Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las protestas resurgen en Chile con el Festival de Viña del Mar

Analistas prevén que las manifestaciones en el evento musical son solo el inicio de nuevos enfrentamientos en el país sudamericano tras el verano austral.
mar 25 febrero 2020 05:05 AM

El Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, el más importante de América Latina, se estrenó este domingo en medio de violentas protestas.

Unas 20,000 personas repletaron la Quinta Vergara, el escenario que alberga desde hace 61 años el festival de Viña y que este año se desarrolla bajo el contexto de la rebelión social que afecta Chile desde octubre y que ha dejado 31 muertos en protestas callejeras, saqueos e incendios de comercios.

Publicidad

Las protestas incluyeron barricadas humeantes, ocho autos incendiados y el hall del emblemático Hotel O’Higgins, donde se hospedaban varios invitados del festival, completamente destrozado, de acuerdo con la agencia EFE.

Recomendamos: La economía de Chile resiente las protestas sociales

"Aquí justo, donde ves esos conos, quemaron un auto. Yo no sé qué va a pasar esta noche ni los cinco días que quedan de festival", dijo a la agencia española, el portero de un edificio de viviendas en Plaza Vergara, una arbolada plaza del centro de la ciudad que luce semáforos y postes de electricidad caídos.

La protesta llevaba días anunciándose en las redes sociales bajo el lema "Calles con sangre, Viña sin festival" y voces de distintas espectros políticos y sociales habían pedido al gobierno cancelar el certamen para evitar situaciones de violencia.

El gobierno, sin embargo, decidió organizar un amplio dispositivo de seguridad y seguir adelante con el certamen en un aparente intento de mostrar cierta normalidad, luego de haberse visto obligado a cancelar el año pasado por el estallido social importantes citas como el Foro APEC, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático o la Copa Libertadores.

Lee: Este es el camino que Chile tiene que recorrer para tener una nueva Constitución

El Festival de Viña ha sido durante años el escaparate de la prosperidad y la estabilidad chilenas, pero el domingo reveló la imagen de un país que está lejos de solucionar la grave crisis social en la que está sumido desde octubre de 2019, con una treintena de muertos y miles de heridos, además de acusaciones contra las fuerzas de seguridad por violaciones a los derechos humanos.

Publicidad

La noche inaugural comenzó con al menos 20 minutos de retraso por protestas convocadas en redes sociales para manifestarse en contra del festival.

Los animadores del show, María Luisa Godoy y Martín Cárcamo lanzaron un mensaje de unidad en el que conminaron a demandar un Chile más justo y digno, pero en unidad.

Lee: La ONU denuncia que el gobierno de Chile comete violaciones de derechos humanos

El número de apertura estuvo a cargo del famoso cantante boricua Ricky Martín quien tras dos horas de show pidió a los chilenos que no se queden callados y que con "amor y paz" exijan lo que merecen.

"Que (los chilenos) se expresen, que exijan lo básico, los derechos humanos, es básico, no pedimos nada. Yo estoy contigo Chile, nunca callados, siempre con amor y con paz", afirmó el cantante de 48 años.

Horas antes, en conferencia de prensa, Martin calificó las protestas de "importantes" para "dejarle saber a los líderes de nuestros países qué es lo que necesitamos, siempre que lo hagamos de manera ordenada" y manifestó su esperanza porque Chile "sirva como efecto dominó para todas las partes del mundo, donde hace falta que se nos escuche".

Recomendamos: Roberto Campos, el caso emblema de las detenciones arbitrarias en Chile

Martin fue uno de los principales impulsores de las protestas que provocaron la renuncia del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rossello, en julio de 2019.

Publicidad

Antes del inicio del show, el público desde la galería lanzó cantos y lemas en contra del presidente Sebastián Piñera, cuyo respaldo popular ha caído a un promedio del 10% durante la crisis social, según encuestas.

El lunes, Piñera denunció la "demasiada violencia" en el país tras los enfrentamientos ocurridos en Viña del Mar, y que se cree podría anticipar una radicalización de las protestas a partir de marzo, cuando ya hay convocadas varias manifestaciones.

Este tour fue inventado para conocer el arte de protesta callejero en Chile

Al menos ocho vehículos fueron quemados y 23 policías quedaron heridos, en medio de violentos enfrentamientos en contra de la realización del festival de Viña del Mar

"Chile ya ha tenido demasiada violencia. Llegó el tiempo de un gran acuerdo por la democracia, contra la violencia y por la paz", dijo Piñera tras concluir este lunes una reunión con su gabinete después de regresar de vacaciones.

"Necesitamos asegurar el orden público y vivir en paz para tener un plebiscito que sea democrático, limpio y transparente", agregó el mandatario.

Más allá de Viña del Mar

Las protestas en la ciudad costera solo son el ejemplo del resurgir de las protestas ciudadanas en Chile.

Desde el viernes, en la emblemática Plaza Italia de Santiago, bastión capitalino de las manifestaciones, se reavivaron los choques con la policía. Al mismo tiempo crece la incertidumbre sobre si el ambiente empeorará en marzo, cuando los chilenos retornen definitivamente de sus vacaciones del verano austral.

Autoridades y algunos particulares eliminaron buena parte de los graffitis y rayados en paredes del centro de la capital, pero las consignas volvían a aparecer poco después en los muros a la vez que los llamados a protestas aumentan en redes sociales.

"El riesgo de que las manifestaciones ganen fuerza en marzo es significativo (...). El descontento público sigue siendo considerable a pesar de los anuncios del gobierno de un mayor gasto público y el proceso para reescribir la Constitución, mientras que la desconfianza hacia la clase política es generalizada", dijo Eurasia Group en un informe.

Para marzo está convocada una huelga feminista de dos días y se esperan protestas el día 11 cuando Piñera celebra dos años en el poder, entre otras.

El estallido social que se desató en octubre por un alza en el precio del transporte y que derivó en reclamos de mejoras en pensiones, educación y salud, ha dejado al menos 31 muertos, miles de detenidos y cuantiosos daños materiales.

Analistas señalan que la incertidumbre se mantendría de cara al 26 de abril, cuando se realizará un referendo para determinar si se avanza en la redacción de una nueva Constitución, para reemplazar a la actual que fue originada durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Las protestas han golpeado a la economía del mayor productor mundial de cobre mientras algunas empresas han decidido postergar sus inversiones para evaluar el desarrollo de los acontecimientos en próximos meses.

Con información de EFE, AFP y Reuters

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad