Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La frontera México-EU está "cerrada" a la inmigración irregular, dice Blinken

El secretario de Estado de Estados Unidos realiza una visita virtual a México y a Canadá, en la que pidió a los centroamericanos no intentar llegar a su país sin tener sus documentos en regla.
vie 26 febrero 2021 02:23 PM
Relación México-Estados Unidos
El secretario de Estado de estados Unidos dijo que la frontera México-Estados Unidos representa mucho de su relación bilateral, como el comercio exterior, las relaciones de negocio, los lazos familiares y la seguridad.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, instó este viernes a los centroamericanos sin documentos en regla a no intentar entrar al país norteamericano de forma irregular, mientras la administración de Joe Biden lidia con un rápido aumento de migrantes en la frontera con México.

Washington está haciendo cumplir "estrictamente sus leyes migratorias", aseguró el máximo diplomático estadounidense en una reunión con funcionarios de las ciudades fronterizas El Paso, Estados Unidos y Ciudad Juárez, México, al principio de una "gira virtual" a México y Canadá.

Publicidad

"Estamos adoptando un nuevo enfoque para la migración regional. Eso incluye trabajar con otros gobiernos de la región, incluidos México y los países de Centroamérica, para abordar las desgarradoras razones por las que las personas están arriesgando sus vidas y seguridad para llegar a los Estados Unidos cualquier costo", sostuvo Blinken.

"Es peligroso para ellos y va en contra de nuestras leyes. Para cualquiera que esté pensando en emprender ese viaje, nuestro mensaje es: no lo hagas. La frontera está cerrada a la migración irregular", agregó el funcionario.

En las últimas semanas, el número de detenciones en la frontera México-Estados Unidos ha aumentado drásticamente, mientras los centroamericanos huyen de la peor crisis humanitaria en una generación provocada por dos devastadores huracanes en noviembre de 2020 y la pandemia de COVID-19, que han cuadriplicado el hambre en la región.

En una reunión con el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, los dos cancilleres discutieron sobre la cooperación de ambos países en materia migratoria, incluido el fin de los Protocolos de Protección al Migrante (MPP), una política implementada por el gobierno del ex presidente Donald Trump que obligaba a miles a esperar en México por el inicio de sus audiencias migratorias. El programa era conocido como Permanecer en México.

Según los defensores de los derechos de los migrantes, este programa puso en riesgo físico a las personas que huyen de la violencia y viola el derecho internacional de asilo.

"El presidente Biden está comprometido a reformar nuestro sistema de inmigración y garantizar un procesamiento seguro, ordenador y humano en nuestra frontera. Esos cambios tomarán tiempo", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense.

Publicidad

Blinken aseguró que ambos países están trabajando para fortalecer el mandato de la ley, mejorar la seguridad y responsabilizar a los malhechores, especialmente en la frontera.

Los primeros migrantes cruzan la frontera con EU gracias a la política de Biden

"Tenemos que mantener a nuestros ciudadanos seguros. Y el crimen amenaza toda la actividad económica que nuestra gente y nuestros negocios conducen juntos, lo cual es vital incontables personas que viven en los dos lados de las frontera", indicó el secretario de Estado.

Bliken asegura que la frontera representa mucho de lo que conecta a su país con México: el comercio exterior, las relaciones de negocio, los lazos familiares, el turismo, un ecosistema compartido y la seguridad mutua.

Energía, otro tema espinoso

Blinken se reunió más tarde con el canciller Ebrard y la secretaría de Economía de México, Tatiana Clouthier, para platicar sobre comercio, cambio climático, y seguridad, una agenda más amplia de la administración Biden, después del enfoque casi exclusivo de Trump en migración.

Clouthier dijo en la reunión que México está dispuesto a apoyar la petición del presidente Biden de revisar los problemas de interrupción de las cadenas de suministro, afectadas por la pandemia del coronavirus.

Durante una reunión virtual con Blinken, la funcionaria mexicana agregó que el tratado comercial de Norteamérica, T-MEC, es una "gran herramienta" para la recuperación post COVID-19.

Blinken coincidió en la importancia que tiene el T-MEC para la economía de los dos países, pero hizo un llamado a trabajar en conjunto en los mismos objetivos en materia energética.

Publicidad

"El secretario Blinken declaró que hay una crisis global del cambio climático y expresó su deseo de trabajar juntos para abordar nuestros objetivos energéticos", indicó el Departamento de Estado en un comunicado sobre la reunión con Clouthier.

Un tema que ha complicado la relación México-Estados Unidos ha sido la política energética del presidente Andrés Manuel López Obrador. El político mexicano, un nacionalista que ha buscado renegociar los contratos energéticos con empresas estadounidenses y canadienses, enfrentó poca presión de Trump sobre sus políticas.

El ex presidente republicano desarrolló una fluida relación con López Obrador y el mandatario mexicano fue uno de los últimos líderes extranjeros en reconocer la victoria de Biden en las elecciones de noviembre.

Sin embargo Biden contempla dar un impulso a la producción de energías renovables durante su gobierno, en contraposición a López Obrador, quien ha privilegiado la producción de hidrocarburos y ha beneficiado a las empresas estatales, a pesar de su uso de combustibles fósiles para producir energía.

Esto ya comienza a generar las primeras fricciones entre ambos gobiernos. El jueves, la subsecretaria interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, dijo que hay “una gran cantidad de problemas” para la implementación del Tratado México, Estados Unidos Canadá (T-MEC), así como problemas en el tema de electricidad y energía.

En el tema de energía, "hay muchos aspectos que escuchamos del sector privado sobre sus preocupaciones. Pero aquí es donde animamos a México a escuchar a los stakeholders, a escuchar a las empresas del sector privado y realmente brindar esa cultura, el ambiente libre de inversión y transparencia para que las empresas sigan en México", dijo la funcionaria en una conferencia de prensa sobre la visita virtual de Blinken a México y Canadá.

López Obrador pidió este viernes a Estados Unidos que no se inmiscuya en la política energética interna, en una señal de preocupación de que el nuevo gobierno estadounidense sea más proactivo en la defensa de los intereses de los inversores a medida que México cambia las reglas a favor del Estado.

"Nosotros no nos inmiscuimos en los asuntos de Estados Unidos (…) ni de ninguna nación del mundo porque no queremos que nadie decida sobre los que le corresponde a los mexicanos", dijo el mandatario mexicano en su rueda de prensa matutina.

AMLO pide consumir menos electricidad en horas pico | #EnSegundos

México depende en gran medida del combustible importado de Estados Unidos. Un nuevo proyecto de ley en el Congreso que apunta a remodelar la industria eléctrica mexicana para favorecer a la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha causado alarma entre los grupos de presión a favor de la inversión primada en México.

La reforma para modificar la ley de la Industria Eléctrica (LIE) fue aprobada por la Cámara de Diputados el miércoles en la madrugada. La iniciativa aún debe ser aprobada por el Senado mexicano en un plazo máximo de 30 días. Morena, el partido de López Obrador, cuenta con la mayoría en la Cámara Alta.

En la tarde, Blinken se volcará con una maratón de reuniones con Canadá comenzando con el ministro de Relaciones Exteriores, Marc Garneau, para después sostener una cita con el primer ministro Justin Trudeau, que esta semana tuvo una conversación bilateral con Biden.

Con información de AFP y Reuters

Publicidad
Publicidad