Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Prohibir el aborto puede aumentar 21% las muertes relacionadas al embarazo

Un estudio realizado en Estados Unidos analizó qué pasaría si todos los estados del país decidieran prohibir el aborto o reducir el tiempo para que una mujer acceda a él como pasó en Texas.
lun 27 septiembre 2021 12:19 PM
aborto-embarazo-estudio
Si Estados Unidos pone fin a todos los abortos en todo el país, las muertes relacionadas con el embarazo aumentarán sustancialmente.

La prohibición de aborto podría desencadenar un aumento del 21% en las muertes relacionadas con el embarazo, debido a que en ciertos casos, concluir una gestación puede ser más mortal que interrumpirla, según apunta un estudio realizado en Estados Unidos.

De acuerdo con la investigación, prohibir el aborto además no impide que las personas intenten interrumpir sus embarazos.

Publicidad

“El aborto es increíblemente seguro para las personas embarazadas en Estados Unidos. Con 0.44 muertes por cada 100,000 procedimientos entre 2013 y 2017”, señala Amanda Jean Stevenson, profesor asistente de sociología en la Universidad de Colorado Boulder y responsable de la investigación.

Agrega que, por el contrario, en 2019 se produjeron 20.1 muertes por cada 100,000 nacidos vivos.

“En EU las muertes relacionadas con el embarazo ocurren por muchas razones, que incluyen infecciones cardiovasculares, infecciones y hemorragias causadas o empeoradas por el embarazo o el parto”, señala.

Prohibición del aborto en Texas y sus consecuencias si se extiende

Luego de que el gobierno de Texas redujera el tiempo en el que una mujer puede acceder a la interrupción legal del embarazo, otros estados anunciaron que podrían seguir sus pasos; sin embargo, Stevenson apunta que esto sería un gran error.

“Descubrí que si Estados Unidos pone fin a todos los abortos en todo el país, las muertes relacionadas con el embarazo aumentarán sustancialmente”.

De acuerdo con la investigadora, una estimación “conservadora” es que el número anual de muertes relacionadas con el embarazo aumentarán 21% en lo general, lo que se traduce en 140 muertes adicionales.

“Entre las mujeres negras no hispanas, este porcentaje aumentaría un 33%, causando 78 muertes adicionales y exacerbando la actual crisis de salud materna negra en EU”, dijo.

La tasa de mortalidad relacionada con el embarazo para las mujeres negras no hispanas es aproximadamente tres veces más alta que para las mujeres blancas no hispanas y las mujeres hispanas o latinas. De acuerdo con Stevenson esto se debe “probablemente al racismo estructural, sesgos en la provisión de atención médica y disparidades en el acceso a la atención médica”.

Publicidad

La investigadora aclaró que las proyecciones siempre se basan en suposiciones sobre cómo se desarrollará el futuro: son advertencias, no predicciones.

“Mis estimaciones describen cómo aumentarían las muertes si todas las personas que actualmente tienen abortos llevan su embarazo a término”, mencionó.

“Las suposiciones detrás de mis proyecciones nos muestran cómo evitar que suceda lo que advierto. Por ejemplo, abordar eficazmente la crisis de salud materna podría hacer que el embarazo sea más seguro y reducir las muertes relacionadas con el embarazo. Ayudar a las personas a acceder al aborto seguro con medicamentos y viajar a través de las fronteras estatales para llegar a una clínica de abortos reduciría las muertes relacionadas con el embarazo. Y no prohibir el aborto en primer lugar reduciría más las muertes relacionadas con el embarazo”, agregó.

Publicidad
Publicidad
Publicidad