Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Biden o Trump: EU decide_header desktop Home Expansión
Biden o Trump: EU decide_galería desktop Home Expansión

Kamala Harris y Mike Pence se enfrentan en un debate atípico en Estados Unidos

Los candidatos demócrata y republicano a la vicepresidencia protagonizaran un frente a frente marcado por el positivo en COVID-19 del presidente Donald Trump.
mié 07 octubre 2020 05:05 AM
Debate distinto
El vicepresidente Mike Pence y la senadora Kamala HArris estarán separados por una barrera de plátstico para prevenir el contagio de COVID-19.

El cara a cara de los dos candidatos a la vicepresidencia de los Estados Unidos ya iba a ser inédito. No solo porque por primera vez una mujer negra y de ascendencia india estará en el escenario, sino porque se celebrará en medio de la pandemia de COVID-19.

Pero el diagnóstico del presidente Donald Trump de la enfermedad, podría hacer que el debate del miércoles entre Mike Pence y Kamala Harris sea aun más excepcional, con medidas como barreras separatorias de plexiglás, que ya han suscitado polémica.

Publicidad

La Comisión de Debates Presidenciales, un órgano no partidista encargado de la organización, anunció el lunes por la noche que tanto el vicepresidente republicano como la senadora demócrata por California estaban de acuerdo en estar separados por plexiglás para evitar contagios durante el debate del miércoles en la Universidad de Utah, en Salt Lake City.

Sin embargo, el jefe de Gabinete del vicepresidente, Marc Short, apuntó este martes que su equipo no ve necesaria ninguna barrera en torno a Pence, dado que se aplicarán otras medidas como una separación de 12 pies (unos 3.7 metros).

Esta distancia es mayor a la que hubo hace una semana entre Trump y el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, que estuvieron alejados unos 7 pies (2.1 metros) durante su primer debate, celebrado en Cleveland, Ohio, donde no hubo ninguna barrera física entre ambos.

No es la única precaución que se tomará. Todos los asistentes al debate, incluidos los miembros de los medios de comunicación, deberán hacerse la prueba de COVID-19. La comisión de debates dijo que cualquier persona que no llevara una máscara sería "escoltada".

Los cubrebocas también eran obligatorias en el primer debate presidencial el 29 de septiembre, pero algunas personas, incluidos miembros de la familia de Trump, se las quitaron.

La nueva importancia del debate vicepresidencial

La presión sobre Pence, que a menudo se afana en la profunda sombra de Trump, es enorme. El presidente va por detrás del candidato demócrta por 9.2 puntos, de acuerdo con el promedio de encuestas de RealClearPolitics.

Publicidad

Pence debe mostrar al público que está listo para intervenir como presidente si la situación lo requiere, al mismo tiempo que defiende el manejo de la administración Trump de una crisis de salud de 7 meses que ha matado a más de 210,000 estadounidenses.

Trump pide una prueba antidopaje de Biden ante primer debate

Por su parte, Harris, que se ha mantenido en gran medida fuera del centro de atención en las últimas semanas cuando Biden intensificó los viajes de campaña, debe demostrar a los votantes que ella también podría asumir la presidencia si fuera necesario en algún momento de Biden, de 77 años. tenencia si ganan el 3 de noviembre.

Tradicionalmente, el debate vicepresidencial se considera una ocurrencia tardía en los tres debates presidenciales, visto por menos votantes y visto como casi irrelevante en términos de cambio de opinión pública.

"Este debate es diferente", dijo Christopher Devine, experto en la vicepresidencia de la Universidad de Dayton a la agencia Reuters. "Algunas personas pueden estar preocupadas por Mike Pence y cómo se desempeñará si se le pide. Y hay preguntas sobre la capacidad de Joe Biden para mantenerse saludable".

El debate ha adquirido una dimensión especial no solo por la enfermedad de Trump, sino también por la edad de los candidatos presidenciales. Trump tiene 74 y Biden 77.

El presidente de Estados Unidos puede ceder temporalmente el poder al vicepresidente si se encuentra incapacitado, una posibilidad a la que acudieron dos presidentes y que está contemplada en la 25º enmienda de la Constitución.

Esta enmienda fue adoptada en 1967 y detalla la transferencia de poderes si un presidente muere, renuncia, si es destituido o si está impedido de ejercer sus funciones.

Publicidad

Además, el vicepresidente de Estados Unidos funge como presidente del Senado de la república, aunque solo puede votar en caso de empates, de acuerdo con el primer artículo de la Constitución de los Estados Unidos. Cuando no cumple con estas funciones es el portavoz para la parte política de la Administración y el consejero del presidente.

Preparativos

Pence y Harris pasaron el martes en Utah preparándose. El ex alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg, ayudó a Harris con su preparación, en parte debido a su familiaridad con el historial de Pence cuando era gobernador de Indiana.

"Pete es del Medio Oeste como Pence y tienen muchos de los mismos gestos y estilo, por lo que encaja perfectamente", dijo un funcionario de campaña de Biden. "También conoce bien a Pence y sus políticas".

Harris, de 55 años, volvió a dar negativo para el virus, dijo la campaña el martes. Pence también sigue dando negativo, dijo su médico el martes.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos dijeron que era "seguro" que Pence, de 61 años, participara en el debate porque no era un contacto cercano de nadie enfermo con COVID-19, incluido el presidente.

Frenar el avance demócrata

Pence será el encargado de intentar frenar el impulso Biden-Harris, algo que Trump no pudo hacer en su rebelde debate en Cleveland.

Aspecto alineado, sonrisa discreta, canas cuidadosamente peinadas, el inconfundible estilo de Pence, a sus 61 años, es diametralmente opuesto al estridente y polémico presidente de Estados Unidos.

Nombrado por Trump a principios de año como jefe de la unidad de crisis ante el coronavirus, Pence se hizo cargo del tema con palabras mesuradas, lejos de las imprecisiones y provocaciones del inquilino de la Casa Blanca. Siempre teniendo cuidado de no contradecir directamente a su jefe.

Pence, quien es un comunicador ecuanime y condujo un programa de radio mientras trabajaba en la Cámara de Representantes, puede ser más efectivo en un escenario de debate que Trump, dijo Michael Steel, quien trabajó con el vicepresidente en la Cámara cuando Steel era asistente de el entonces locutor John Boehner.

"El vicepresidente puede presentar un caso más convincente y reflexivo sobre el historial de la administración Trump que casi cualquier otra persona", dijo Steel. "Está en condiciones de tener un debate mucho más fuerte que el presidente".

Pero Steel agregó: "No sé cuánto importa eso".

Un funcionario de campaña de Biden dijo a Reuters que la campaña estaba preparada para que Pence lanzara ataques contra Harris, sugiriendo que está a la izquierda de la corriente principal del Partido Demócrata.

Harris, quien se postuló para la nominación presidencial demócrata, consolidó su reputación como una hábil interrogadora en las audiencias de 2018 para el ahora juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh.

Ella ha criticado la respuesta al coronavirus de la administración, que está encabezada por Pence. El miércoles, probablemente apuntará a renovar esas críticas sin atacar personalmente al Trump en recuperación.

"Es un equilibrio delicado", dijo Devine. "Harris está probablemente mejor preparado que la mayoría, ya que ha estado antes en el escenario nacional".

Con información de AFP, EFE y Reuters

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad