Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Crónica: el bitcoin avanza lentamente entre las pymes de El Salvador

Un mes después de la entrada en vigor de la criptodivisa como moneda de curso legal, algunos negocios ya se animan a aceptarla como pago gracias a un bono de 30 dólares otorgado por el gobierno.
mar 05 octubre 2021 05:04 AM
Un hombre camina junto a un letrero donde se lee "Se aceptan bitcoin" en un puesto en San Salvador, El Salvador.
FILE PHOTO: A man walks by a sign that reads, "Bitcoin accepted here", on a street stall where the cryptocurrency is accepted as a payment method in San Salvador, El Salvador September 24, 2021. REUTERS/Jose Cabezas/File Photo

SAN SALVADOR- El uso del bitcoin como medio de pago está en plena fase de prueba en El Salvador. A un mes de la entrada en vigencia de la ley que le otorgó el estatus de moneda de curso legal, negocios y población comienzan a experimentar con el uso de este criptoactivo, impulsados por el bono de 30 dólares en bitcoin que el gobierno salvadoreño entrega a cada persona mayor de 18 años que descarga Chivo, su billetera electrónica.

Los comercios que han instalado la aplicación buscan aprovechar el auge de compras con el bono. Previo a la entrada en vigencia de la ley, el 7 de septiembre, hubo varios negocios que publicaron ofertas para atraer a potenciales clientes. Según datos del gobierno salvadoreño, 3 millones de personas usan la Chivo Wallet.

Publicidad

"Cada minuto la descargan 180 nuevos usuarios", aseguró el presidente Nayib Bukele en su cuenta de Twitter.

En sus dos años de gobierno, la adopción del bitcoin ha sido una de sus decisiones más polémicas y la primera que, pese a sus altos niveles de popularidad, no ha sido bien recibida por la población, según varias encuestas.

En el centro de la capital salvadoreña, San Salvador, los vendedores que se han atrevido a dar el paso y recibir pagos en la criptomoneda todavía se pueden contar con los dedos de las manos, al menos quienes lo hacen con un letrero visible.

Walter Gutiérrez es uno de ellos. El cartel con el logo del bitcoin que ha colocado en su pequeño negocio de la calle Rubén Darío sobresale entre los miles de artículos que se comercializan en las ventas informales colocadas a lo largo de esta vía, una de las más transitadas de la capital.

"Comencé hace pocos días. Venía pensando cómo mover más dinero en el negocio y se me ocurrió esto", dice al tiempo que señala el letrero que imprimió en un cibercafé cercano. "Nadie se ha querido animar, porque algunos tienen desconfianza, dudas, temores... entonces dije: 'voy a hacer historia, voy a ser el primer vendedor en la Rubén Darío en aceptar bitcoin'", cuenta este comerciante de artículos de ferretería.

Walter afirma que hacer transacciones con Chivo es fácil. Cuando recibe bitcoin en la app hace la conversión a dólares para invertirlos en productos para su negocio, ya que sus proveedores aún no aceptan bitcoin.

Publicidad

Enrique Hernández, propietario de una tienda de accesorios para celulares en el centro histórico de la ciudad, coincide en que la billetera gubernamental es de fácil uso, y recuerda que "solo un día no hubo sistema porque estaba en mantenimiento".

"Estoy aquí para hacer negocios. Si en algún momento (la aplicación) me falla y veo que no sirve, la quito", sentencia este empresario desde su mostrador, anticipándose a la polémica que desencadenó una decisión que el 5 de junio tomó por sorpresa a los salvadoreños.

La experiencia con Chivo Wallet

Ese día se viralizó un video en el que Bukele anunciaba en la principal conferencia del bitcoin, en Miami, que el país lo adoptaría como moneda de curso legal.

"Al inicio fui bastante escéptica. Cuando notificaron que se iba a aceptar bitcoin, comenzamos a ver cómo procesar los pagos en el sitio web, redes sociales y utilizamos Coinbase", recuerda Alejandra (nombre ficticio a petición de la entrevistada para relatar su experiencia), socia en una empresa de productos tecnológicos que, además de bitcoin, acepta otras criptomonedas como Ethereum.

La era de bitcóin ya comenzó en El Salvador

Según esta empresaria, las transferencias desde Chivo a cuentas bancarias son rápidas, pues el dinero está disponible en dos o tres horas, a diferencia de otros métodos de pago como las tarjetas de crédito y de débito, que suelen demorar, en ocasiones, más de un día. Otra de las ventajas que ha observado es que no paga comisiones por trasladar el dinero de las ventas entre diferentes cuentas de Chivo.

Publicidad

"Me ahorro la comisión y me ahorro el tiempo lo que para un negocio pequeño, especialmente de ventas de productos o que tiene necesidad de tener flujo de efectivo para poder volver a invertir, para poder volver a comprar casi a diario, es bien importante", explica.

Otras personas, en cambio, han reportado inconvenientes. "Esa aplicación tiene muchas fallas. Tengo un pequeño negocio y a la hora de enviar dinero a mi cuenta no se completaron las transacciones, fueron más de $100 los que se me desaparecieron", cuenta Gerardo Guevara, un emprendedor que logró el reembolso de su dinero después de varias llamadas a servicio al cliente.

El mismo gobierno ha reconocido fallas técnicas luego de liberar la aplicación el 7 de septiembre. "Los equipos técnicos del gobierno registraron avances importantes en el funcionamiento de la Chivo Wallet (...) Los errores que se presentaron durante los primeros días del lanzamiento estarán corregidos por completo en un corto plazo", aseveró la Presidencia en un comunicado publicado el 14 de septiembre.

De la Chivo Wallet hay dos versiones: una para personas naturales y otra para empresas. Varios comerciantes consultados dijeron que para introducirse en este "nuevo mundo" optaron por usar su cuenta personal.

Las cifras oficiales indican que 242 empresas han descargado la Chivo Wallet. Un número aún pequeño si se considera que en El Salvador un total de 193,084 establecimientos están catalogados como microempresas, 107,795 se consideran emprendimientos, y 16,916 empresas se clasifican como pequeñas empresas, de acuerdo con la encuesta que elaboró la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE) en 2017.

La ley obliga a todos los agentes económicos a recibir pagos en bitcóin. Este es uno de los puntos de la norma que más rechazo causó en diferentes sectores tras su votación en el parlamento el 8 de junio. Bukele salió al paso de las críticas y en cadena nacional matizó que el negocio que aceptara bitcóin pero quisiera dólares, tendría acceso a la convertibilidad automática por medio de Chivo.

“Como jugar en el casino”

La billetera gubernamental refleja los saldos tanto en bitcoin como en dólar. Los comerciantes que la utilizan dicen que prefieren mantener su saldo en dólares para evitar la volatilidad propia de la criptomoneda.

Volatilidad es quizá uno de los términos que más han escuchado los salvadoreños en los últimos meses, es por ello que, ante las fluctuaciones del bitcoin, varios comerciantes se están habituando a consultar sitios para verificar en tiempo real la cotización de la criptodivisa.

"Hay que saber que esto es como jugar en el casino. Me puede ir bien o me puede ir mal, ahí depende de cuánta aversión al riesgo tengo y que tanta capacidad tengo para no depender de ese dinero", comenta Ernesto Hernández Otero, consultor especialista de negocios, sobre una de las desventajas del bitcoin para las empresas.

Otro de los desafíos en su implementación, según destacó Hernández Otero, es que el rendimiento de la aplicación no fue el esperado. "Ha sido una implementación en un beta a nivel masivo. Un deployment de un beta masivo es lo que nunca se hace. Se ha perdido la oportunidad de educar en algo nuevo".

"Para eso usted necesita tener un fondo de ahorro, un fondo de inversión en el cual esté dispuesto a mantener la plata inmovilizada por un cierto tiempo para obtener un rendimiento a futuro, ya que la trayectoria que trae la moneda es una tendencia creciente, aún con sus altos y bajos", añade Morales.

Un espectáculo de 150 drones para celebrar el uso del bitcoin en El Salvador.

Entre otras ventajas, Hernández apunta que se ha creado un canal digital sin costo para los usuarios. Morales, por su parte, destaca que tras esta medida se podría derivar en otras innovaciones tecnológicas.

Por dólares al cajero bitcoin

El gobierno ha instalado unos 200 cajeros Chivo en el país, a los que a diario acuden muchos salvadoreños que sacan los dólares de las ventas que han realizado con la aplicación, pero también personas que quieren obtener los 30 dólares del bono bitcoin que entrega el gobierno para promover el uso de la criptomoneda.

Antes de hacer el retiro, otra persona debe haberles transferido el bono, porque este no se puede canjear por dólares de forma directa. Esto ha generado una especie de "mercado paralelo", en donde muchos están comprando el bono bitcoin por 20, 22, 25 dólares, según los anuncios que proliferan en redes sociales como Facebook.

Para financiar la convertibilidad automática entre dólar y bitcoin, el gobierno obtuvo 150 millones de dólares con los que se ha constituido un fideicomiso que está a cargo del Banco de Desarrollo de El Salvador; para el proyecto de implementación del bitcoin se asignaron otros 23 millones de dólares, mientras que 30 millones de dólares se han destinado a la entrega del bono.

Publicidad
Publicidad