Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Trump niega haber renunciado a luchar contra el coronavirus

El presidente estadounidense, que está de gira en el estado clave de Pensilvania, insistió en que la pandemia está en retroceso, a pesar de un récord de casos diarios.
lun 26 octubre 2020 01:03 PM
De gira
Pensilvania es un estado en que los votantes tienden a oscilar entre cualquiera de los dos grandes partidos y ha sido cortejado con fuerza por ambos candidatos, que han realizado visitas frecuentes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, negó el lunes haberse dado por vencido en la lucha contra la propagación del coronavirus e insistió, a pesar de un nuevo aumento de las infecciones, en que la pandemia está en retroceso.

En una recorrida por Pensilvania, un estado clave para ganar las elecciones del 3 de noviembre, el presidente fue preguntado sobre la acusación de su rival demócrata, Joe Biden, de que está abandonando los intentos de controlar la pandemia.

Publicidad

"No lo estoy", respondió. "Definitivamente estamos pasando la página", dijo a periodistas.

Pensilvania es un estado en que los votantes tienden a oscilar entre cualquiera de los dos grandes partidos y ha sido cortejado con fuerza por ambos candidatos, que han realizado visitas frecuentes. El republicano Trump habló en un mitin en Allentown y tenía previsto participar más tarde en el día en actos en Lititz y Martinsburg.

Asimismo, tiene previstos múltiples viajes a Michigan, nuevamente Pensilvania y Wisconsin esta semana, además de visitas a Nebraska, Arizona y Nevada.

"Creo que vamos a ganar en Pensilvania por más de lo que hicimos la última vez", dijo Trump a los periodistas antes del mitin en Allentown.

Su victoria en Pensilvania en 2016 fue vital para el triunfo final frente a la demócrata Hillary Clinton.

Estados Unidos es el país más enlutado, con más de 224,000 decesos y 8.6 millones de contagios. El sábado registró un nuevo récord de casos diarios por segundo día consecutivo, con cerca de 89,000.

El domingo, el jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, declaró a CNN que el enfoque del gobierno era ahora mitigar la pandemia, no erradicar el virus.

"No vamos a controlar la pandemia. Vamos a controlar el hecho de recibir vacunas, tratamientos y otras mitigaciones", dijo Meadows, comparando el COVID-19 con la gripe estacional a pesar de que éste ha demostrado ser más mortal.

Publicidad

Luego de sus declaraciones, Biden acusó a Trump de rendirse ante la crisis, cuando más de 225,000 estadounidenses han muerto y los contagios se están incrementado rápidamente en el país.

"Fue un reconocimiento sincero de cuál ha sido claramente la estrategia del presidente Trump desde el comienzo de esta crisis: ondear la bandera blanca de la derrota y esperar que, al ignorarla, el virus simplemente desaparezca", dijo Biden en un comunicado.

Kamala Harris, quien se postula a la vicepresidencia junto con el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, en las elecciones del 3 de noviembre, acusó rápidamente a la administración Trump de admitir la derrota.

"Ellos reconocen su fracaso", dijo a periodistas en Michigan en reacción a los comentarios de Meadows.

"Es el mayor fracaso de una administración presidencial en la historia de Estados Unidos", insistió.

Trump respondió el lunes tachando a Biden de "candidato patético". "Ha ondeado la bandera blanca en la vida. No sale de su sótano", replicó.

El presidente y sus seguidores acusan habitualmente a Biden, de 77 años, de tomar la pandemia como excusa para llevar a cabo una campaña mínima con el fin, según ellos, de no debilitarlo.

Trump está siendo criticado desde todos los ángulos por haber tendido desde el principio a restar gravedad a la pandemia del nuevo coronavirus, que a menudo comparó a una gripe estacional. Esta valoración pesa mucho sobre sus posibilidades de reelección.

Publicidad

Él mismo se infectó a principios de octubre y estuvo hospitalizado durante tres días.

Desde entonces se considera "curado" e "inmune" gracias a tratamientos experimentales e insiste nuevamente en que la pandemia eventualmente desaparecerá.

El jefe de personal del vicepresidente Mike Pence, Marc Short, también dio positivo el sábado, junto como al menos otros dos de sus asesores.

Muchos casos ya habían sido reportados en la Casa Blanca en el momento del diagnóstico de Donald Trump.

Pero Pence, que dirige la unidad de crisis del coronavirus, ha decidido mantener sus reuniones de campaña, al igual que Donald Trump que está aumentando el número de mítines, reuniendo a grandes multitudes que respetan muy poco las recomendaciones de distanciamiento social y uso de mascarillas.

Preguntado acerca de la negativa del gobierno a hacer obligatorio el empleo de tapabocas, el jefe de gabinete de la Casa Blanca respondió: "Vivimos en una sociedad libre", y acusó a Joe Biden de querer "confinar todo".

Con información de AFP y Reuters

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad