Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Europa espera a Biden para reconstruir su relación con Estados Unidos

Donald Trump sorprendió a sus aliados en el viejo continente al anunciar que su país abandonaba el Acuerdo de París y el Tratado Nuclear con Irán, por lo que esperan un giro con el demócrata.
jue 19 noviembre 2020 05:04 AM
El regreso de EU
La victoria de Biden significa la vuelta de Estados Unidos a las instituciones internacionales tras cuatro años de un agresivo unilateralismo con Trump.

La relación de Estados Unidos y Europa durante la presidencia de Donald Trump ha sido tensa, por decirlo de manera amable. Y es que la alianza entre la potencia americana y los países de la Unión Europea se debilitó después que el republicano abandonara el Acuerdo de París sobre el clima y el acuerdo nuclear con Irán. Tampoco ayudó la constante presión que Trump puso sobre Europa para aumentar su gasto militar, ni sus acercamientos con Rusia.

La victoria electoral de Joe Biden permitirá a la Unión Europea recuperar a Estados Unidos como un aliado, pero deberá asumir que Washington no volverá a ser el gendarme del mundo ni el gran protector de la OTAN, advierten dirigentes y analistas.

Publicidad

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, abogó por abrir una “nueva agenda transatlántica” que incluya cuestiones como la seguridad, la sostenibilidad, el comercio y la regulación tecnológica.

Biden califica de "embarazoso" que Trump se niegue a admitir su derrota

No será un regreso a la normalidad

Los expertos señalan que el presidente electo de Estados Unidos no puede esperar volver el reloj cuatro años. Para Celia Belin, del grupo de expertos Brookings Institution, "existe el riesgo" de que Biden "vea el mundo como era cuando dejó el cargo y no como es hoy" y sea tentado por un simple "regreso a la normalidad".

"Pero el mundo ha cambiado y Trump ha cambiado las reglas del juego en demasiados temas para que esto sea posible", dijo a la agencia AFP.

El desentendimiento político y militar en varias partes del mundo comenzó con Barack Obama y Joe Biden, cuando era su vicepresidente. Donald Trump lo continuó pero de manera más brutal, creando fuertes tensiones con la Unión Europea. ¿Biden podrá dar marcha atrás?

"Joe Biden no va a cambiar el enfoque de Washington ante los problemas internacionales de la noche a la mañana, porque no puede", dijo Jean-Claude Juncker, expresidente de la Comisión Europea, a la agencia francesa.

Tanja Börzel, profesora del Instituto Otto Suhr de Ciencias Políticas de la Universidad Libre de Berlín, dijo que la agencia EFE que entiendía el "alivio general" en Europa. Porque la victoria de Biden significa la "vuelta de Estados Unidos a las instituciones internacionales" tras cuatro años de "agresivo unilateralismo" en la que han sufrido daños las relaciones con los aliados tradicionales.

Publicidad

No obstante, añade, el giro en Washington no va a suponer una vuelta al "rol tradicional" de Estados Unidos en las últimas décadas. Börzel cree que Biden se acercará a los europeos con "expectativas y exigencias" que, en muchos puntos "no son nuevas”.

En esto incide también Julian Müller-Kaler, experto en relaciones transatlánticas de la Sociedad Alemana de Política Exterior (DGAP), que consideró que el alivio europeo se acabará "pronto" por "lo que se le viene encima a Europa" ahora que el mundo avanza hacia una "nueva bipolaridad".

"Alemania y la UE están justo en medio" en las crecientes tensiones entre las dos grandes potencias, Estados Unidos y China. Es una posición especialmente incómoda, dice Müller-Kaler, porque son los dos principales mercados para los productos europeos. Tener que elegir entre ambos, llegado el caso, sería doloroso, el "peor escenario".

El secretario de Estado francés para Asuntos Europeos, Clément Beaune, también advirtió que el Viejo Continente no debería considerar que si gana Biden la situación será como antes del triunfo de Trump.

Trump sondeó la posibilidad de atacar instalación nuclear en Irán

"Ciertas tendencias de la presidencia de Trump, la presión sobre la Unión Europea por su participación en el esfuerzo de defensa, la firmeza en el comercio y la confrontación con China, creo que persistirán", dijo a periodistas en Washington.

Publicidad

Para el politólogo alemán Markus Kaim, "Estados Unidos se centrará en él mismo". En consecuencia, "los europeos deben aprender a vivir sin el liderazgo global estadounidense", opina Sebastien Maillard, director del Instituto Jacques Delors.

Las cosas pueden ser más fáciles pero "no se debe esperar un cambio radical", afirma el entorno de los presidentes de las instituciones europeas.

"Creer en una vuelta a la fantasía de la edad de oro del vínculo transatlántico es ignorar la evolución de Estados Unidos y del contexto internacional", advierte el eurodiputado francés Arnaud Danjean, especialista en temas de defensa, que vaticina "un despertar difícil" tras una breve euforia.

La UE tendrá que continuar y reforzar su "autonomía estratégica" en el ámbito económico y en materia de seguridad para poder defender sus intereses, insisten diplomáticos y politólogos.

Sin embargo, Mujtaba Rahman, director de la oficina de Europa de la firma de análisis de riesgos Eurasia Group, señala que no todo será negativo.

"Con Biden como presidente, la relación podrá tornarse mucho más predecible y constructiva en temas como comercio, la OTAN, Irán, Oriente Medio y, sobre todo, sobre el cambio climático, si Estados Unidos vuelve a sumarse al Acuerdo de París", comentó a AFP.

Biden ya ha declarado que quiere volver al Acuerdo de París sobre el clima, a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y al acuerdo nuclear con Irán.

"La primera cosa que haré será volver al Acuerdo de París", prometió Biden durante su primer debate contra Trump, que abandonó el pacto global sobre el clima en 2017. "Porque con nosotros afuera, miren lo que está pasando. Todo se está desmoronando".

También dijo que organizaría una cumbre de los principales contaminadores del mundo para "persuadirles" de llegar a compromisos más ambiciosos para reducir las emisiones de carbono.

Sobre Irán, un cauto optimismo

La Comisión Europea (CE) comunicó este martes un "cauto optimismo" sobre la posibilidad de que Estados Unidos vuelva al acuerdo nuclear con Irán, una ve Biden asuma el poder en la Casa Blanca, el 20 de enero.

"Hay un cauto optimismo respecto a las indicaciones del señor Biden de que pretende abordar el tema de Irán de manera completamente diferente a cómo eligió (hacerlo) el señor Trump", dijo el portavoz de relaciones exteriores de la CE, Peter Stano.

Biden ha prometido volver al pacto con Irán —alcanzado en 2015—, siempre y cuando Teherán respete los límites a su desarrollo nuclear establecidos en el acuerdo, que el país persa dejó de cumplir cuando el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró del tratado en 2018.

Según el último informe del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), la República Islámica cuenta con unas reservas de uranio enriquecido de 2,449 kilos, muy por encima del límite máximo de 300 kilos que establece el pacto, del que China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania no se han retirado.

Teherán empezó a incumplirlo tras la decisión de Trump de retirarse del acuerdo y volver a imponer sanciones a Irán y a las empresas que negocien con el país persa.

El miércoles, el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Javan Zarif, dijo que Irán puede volver a aplicar sus compromisos en materia nuclear si el gobierno de Joe Biden levanta las sanciones impuestas durante la administración republicana.

"Estados Unidos puede respetar sus compromisos (...) y nosotros respetaremos los nuestros (...) No es necesario para ello negociar ni poner condiciones", agregó.

"Si Estados Unidos respeta la resolución (2231 del Consejo de Seguridad de la ONU), si las sanciones se levantan y no hay ningún obstáculo para las actividades económicas de Irán, entonces, Irán, tal y como lo ha anunciado, respetará sus compromisos" en materia nuclear, agregó.

La OTAN, otra piedrita en el zapato

Las decisiones unilaterales de Trump y su pésima relación con algunos de los líderes de los países de la OTAN crearon tensiones y divisiones dentro de la alianza militar. Su secretario general, Jen Stoltenberg, gastó mucha energía "para apaciguarlo", dijo un diplomático.

Stoltenberg se congratuló rápidamente de la victoria de Biden, "un firme partidario de la Alianza”.

La OTAN puede esperar una normalización con Biden, pero los analistas creen que Washington se concentrará en sus propios intereses.

"Eso será incómodo para los europeos", cuyos miembros de la OTAN están divididos entre un bando 'proeuropeo' y uno 'atlantista', recalcó Markus Kaim.

"Las ilusiones de autonomía estratégica europea deben llegar a su fin: los europeos no podrán reemplazar el papel crucial de Estados Unidos como proveedor de seguridad", advirtió la ministra de Defensa de Alemania, Annegret Kramp-Karrenbauer (una 'atlantista' declarada), en un artículo de opinión para el sitio web Politico.

"Nunca volveremos a vivir en el mundo de antes, con la protección y la benevolencia sistemática de Estados Unidos", apuntó el secretario de estado francés de Asuntos Europeos, Clement Beaune.

Kaim sugirió un solución intermedia: Biden propondrá "una simple división del trabajo, con más responsabilidades para los europeos en la seguridad y estabilidad de sus vecinos para permitir que Estados Unidos se implique más en Asia".

Con información de AFP y EFE

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad