Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El primer ministro japonés Shinzo Abe dimite al cargo por motivos de salud

La gestión del político ha sido la más prolongada del Japón moderno, pues ha estado al frente del país desde 2012.
vie 28 agosto 2020 07:25 AM
Un problema crónico
Shinzo Abe padece colitis ulcerativa, una enfermedad que ya lo había obligado a dejar el puesto en 2007.

Shinzo Abe anunció este viernes su renuncia como primer ministro de Japón, una decisión que tomó el lunes pasado pero que solo confirmó este viernes para cerrar los últimos flecos de su gestión, la más prolongada en la historia del Japón moderno.

"He decidido dimitir del cargo de primer ministro", dijo Abe, de 65 años, en una rueda de prensa, explicando que estaba sufriendo de nuevo colitis ulcerativa y que estaba otra vez en tratamiento.

Publicidad

Esta enfermedad intestinal inflamatoria crónica, que Abe sufre desde que era un adolescente, ya le forzó a dejar el poder en 2007.

Recomendamos

¿Bajo control?

¿Bajo control?

Desde el inicio de la pandemia, en enero de 2020, Japón ha sido un ejemplo para el mundo de lo que se ha hecho bien para contener la pandemia.
FOTO: AFP/Philip Fong
Números bajos

Números bajos

Japón ha registrado poco más de 26,300 casos, de los cuales menos de 1,000 han muerto desde que el COVID-19 fue identificada en el país por primera vez, a mediados de enero.
FOTO: AFP/Charly Triballeau
Afecta a los mayores

Afecta a los mayores

Sin embargo, los contagios han crecido en los último días. Los nuevos casos afectan no sólo a los adultos jóvenes, sino también a los grupos de mayor edad, dicen autoridades de Tokio.
FOTO: AFP/Charly Triballeau
Estado de emergencia

Estado de emergencia

En la últimas semanas, ciudades como Tokio y Osaka han registrado números de nuevos contagios sin precedentes.
FOTO: AFP/Philip Fong
Un rápido crecimiento

Un rápido crecimiento

Los expertos advierten que las infecciones por COVID-19 parecen extenderse rápida y ampliamente.
FOTO: AFP/Philip Fong
Nuevos focos

Nuevos focos

Los nuevos contagios por el coronavirus ocurren en restaurantes y teatros, y no sólo en los barrios de vida nocturna como fue el caso en las últimas semanas.
FOTO: AFP/Philip Fong
Récord de casos

Récord de casos

Tokio registró un récord absoluto de 293 nuevos casos diarios la semana pasada, y la cifra de 200 casos se ha superado regularmente en los últimos días.
FOTO: AFP/Philip Fong
Sin estímulos.

Sin estímulos.

Ante el resurgimiento de las infecciones en Tokio, el gobierno japonés ha excluido recientemente a la región de la capital de un programa de ayudas destinado a estimular el turismo interior en Japón este verano.
FOTO: AFP/Charly Triballeau

"Si se está enfermo y no se está en buena forma física, no se deben tomar decisiones políticas importantes ni dejar de producir resultados", afirmó el primer ministro en una rueda de prensa en la sede de la Jefatura de gobierno.

Abe se presentó ante los periodistas sin señales de deterioro de salud, con apariencia de que se sentía aliviado por la decisión, que, al parecer, venía rumiando desde hace un mes, cuando los médicos detectaron signos del mal.

Según relató este viernes, en junio pasado tuvo un chequeo regular y se encontraron señales de que estaba regresando la colitis ulcerosa crónica, y a partir de entonces comenzó a ser tratado con un nuevo medicamento.

"Voy a continuar cumpliendo mis funciones hasta que un nuevo primer ministro sea nombrado", añadió Abe.

El nuevo jefe de gobierno será probablemente el vencedor de las elecciones por la presidencia del Partido Liberal-Demócrata (PLD), dirigido actualmente por Abe. Hasta el momento, no hay un sucesor claro.

El dirigente no quiso referirse al tema de su posible sucesor en la rueda de prensa y afirmó que "todos los nombres que circulan hacen referencia a personas muy capacitadas".

El portavoz del gobierno, Yoshihide Suga, y el ministro de Finanzas, Taro Aso, suenan con fuerza como posibles sucesores.

Publicidad

Sin ocultar su emoción, Abe dijo estar "profundamente triste" de dejar su puesto un año antes de la fecha prevista y en plena crisis del coronavirus.

En una primera reacción internacional al anuncio, Rusia destacó "la contribución inestimable" de Abe en las relaciones entre los dos países.

Una sorpresa

Estos últimos días, circulaban con fuerza los rumores de su dimisión, después de dos visitas inesperadas al hospital en estas dos últimas semanas.

Japón conmemora los 75 años de la primera bomba atómica en Hiroshima

El portavoz Suga había tratado de contrarrestar las especulaciones sobre su eventual renuncia.

Este mismo viernes reiteró que esperaba que el primer ministro anunciara su intención de "trabajar duro" y dijo que no había visto ninguna señal de deterioro de la salud de Abe durante las reuniones "diarias" con él.

"Desde el mes pasado mi salud se ha deteriorado, y he perdido mucha fuerza (...). El nuevo fármaco que me están administrando exige un monitoreo continuo", relató Abe.

Teniendo en cuenta que no puede "producir los resultados" deseados en su gestiones gubernamentales, optó decidido presentar su renuncia porque, según dijo hoy, "en política lo más importante es generar resultados".

Pero después de las pruebas que le hicieron el lunes pasado, donde le confirmaron el diagnóstico y le dijeron que el tratamiento nuevo exigía una atención muy estrecha, decidió que era momento de dejar la jefatura de gobierno.

Publicidad

"Durante ocho años he podido manejar bien mi enfermedad, y he sido capaz de dedicarme por entero a mis obligaciones como primer ministro", agregó, pero ahora añadió que había decidido que ese mismo mal le obligaba a abandonar el poder.

Sin embargo, los analistas vaticinaban que Abe permanecería en el cargo hasta el final de su tercer y último mandato como presidente del PLD previsto en septiembre de 2021.

"Está claro" que la salud de Abe "no es buena", declaró a la AFP Mikitaka Masuyama, profesor del Colegio Doctoral en Investigación Política de Tokio.

"Pero creo que permanecerá en el puesto mientras maneja la enfermedad", dijo.

"Es una gran sorpresa", declaró por su parte Shinichi Nishikawa, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Meiji de Tokio.

"Su dimisión ocurre en un momento en que Japón se enfrenta a retos importantes", como la gestión de la pandemia de coronavirus, dijo a la AFP.

"Podría haber una situación política confusa. Su dimisión tendrá un gran impacto" en la política japonesa, pronosticó este experto.

El índice de la Bolsa de Tokio Nikkei perdió 1.4% tras las noticias de la prensa, luego de llegar a caer brevemente 2.6%, y el yen se apreció sensiblemente ante el dólar.

La última visita al hospital, el pasado lunes, coincidió con un récord en su gestión: 2.799 días seguidos como primer ministro, el período consecutivo más largo en la historia reciente del país.

Ya el 20 de noviembre pasado se había convertido en el jefe de Gobierno con más tiempo en el poder, uniendo tanto su actual mandato como el anterior, de 2006 a 2007.

La popularidad de Abe ha caído estos últimos meses debido a la pandemia ya que su gobierno fue criticado por haber tardado en reaccionar frente a la crisis.

El archipiélago nipón, relativamente menos afectado por el COVID-19 que otras zonas en el mundo, contabilizó 65,600 contagios y unos 1.600 fallecidos desde el principio de la pandemia.

Con información de AFP y EFE

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad