Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Washington D.C. se blinda antes de la toma de posesión de Joe Biden

El FBI ha recibido información sobre 50 “protestas armadas” previstas entre el 16 y el 20 de enero, mientras la Guardia Nacional anuncia el despliegue de 15,000 efectivos en la capital.
mar 12 enero 2021 04:12 PM
Más efectivos
Los efectivos de la Guardia Naciona contarán con equipo antidisturbios y armas, pero hasta ahora no han sido autorizados a portarlas mientras estén en las calles de Washington.

Los funcionarios nacionales y locales quieren evitar otros disturbios como los del 6 de enero durante la toma de posesión del demócrata Joe Biden. Para ello, están presionando a las autoridades policiales para que blinden Washington, ante la amenazas de nuevas “protestas armadas” de los seguidores del presidente saliente, Donald Trump.

El Pentágono anunció el lunes que autorizó el despliegue de 15,000 efectivos de la Guardia Nacional para los actos de investidura del demócrata Joe Biden el 20 de enero.

Publicidad

Ya hay 6,200 integrantes de la Guardia operativos en Washington y se prevé un total de 10,000 para el próximo fin de semana, mientras que otros 5,000 podrían sumarse el día de la juramentación de Biden, dijo el general Daniel Hokanson, jefe de la Oficina de la Guardia Nacional del Departamento de Defensa.

Todos vendrán equipados con equipo antidisturbios y armas, pero hasta ahora no han sido autorizados a portarlas mientras estén en las calles de la capital estadounidense, explicó.

Por el momento, su misión es apoyar a la policía local en comunicaciones, logística y seguridad, explicó. Autorizar a la Guardia Nacional a desplegarse armada y a realizar arrestos sería un "último recurso" si la situación de seguridad se saliera de control, dijo Hokanson.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, pidió el domingo un enfoque diferente de la seguridad antes del evento del 20 de enero, después de lo que calificó como el "ataque terrorista sin precedentes" de la semana pasada. También pidió a la población que se abstenga de ir a la ciudad.

EN FOTOS: Washington quiere evitar un nuevo asalto al Capitolio

Prevenir nuevos disturbios

Prevenir nuevos disturbios

Los funcionarios nacionales y locales quieren evitar otros disturbios como los del 6 de enero durante la toma de posesión del demócrata Joe Biden.
FOTO: Reuters/Johua Roberts
Amenazas

Amenazas

Para ello, están presionando a las autoridades policiales para que blinden Washington, ante la amenazas de nuevas “protestas armadas” de los seguidores del presidente saliente, Donald Trump.
FOTO: Reuters/Joshua Roberts
Más efectivos

Más efectivos

El Pentágono ya autorizó el despliegue de 15,000 efectivos de la Guardia Nacional para los actos de investidura del demócrata Joe Biden el 20 de enero.
FOTO: Reuters/Joshua Roberts
En partes

En partes

Ya hay 6,200 integrantes de la Guardia operativos en Washington y se prevé un total de 10,000 para el próximo fin de semana, mientras que otros 5,000 podrían sumarse el día de la juramentación de Biden.
FOTO: AFP/Saul Loeb
Objetivo

Objetivo

Su misión es apoyar a la policía local en comunicaciones, logística y seguridad.
FOTO: Roberts/Joshua Roberts
Críticas

Críticas

El Pentágono y la Guardia Nacional —fuerza de reserva— fueron criticados por una respuesta lenta el miércoles 6 de enero, cuando la sede del Congreso de Estados Unidos, el Capitolio, fue invadido por miles de seguidores de Trump que desbordaron a un cuerpo de seguridad del recinto.
FOTO: AFP/Stefani Reynolds
"No vengan"

"No vengan"

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, pidió a la población en general que se abstenga de ir a la ciudad para la toma de posesión de Joe Biden.
FOTO: AFP/Saul Loeb
Un enfoque diferente

Un enfoque diferente

Bowser pidió el domingo un enfoque diferente de la seguridad antes del evento del 20 de enero, después de lo que calificó como un "ataque terrorista sin precedentes".
FOTO: AFP/Stefani Reynolds
Saldo

Saldo

El asalto al Capitolio, que buscaba impedir la certificación de la victoria de Biden en las elecciones de noviembre, obligó a los legisladores a esconderse y dejó cinco muertos.
FOTO: Reuters/Joshua Rioberts
Defensa

Defensa

Grupos de extrema derecha han elogiado el asedio en chats encriptados y han defendido a los participantes como patriotas en las redes sociales.
FOTO: Reuters/Joshua Roberts
Congreso

Congreso

Ha habido llamados por internet para que haya más protestas antes de la roma de posesión, incluida la llamada Marcha del Millón de Milicias el 20 de enero, y las autoridades federales prometieron una persecución agresiva de los alborotadores.
FOTO: AFP/Saul Loeb
Enmienda 25

Enmienda 25

Ha habido llamados por internet para que haya más protestas antes de la roma de posesión, incluida la llamada Marcha del Millón de Milicias el 20 de enero, y las autoridades federales prometieron una persecución agresiva de los alborotadores.
FOTO: AFP/Stefani Reynolds

"Pedimos a los estadounidenses que NO VENGAN a Washington DC para la 59ª toma de posesión presidencial el 20 de enero y que, en cambio, participen virtualmente", expresó.

El Pentágono y la Guardia Nacional —fuerza de reserva— fueron criticados por una respuesta lenta el miércoles 6 de enero, cuando la sede del Congreso de Estados Unidos, el Capitolio, fue invadido por miles de seguidores de Trump que desbordaron a un cuerpo de seguridad del recinto sin personal suficiente ni preparación adecuada.

Publicidad

El jefe de la Policía del Capitolio, Steven Sund, obligado a dimitir por el fiasco de seguridad, aseguró este lunes que pidió que el destacamento de la Guardia Nacional del Distrito de Columbia se pusiera en alerta ante la llegada de trumpistas el 6 de enero, pero que esa petición le fue negada por el Pentágono y los responsables de la seguridad del Senado y la Cámara de Representantes.

En plena emergencia, por la toma del Capitolio, que obligó al vicepresidente, Mike Pence, y a los legisladores a refugiarse en las tripas del laberíntico Capitolio o en oficinas tras barricadas de muebles, fue la policía local de Washington y agencias federales como el FBI las que acudieron al rescate.

Según Sund, el Pentágono rechazó a las 2 de la tarde, justo cuando comenzó a caer el perímetro de seguridad del Capitolio, una petición para desplegar a la Guardia Nacional, pese a que Trump aseguró el jueves que él requirió la presencia inmediata de esta fuerza militar.

De acuerdo con funcionarios del Pentágono, la Guardia Nacional fue convocada tarde y sin disponer en lo inmediato de un equipo antidisturbios. ”No anticiparon ese nivel de violencia", sostuvo Hokanson.

Varios medios estadounidenses aseguran que fue el vicepresidente Pence el que solicitó la intervención de la Guardia Nacional, que en el caso de la capital federal debe ser aprobada por la Casa Blanca.

Publicidad

Amenazas de más protestas

El asalto al Capitolio, que buscaba impedir la certificación de la victoria de Biden en las elecciones de noviembre, obligó a los legisladores a esconderse y dejó cinco muertos. Decenas de personas han sido acusadas por la violencia y se esperan cientos de casos más. Además, al menos tres congresistas han sido diagnosticados con COVID-19 desde el ataque.

Grupos de extrema derecha han elogiado el asedio en chats encriptados y han defendido a los participantes como patriotas en las redes sociales.

Los demócratas impulsan un segundo intento para destituir a Donald Trump

Ha habido llamados por internet para que haya más protestas antes de la roma de posesión, incluida la llamada Marcha del Millón de Milicias el 20 de enero, y las autoridades federales prometieron una persecución agresiva de los alborotadores.

El Buró Federal de Investigación (FBI) informó el lunes que ha recibido información sobre “protestas armadas” previstas en todos los 50 estados del país entre el 16 y el 20 de enero, el día de la toma de posesión del demócrata Joe Biden.

"El FBI tiene información de un grupo armado identificado que tiene la intención de viajar a Washington el 16 de enero. Han avisado que si el Congreso intenta sacar al presidente (Trump) por medio de la Enmienda 25 habrá un gran levantamiento", explica la circular.

Después del asalto al Capitolio del pasado miércoles, que se saldó con cuatro manifestantes muertos, entre ellos una mujer fallecida de un tiro en el cuello, y que está detrás de la muerte de dos agentes de la Policía del Capitolio, se espera que otros grupos intenten asediar de nuevo la sede del Legislativo entre el 17 y el 20 de enero.

Los legisladores demócratas están presionando al vicepresidente, Mike Pence, para que invoque la enmienda 25 para inhabilitar a Trump con apoyo del gabinete del Ejecutivo o someterán al mandatario a partir del miércoles a un juicio político por "incitación a la violencia contra el gobierno”.

El FBI tiene informaciones sobre planes de algunos grupos ultraconservadores que han pedido asaltar sedes de gobiernos estatales, locales, judiciales y otros centros administrativos para mostrar su oposición al nombramiento de Biden, que consideran un robo electoral, como falsamente ha clamado Trump desde antes del 3 de noviembre.

En este contexto, Donald Trump defendió este martes como “totalmente apropiado” el discurso para que sus seguidores marchasen hacia el Capitolio, que desembocó en un asalto al Congreso, a la vez que rechazó la violencia en medio de un ambiente de tensión política no visto en Estados Unidos en décadas.

"Si lees el discurso (...) la gente pensó que lo que dije fue totalmente apropiado", afirmó hoy el mandatario a los periodistas en la Casa Blanca poco antes de salir de viaje hacia Texas, para visitar las labores de construcción del muro fronterizo.

"No queremos violencia", agregó.

Trump calificó la apertura del segundo juicio político en su contra como algo "absolutamente ridículo" y "una continuación de la mayor caza de brujas de la historia de la política".

Asimismo, advirtió que esta iniciativa de los demócratas está generando "un tremendo enfado".

En el violento asalto al Congreso se vio abundante simbología de extrema derecha y del supremacismo blanco, y los congresistas tuvieron que ser evacuados de emergencia hacia un lugar seguro en los sótanos del Legislativo estadounidense.

Este fin de semana las autoridades de Estados Unidos. comenzaron las detenciones debido al asalto bajo cargos federales de los participantes, entre los que se encuentran ex miembros de las fuerzas armadas, representantes de la teoría conspirativa QAnon y un legislador estatal.

Con información de AFP, EFE y Reuters

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad