Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Alemania pone bajo escrutinio los mataderos tras los rebrotes de COVID-19

El país gobernado por Angela Merkel, cuya estrategia contra el coronavirus fue alabada por la OMS, se plantea cambios drásticos en el sector alimentación.
lun 29 junio 2020 05:04 AM
La nueva normalidad de Alemania
Los nuevos brotes serían parte de "la nueva normalidad que vamos a tener al menos en los próximos nueve meses", de acuerdo con el instituto Robert Koch.

BERlÍN- Alemania era el alumno aventajado y ahora se ve obligado a cerrar parte del país de nuevo. Alabado por la Organización Mundial de la Salud, después de un primer momento de indecisión en marzo, durante el cual el coronavirus pudo expandirse por todo el país, la política de cierre parcial y test masivos llevó a un control efectivo del número de infectados, que continúa bajando.

Sin embargo, en los últimos días se han dado varios casos de brotes masivos que han hecho encender todas las alarmas ya que, según el virólogo de cabecera de la canciller Angela Merkel y jefe de infectología del hospital universitario Charité, Chrisitan Drosten, “de no encenderse todas las alarmas dentro de un mes podríamos tener un grave problema”, aseguró en su podcast.

Es por ello que dos provincias alemanas en las que viven más de 600,000 personas han tenido que aplicar nuevamente las medidas de prevención del pasado marzo: cerrar escuelas, centros de ocio y deporte, así como permitir la salida de familias solo para acudir a los servicios básicos de médico, farmacias, compras y para ir al trabajo.

La región de Renania no es la única afectada por brotes del virus. También en Sajonia en otro matadero de pavos se han registrado decenas de casos y en la capital Berlín ya son ocho los bloques de piso bajo cuarentena en dos barrios.

El miedo a una segunda ola es compartido por expertos y políticos, aunque las expectativas varían sobremanera. El Ministro-Presidente de Baviera, de la Unión Social Cristiana (CSU), Markus Söder dijo estar “muy seguro de que habrá una segunda ola” en una conferencia ante los medios el miércoles.

No obstante el Instituto Robert Koch, la organización que se encarga de la coordinación de los esfuerzos para acabar con la pandemia en el país, ha expresado “optimismo” en palabras de su jefe Lothar Wieler esta misma semana a pesar de los rebrotes ya que, según éste, se trata de infecciones delimitadas y que se pueden controlar.

“Ya conocemos bastante de cómo funciona el virus”, aseguró. Los nuevos brotes serían parte de “la nueva normalidad que vamos a tener al menos en los próximos nueve meses”

Publicidad

¿Por qué los brotes en los mataderos?

En el gigantesco matadero de la empresa Tönnies, empresa que abastece alrededor del 20% de las necesidades cárnicas del país, en el pueblo renano de Gütersloh, se registraron infecciones en al menos 1,300 trabajadores.

Alemania autoriza reanudar Bundesliga a partir de mediados de mayo

Numerosas informaciones en la prensa, como de la cadena DW, destacaron las pésimas condiciones laborales de buena parte de los empleados, extranjeros subcontratados -provenientes de Eruopa del Este- que en muchos casos vivirían en alojamientos sin posibilidad de mantener una distancia segura.

Dichas condiciones no serían, por otro lado, exclusivas de esta empresa, sino un problema estructural del sector. Es posible que la empresa se atuviera a la ley vigente, lo cual determinará la justicia, después de que se abriera una investigación de la fiscalía.

La Ministra de Agricultura de Merkel, Julia Klöckner, pidió el viernes 25 de junio una reorganización de la industria cárnica en la llamada “cumbre de la carne”, en la que participaron representantes de toda la cadena de producción del país.

La solución propuesta va en la dirección de aumentar el precio del kilo de carne y de crear mecanismos para controlar que la prohibición de vender carne por debajo de los costos de producción se cumpla. Se baraja una prohibición de las subcontrataciones en el sector alimenticio.

Publicidad

La Ministra habló de “un cambio de sistema”, aunque a la oposición las palabras le suenan poco concreto.

Éste parece no ser el único problema al que se enfrentan los mataderos y otras instalaciones de elaboración de alimentos en relación al coronavirus.
Hay un factor “que hasta ahora no habíamos tenido en cuenta”, según el experto encargado para la higiene Martin Exner de la Clínica Universitaria de Bonn contratado por el ayuntamiento de Güterstloh.

Al parecer, el sistema de ventilación de los mataderos y fábricas de alimentos podría ser también el responsable de la rápida propagación del virus, ya que éste hace que durante el día las áreas donde se lleva a cabo el trabajo se mantengan a una temperatura muy baja y el aire no se renueva, sino que solamente se refrigera.

Esta explicación podría ser la clave de otro brote en una empresa de producción de carne de Döner, también en el estado de Renania, en la que ya han dado como positivo en un test por coronavirus más de 80 trabajadores.

Según la prensa, en dicha fábrica trabaja un número ínfimo de trabajadores extranjeros y los estándares de higiene habían sido calificados como “excelentes”. Además la mayor parte de los infectados son asintomáticos y fueron descubiertos solamente porque se llevaron a cabo tests como medida de prevención.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad