Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Argentina llega a un acuerdo de reestructuración de la deuda con sus acreedores

Después de meses de negociaciones, el gobierno argentino anuncio que ajustará algunas fechas de pago y cláusulas legales para mejorar lo que se había anunciado como la oferta "final".
mar 04 agosto 2020 12:32 PM
Un nuevo horizonte
"Ahora tenemos despejado el horizonte a donde queremos llegar", dijo el presidente argentino Alberto Fernández.

Argentina anunció este martes un acuerdo in extremis con sus acreedores para reestructurar deuda por unos 66,000 millones de dólares, que aleja al país de las consecuencias de un default.

El Ministerio de Economía expresó en un comunicado que ajustaría algunas fechas de pago y cláusulas legales para mejorar lo que se había anunciado como la oferta "final", realizada a principios de julio, sin modificar el pago general de capital o intereses.

Publicidad

Argentina y sus mayores acreedores "llegaron a un acuerdo en el día de la fecha que les permitirá (...) apoyar la propuesta de reestructuración de deuda de Argentina y otorgarle a la República un alivio de deuda significativo", afirmó el Ministerio de Economía argentino en un comunicado.

"Resolvimos una deuda imposible en la mayor crisis económica que se recuerde y en el medio de la pandemia", se congratuló el presidente de centro-izquierda Alberto Fernández.

"Ahora tenemos despejado el horizonte a donde queremos llegar", añadió el mandatario en una entrevista en la que estimó que el acuerdo permitirá al país "ahorrarse 33,000 millones de dólares de la deuda asumida en los próximos 10 años".

Por su parte, los acreedores de Argentina dijeron estar complacidos por alcanzar un principio de acuerdo, de acuerdo con un comunicado.

"El acuerdo es un buen resultado para todos los participantes y ofrece una propuesta que todos los acreedores deberían apoyar", dijeron los grupos en un comunicado conjunto.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, felicitó al gobierno argentino y a sus acreedores por haber alcanzado un principio de acuerdo para la reestructuración de la deuda soberana.

El acuerdo es "un paso muy significativo. Esperamos una conclusión exitosa por el interés de todos", dijo Georgieva en su cuenta de Twitter.

Publicidad

Entre los acreedores que aceptaron el acuerdo se destacaban el Grupo Ad Hoc, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de tenedores de bonos Exchange, trío que se había asociado para oponerse a una oferta previa del gobierno, lo que provocó un estancamiento en las negociaciones y amenazaba la posibilidad de un eventual acuerdo

Estos grupos representan a más de la mitad de los titulares de estos bonos.

El Ministerio argentino también dijo que extenderá hasta el 24 de agosto el plazo que expiraba este martes para que los acreedores acepten formalmente el nuevo acuerdo.

Argentina, uno de los principales productores mundiales de alimentos, cayó en su novena cesación de pagos en mayo y se encamina a una contracción estimada en su económica de alrededor del 12% para 2020 en medio de la pandemia del coronavirus.

La oferta aceptada

Las partes, que hasta el lunes se mostraban firmes en sus posiciones, cedieron en varios puntos. La oferta formal de Argentina presentada ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC), contemplaba el pago de unos 53.5 dólares por cada 100 de deuda, mientras que los acreedores exigían unos 56.5 dólares por cada 100.

"Es algo que los principales grupos de bonistas pueden aceptar", dijo Graham Stock, estratega de mercados emergentes en BlueBay Asset Management, quien consideró al igual que otros que el valor presente neto de la oferta fue de 54.8 centavos por dólar.

Publicidad

"La situación económica en Argentina es muy desafiante y el foco clave para nosotros era asegurarse de que hubiera suficiente flujo de caja para el gobierno en el corto plazo para ayudar al gobierno a lidiar con el coronavirus", añadió.

La mejora se consiguió "adelantando los pagos y sin ceder en el beneficio económico", destacó a la AFP el analista Sebastián Maril.

"El tema económico está solucionado, falta ver los aspectos legales en detalle", añadió.

El riesgo país, medido por el banco JP.Morgan, caía 120 unidades, mientras que el peso cotizado informalmente en la plaza cambiaria de Argentina subía un 6.25% a 128 unidades para la venta y la bolsa local trepaba más de un 6%.

Para la consultora Capital Ecomomics, el acuerdo ayudará a promover la "inversión, negocios y confianza de los consumidores en Argentina en el corto plazo".

Pero persiste la duda "de que sea suficiente para asegurar la sostenibilidad de la deuda pública argentina en el mediano y largo plazo", advirtió.

Como parte del acuerdo, el gobierno manifestó que ajustaría algunas fechas de pago de los nuevos bonos establecidos en la oferta enviada a los tenedores de bonos el 6 de julio. Esto no incrementaría el monto establecido de pagos de capital o intereses, pero mejoraría la propuesta para los acreedores.

Una cuestión clave durante las conversaciones para la renegociación fueron las llamadas cláusulas de acción colectiva (CAC), que determinan cómo se pueden realizar futuros cambios a los acuerdos de bonos.

Algunos tenedores de bonos, temiendo que Argentina intentara utilizar las CAC para adoptar la estrategia "Pac-Man" de intentar incorporarlos uno a la vez, habían establecido contactos informales con organismos globales, incluido el FMI, para tener su respaldo para poder modificar las cláusulas legales.

Para abordar las propuestas de los acreedores sobre el marco contractual, el gobierno dijo que ajustaría ciertos aspectos de las CAC en la nueva documentación de bonos.

Las fechas de pago de los nuevos bonos serán el 9 de enero y el 9 de julio, en lugar del 4 de marzo y el 4 de septiembre, según el nuevo acuerdo. La amortización de los nuevos bonos comenzará en enero de 2025 y los mismos vencerán en julio de 2029.

El presidente argentino, Alberto Fernández, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, habían insistido en que el país no podía superar la oferta hecha a principios de julio tras meses de conversaciones.

Tras cerrar en 2018 un acuerdo con el FMI por una línea de crédito por 57,000 millones de dólares bajo otra gestión presidencial, el país ha expresado recientemente que buscará un nuevo programa con la entidad luego del acuerdo con sus acreedores privados.

Con información de Reuters y AFP

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad