Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El voto por correo se convierte en la gran polémica ante las elecciones en EU

El presidente Donald Trump ha afirmado varias veces que este sistema hará de los comicios "los más fraudulentos de la historia", aunque se ha convertido en una opción segura por la pandemia.
mié 19 agosto 2020 05:04 AM
Acusaciones sin fundamento
"Terminará siendo una elección amañada o nunca habrá un resultado", dijo Trump este martes a periodistas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya ha encontrado un tema favorito para enfrentarse a sus rivales demócratas. Desde hace semanas ha asegurado, sin presentar una sola prueba, que el voto por correo masivo provocará un fraude en las elecciones del 3 de noviembre, cuando se enfrente Joe Biden, quien actualmente tiene una ventaja importante en las encuestas.

Trump lanzó su última acusación apenas el martes, cuando aseguró que el voto por correo causará que las elecciones sean repetidas. "Terminará siendo una elección amañada o nunca habrá un resultado", dijo a periodistas. "Tendrán que hacerlo de nuevo y nadie quiere eso".

Publicidad

Ya hace dos semanas habló de la posibilidad de mover la fecha de las elecciones —algo para lo que no goza de facultades— con el fin de lograr que más gente pueda votar de manera presencial.

Estados Unidos ha sido el país más afectado por la pandemia de COVID-19, con casi 5.5 millones de casos detectados y más de 170,000 muertos. Para evitar una posible exposición al coronavirus en los lugares de votación, muchos estados enviarán papeletas por correo a los ciudadanos para que éstos las manden con su voto a los centros electorales.

Ese voto epistolar ya era posible en varios estados, y en las presidenciales de 2016 casi un cuarto de los sufragios (33 millones) fueron emitidos por correspondencia.

Los expertos señalan que las posibilidades de llevar a cabo un fraude electoral con este sistema son casi inexistentes.

"Tenemos al presidente equivocado" así abrió Michelle Obama la junta demócrata

Salvo algunos incidentes aislados, ningún estudio serio registró grandes fraudes vinculados al voto por correo. Y en una reunión en la Casa Blanca, los servicios de inteligencia descartaron el riesgo de hojas falsas impresas fuera de Estados Unidos, según la CNN.

Sin embargo, el desafío de volver el voto por correo una posibilidad para millones de estadounidense implicará retos importantes para el Servicio Postal de Estados Unidos.

En esta ocasión "deberíamos tener entre 50 y 70 millones de votos por correo", estima Nathaniel Persily, profesor de derecho de la Universidad de Stanford en California.

Publicidad

"Esta es la mayor transformación del sistema electoral en la historia y se hace en cuatro meses. Es algo sin precedentes e implica serios desafíos", explicó a la agencia AFP.

"Este método es seguro e incluye medidas de verificación de la autenticidad de los votos", dijo el 4 de agosto en el Congreso Amber McReynolds, que dirige la organización National Vote at Home Institute.

Arrebatarle legitimidad al proceso

Trump, que incluso ya ha votado por correo, "tal vez intenta sembrar la duda sobre la legitimidad de las elecciones para sacar ventajas políticas", senaló a la agencia AFP Rick Hasen, experto en cuestiones electorales de la Universidad Irvine.

El voto por correo es más utilizado por electores urbanos, demográficamente próximos a los demócratas. En tiempos de pandemia, eso podría incrementar la participación de las personas mayores, que parecen preferir al candidato demócrata Joe Biden.

Para Rick Hasen, Trump, que está rezagado en los sondeos, "tal vez esté buscando una excusa por si pierde las elecciones".

Los ataques de Trump, más allá de sus motivaciones, podrían tener cierto eco si la elección se vuelve caótica. "La mayoría de los estados no están preparados", considera Nathaniel Persily.

"Les falta material y equipos y los servicios postales están en tensión" lo cual podría impedir que los votos lleguen a tiempo a los hogares pero también a los centros de recuento, según él.

Publicidad

Los electores deberán armarse de "paciencia" porque hay riesgo de que los resultados definitivos se demoren, añade.

"Las profundas divisiones políticas y los bloqueos, tanto en el Congreso como a nivel local, hacen que los estados estén realmente en dificultades", estima Edward Foley, profesor de derecho de la Universidad de Ohio.

A su juicio, habría que temer lo peor en estados clave como Wisconsin, Pensilvania o Michigan, que están poco habituados al voto por correo y donde los resultados podrían ser muy ajustados y derivar en pleitos judiciales y recuentos controvertidos.

¿Complot en la oficina postal?

El servicio postal de Estados Unidos envió cartas a la mayoría de los estados del país para advertir que millones de votos enviados por correo para la elección presidencial de noviembre pueden no llegar a tiempo para ser contabilizados, reportaron medios estadounidenses el 15 de agosto.

Las cartas, fechadas el 29 de julio y enviadas a responsables electorales de 46 estados y de la capital, Washington, explican que aunque los electores cumplan con los plazos establecidos en sus jurisdicciones, el servicio postal (USPS) no podrá garantizar que sus votos sean entregados a tiempo, según dijo el diario The Washington Post.

Trump se ha negado a darle más dinero a la agencia con problemas de liquidez, incluso cuando cambios internos han causado retrasos generalizados en la entrega de cartas y paquetes.

"Necesitan ese dinero para que la oficina de correos funcione, de modo que se puedan llevar todos estos millones y millones de boletas electorales", dijo el jueves a Fox News Trump, que afirma que la votación por correo es propensa al fraude. Y agregó, "pero si no lo obtienen... eso significa no se puede tener una votación universal por correo".

Los demócratas y otros críticos acusan a Trump de intentar poner trabas al Servicio Postal para suprimir el voto por correo. Nancy Pelosi, la jefa de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, exigió que el director general de Correos, Louis DeJoy, un donante de Trump recientemente nombrado , comparezca el 24 de agosto en una "audiencia urgente" ante una comisión de la Cámara Baja.

Ante la presión, el servicio postal de Estados Unidos anunció este martes que aplazará hasta después de las elecciones presidenciales de noviembre una serie de reformas señaladas de demorar las entregas y poner en riesgo el voto por correo.

Hay algunas iniciativas operacionales de larga data, esfuerzos que preceden mi llegada al Servicio Postal, que han sido vistas como áreas de preocupación en momentos en que la nación se prepara para tener una elección en medio de una devastadora pandemia", dijo este martes el director general del USPS, Louis DeJoy, en un comunicado.

"Para evitar siquiera la apariencia de algún impacto en el correo electoral, suspendo esas iniciativas hasta que concluya la elección", anunció.

Con información de AFP y Reuters

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad