéreo al norte de Bagdad contra un convoy de las Fuerzas de Movilización Popular o Hashd al Shaabi, una coalición de paramilitares proiraníes ahora integrados en el Estado iraquí, dijo una fuente policial.

Recomendamos: ¿Por que Estados Unidos eliminó a Qasem Soleimani y Abu Mehdi Al Muhandis?

Las Fuerzas de Movilización Popular han acusado a Estados Unidos, que aún no ha reaccionado.

La víspera fue un "disparo de precisión de un dron" estadounidense el que sumió al mundo entero en la incertidumbre, haciendo temer "una nueva guerra en el Golfo" que "el mundo no puede permitirse", según la ONU.

En medio de la noche, el bombardeo estadounidense fue dirigido contra dos coches que salían del aeropuerto de Bagdad. En su interior estaban Soleimani, el artífice de la estrategia iraní en Oriente Medio, y Abu Mehdi al Muhandis, el hombre de Irán en Bagdad. Ambos murieron en el acto.

Trump aseguró haber ordenado la eliminación de Soleimani para "detener" una guerra y no para comenzar una, y afirmó que un ataque contra los estadounidenses era "inminente". Sobre los "terroristas" que amenazarían los intereses de Washington dijo: "Los encontraremos. Los eliminaremos". Sin embargo, el mandatario añadió que no se busca “un cambio de régimen" en Irán.

Publicidad

El presidente iraní, Hasan Rohaní, advirtió este sábado a Estados Unidos de que las repercusiones por el asesinato del comandante Qasem Soleimaní tendrán su eco en la región ahora y en los próximos años.

"Los estadounidenses no se dieron cuenta del gran error que cometieron. Los efectos de este error los verán no solo hoy sino a lo largo de los próximos años", subrayó Rohaní durante su visita a la familia de Soleimaní.

Lee: La tensión en Irán eleva los precios del petróleo más de 4%

El guía supremo de Irán, Ali Jamenei, y el presidente Hasan Rohani, que rápidamente designaron al sucesor de Soleimani, Esmail Qaani, también pidieron represalias.

No se espera, sin embargo, una respuesta inminente y el blanco pueden ser aliados regionales de Estados Unidos como Arabia Saudí e Israel. El portavoz de las Fuerzas Armadas iraníes, Abolfazl Shekarchí, adelantó que Irán "evitará tomar medidas apresuradas", pero que la venganza será "aplastante".

Publicidad

Sed de venganza

Desde que Estados Unidos mató a Soleimani, se ha creado un raro consenso en Irak, desgarrado durante más de tres meses por una revuelta popular que denuncia la corrupción y la influencia de Irán.

Como Washington "violó la soberanía de Irak", en palabras de los dirigentes del Estado, los comandantes de las Fuerzas de Movilización Popular llamaron a sus combatientes a "estar preparados".

El turbulento líder chiita iraquí Moqtada Sadr incluso reactivó al Ejército del Mehdi, su milicia disuelta tras haber hostigado al ocupante estadounidense en Irak (2003-2011).

Hadi al Ameri, jefe de los proiraníes en el Parlamento, dijo que ahora hay que "cerrar filas para expulsar a las tropas extranjeras" de Irak.

Los diputados se reunirán el domingo y podrían denunciar el acuerdo iraquí-estadounidense que regula la presencia de 5,200 soldados estadounidenses en territorio iraquí. Y esto, justo cuando Washington ha anunciado el despliegue de 3,000 a 3,500 soldados adicionales en Kuwait, vecino de Irak, de modo preventivo, según un alto funcionario del Pentágono, además de los 750 enviados esta semana.

Con información de EFE y AFP

Publicidad
Publicidad