Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estados Unidos desaloja su principal base militar en Afganistán

La entrega de las instalaciones de Bragam implica el final de la guerra más larga que ha librado EU, aunque Joe Biden asegura que la retirada definitiva no llegará en los próximos días.
vie 02 julio 2021 12:10 PM
Las tropas estadounidenses desalojaron la principal base militar en Afganistán este viernes, dejando atrás una pieza del World Trace Center que enterraron hace 20 años, en un país que según el principal comandante estadounidense caerá en una guerra civil sin el soporte de Washington.
Según el principal comandante estadounidense, Afganistán caerá en una guerra civil sin el soporte de Washington.

Las tropas estadounidenses desalojaron la principal base militar en Afganistán este viernes, dejando atrás una pieza del World Trace Center que enterraron hace 20 años, en un país que según el principal comandante estadounidense caerá en una guerra civil sin el soporte de Washington.

"Todos los soldados estadounidenses y los miembros de las fuerzas de la OTAN han abandonado la base aérea de Bagram", dijo un alto responsable de seguridad bajo condición de anonimato.

Publicidad

Aunque algunos otros militares aún deben retirarse de otra base situada en Kabul en los próximos días, el desalojo de Bagram implica en efecto el final de la guerra más larga que ha librado Estados Unidos.

Sin embargo, el presidente Joe Biden descartó el viernes que Estados Unidos prevea una retirada inminente de las últimas tropas estadounidenses en Afganistán, en medio de la creciente especulación de que los contingentes restantes podrían partir antes de lo programado.

Consultado por periodistas en la Casa Blanca si la salida se concretará pronto, respondió: "No. Estamos exactamente en la trayectoria prevista”.

Estados Unidos fijó como fecha límite para la salida de sus últimas tropas de Afganistán el 11 de septiembre, luego de 20 años de guerra.

Pero la entrega de la base de Bragram, que ha sido la principal base de retaguardia de todas las operaciones militares estadounidenses en Afganistán, ha hecho crecer los interrogantes sobre l aceleración del cronograma.

La base, situada a una hora en auto de Kabul, fue utilizada por los militares estadounidenses para coordinar redadas aéreas y forjar apoyo logístico para toda la misión en Afganistán. Los talibanes agradecieron el retiro.

"Consideramos este retiro como una medida positiva. Los afganos pueden acercarse a la estabilidad y la paz con la salida total de las fuerzas extranjeras", dijo a Reuters un portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid.

Publicidad

Otros afganos se mostraron más circunspectos. "Los estadounidenses deben dejar Afganistán y debería haber paz en este país", dijo Javed Arman, residente de Kabul. No obstante, agregó que "estamos en una situación difícil. La mayoría de la gente ha huido de sus distritos y han caído más distritos".

Biden retirará todas las tropas de EU de Afganistán antes del 11 de septiembre

Para las fuerzas internacionales, que han perdido a más de 3.500 efectivos en Afganistán, el adiós no estuvo rodeado de pompa. Un diplomático occidental en Kabul dijo que Washington y sus aliados de la OTAN "ganaron muchas batallas, pero perdieron la guerra afgana".

Fue aquí, en una pista de aterrizaje construida por los soviéticos en una llanura rodeada por nevados del Hindu Kush, hasta donde bomberos y policías de la ciudad de Nueva York viajaron para enterrar una pieza del World Trade Center en diciembre del 2001, días después de que los talibanes fueran derrocados por albergar a Osama bin Laden.

También fue aquí donde la CIA dirigió un centro de detención "oculto" para sospechosos de terrorismo y los sometió a abusos que el ex presidente Barack Obama reconoció posteriormente como prácticas de tortura.

Más tarde, Bagram se convirtió en una sede fortificada para una enorme fuerza militar internacional, con locales de comida rápida, gimnasios y un café que sirve tazones de un brebaje llamado "la madre de todos los cafés".

Publicidad

Dos pistas de aterrizaje rugían perpetuamente. Los presidentes viajaron hasta la base y dieron discursos, muchas celebridades la visitaron también.

Un funcionario afgano dijo que la base sería entregada oficialmente al gobierno afgano en una ceremonia el sábado.

Tras la gestión de Trump, la OTAN busca reparar la relación con Washington

Biden estimó que el gobierno afgano debería ahora "ser capaz por sí mismo" de garantizar, en particular, la seguridad de la capital, Kabul, ubicada a unos 50 kilómetros del aeropuerto.

Sin embargo, según informes de prensa, los estadounidenses mantendrían una presencia de casi 600 soldados allí para proteger su embajada.

El funcionario de defensa estadounidense dijo que el general Austin Miller, el máximo comandante estadounidense en Afganistán, "aún conserva toda la autoridad y el control para proteger a las fuerzas" remanentes en la capital, Kabul.

A principios de esta semana, Miller dijo a los periodistas en Kabul que una guerra civil en Afganistán es "sin duda un camino que se puede visualizar", ya que los combatientes talibanes están arrasando distritos alrededor del país mientras las tropas extranjeras concretan el retorno a casa.

Con información de Reuters y AFP

Publicidad
Publicidad