Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La “ola roja” de los republicanos se desvanece en las elecciones en EU

Los demócratas tuvieron un desempeño mejor al esperado en las elecciones legislativas de este martes, lo que da un respiro al presidente Joe Biden.
mié 09 noviembre 2022 02:05 PM
Un hombre viste una gorra roja que dice "Trump tuvo razón" en un evento del Partido Republicano en Las Vegas, Nevada.
Los malos resultados de algunos candidatos respaldados por Donald Trump indicaron el agotamiento con el tipo de caos fomentado por el expresidente republicano.

El Partido Demócrata resistió mejor de lo esperado las elecciones de medio término en Estados Unidos. Esto privó al expresidente Donald Trump de una “ola roja” con la que contaba para anunciar su campaña de regreso a la Casa Blanca.

Los republicanos parecían conseguir las victorias necesarias para hacerse con la mayoría en la Cámara de Representantes, pero con una distancia mucho más corta de la que aspiraban.

Publicidad

A primera hora del miércoles, los republicanos habían dado la vuelta a seis escaños demócratas netos en la Cámara de Representantes, según las proyecciones de Edison Research, uno por encima del mínimo que necesitan para hacerse con la cámara. Esta cifra podría aumentar o disminuir a medida que se conozcan los resultados finales.

En cuanto al Senado, el Partido Demócrata —al que pertenece el presidente Joe Biden— le arrebató el escaño más disputado a los republicanos en esta elección.

La victoria del demócrata John Fetterman en Pensilvania, en una noche extremadamente tensa marcada por un laborioso recuento de votos, ofreció a Biden la esperanza de retener el control de esta cámara, donde los republicanos habían tenido una leve ventaja en las encuestas.

Otra contienda competitiva se decantó a favor de los republicanos, ya que Edison Research pronosticó que Ron Johnson sería reelegido en Wisconsin.

La composición final del Senado depende de algunos estados clave como Arizona, Nevada, y Georgia, donde el conteo de estos votos podría llevar varios días.

Los resultados parecían mostrar que los votantes castigaron a Biden por el desempeño de una economía afectada por una fuerte inflación, al tiempo que arremetieron contra los esfuerzos republicanos por prohibir el aborto.

#EnFotos l Estados Unidos vive una jornada electoral decisiva

US-VOTE-ELECTION

Elecciones en Nevada

Nevada es uno de los estados donde se espera una disputa más apretada entre los demócratas y republicanos en las elecciones para senador y gobernador.
Ronda Churchill/AFP
Former U.S. President Trump votes during midterm election in Palm Beach

Trump, de nuevo protagonista

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, se convirtió en el máximo exponente del Partido Republicano en la campaña de 2022.
Ricardo Arduengo/Reuters
US-VOTE-ELECTION

Temas clave

La inflación récord se convirtió en el tema clave de las elecciones intermedias de 2022.
Gregg Newton/AFP
5-Elecciones-estados unidos-GettyImages-1440064046.jpeg

Control republicano

De acuerdo con los sondeos, se espera que los republicanos recuperen el control de la Cámara de Representantes y del Senado.
Anna Moneymaker/Getty Images
Voting for the 2022 midterm elections in Annapolis

Voto castigo

Las elecciones intermedias suelen servir como un termómetro de la popularidad del gobierno en turno y los votantes suelen castigarlo.
Mary F. Calvert/Reuters
Americans Head To The Polls To Vote In The 2022 Midterm Elections

Una elección complicada para los demócratas

Incluso en estados como Nueva York, que suelen votar por los demócratas mayoritariamente, las elecciones se han vuelto más reñidas.
FOTO: Alex Kent/Getty Images
Texans go to the polls

Elecciones locales

Texas es uno de los 36 estados que también elegirán a su gobernador.
Nuri Vallbona/Reuters
Democratic Senator Catherine Cortez Masto ahead of the midterm elections in Las Vegas

Un nuevo Congreso

En estas elecciones, se sustituirán a todos los 435 miembros de la Cámara de Representantes.
David Swanson/Reuters
Americans Head To The Polls To Vote In The 2022 Midterm Elections

Elecciones intermedias en Estados Unidos

También están el disputa un tercio de los escaños del Senado de Estados Unidos.
Saul Martinez/Getty Images
Americans Head To The Polls To Vote In The 2022 Midterm Elections

Voto anticipado y por correo

Más de 44 millones de estadounidenses ya han emitido sus votos por correo o de manera anticipada.
Scott Olson/Getty Images
US-VOTE-ELECTION

¿Qué rumbo seguirá Estados Unidos?

Una mujer ondea una bandera estadounidense para saludar a los automovilistas mientras se dirigen a votar en las elecciones de mitad de período de Estados Unidos en el Centro Cultural César Chávez en San Luis, Arizona, el 8 de noviembre de 2022.
Sandy Huffaker/AFP

Sin la “ola roja”

Después de una feroz campaña centrada en la inflación, los republicanos confiaban en sus posibilidades de privar a Biden, un presidente con un índice de popularidad anémico, de sus mayorías en el Congreso.

 

Organizadas dos años después de la elección presidencial, las elecciones de mitad de mandato actúan casi sistemáticamente como un referéndum sobre el ocupante de la Casa Blanca.

En el campo republicano reinaba una sensación de optimismo. El "Grand Old Party", incluso, apuntaba a escaños en distritos electorales donde se suponía que los demócratas ganarían con firmeza.

Aunque según las últimas encuestas tenía buenas posibilidades de obtener entre 10 y 25 escaños en la Cámara Baja —incluso 30—, la oposición republicana se vio obligada a revisar sus ambiciones a la baja.

Hasta el miércoles por la mañana solo se habían decidido 20 de las 53 carreras más competitivas, según un análisis de Reuters de los principales pronósticos no partidistas, aumentando la posibilidad de que el resultado final no se conozca durante algún tiempo. Los demócratas ganaron 16 de esas 20 contiendas.

"Está claro que vamos a recuperar la Cámara de Representantes", se limitó a lanzar el líder republicano Kevin McCarthy, en medio de la velada.

"No es una ola republicana, eso seguro", admitió el influyente senador Lindsey Graham, amigo cercano de Trump, en NBC.

Los malos resultados de algunos candidatos respaldados por Donald Trump indicaron el agotamiento con el tipo de caos fomentado por el expresidente republicano, lo que plantea dudas sobre la viabilidad de su posible candidatura a la Casa Blanca en 2024.

 

"Creo que su ego es demasiado grande para manejarlo", dijo Yvonne Langdon, de 75 años, mientras emitía su voto para los candidatos republicanos en Michigan el martes.

Un respiro para Joe Biden, por ahora

Biden parece haber limitado los daños en las elecciones de medio mandato en Estados Unidos. Queda por ver hasta qué punto será suficiente para darle un nuevo impulso hasta 2024 o incluso más allá.

El demócrata de 79 años, que durante la campaña endureció el tono contra los republicanos "extremistas" que simpatizan con su predecesor Donald Trump, encadenó durante la noche electoral llamadas telefónicas a algunos ganadores a puestos de gobernador, de la Cámara de Representantes o del Senado.

"Acabo de hablar por teléfono con algunos de los ganadores de esta noche, incluidas algunas personas que conocí este año", tuiteó, junto con una foto en la que se le ve al teléfono, con un suéter de cuello alto y una gorra en la cabeza, como para atribuirse un poco de mérito en esas victorias.

Sus equipos están "encantados", dijo la ex portavoz de Joe Biden, Jen Psaki, que se convirtió en comentarista del canal MSNBC, tras contactar con sus excompañeros.

La Casa Blanca celebró que las pérdidas fueran más leves de lo esperado. "Nunca subestimes lo mucho que se subestima al equipo de Biden", dijo en Twitter el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Ron Klain.

 

No obstante, los demócratas también tuvieron su cuota de vergüenza, ya que Sean Patrick Maloney, presidente del comité encargado de la reelección de los demócratas de la Cámara de Representantes, reconoció su derrota en Nueva York.

Si se confirman las últimas tendencias, es decir si los demócratas ceden a los republicanos solo una estrecha mayoría en la Cámara de Representantes y persiste el suspense en el Senado, entonces significaría que las encuestas se equivocaron pronosticando a su partido una gran derrota.

Y podría, a pesar de una inflación galopante, un índice de confianza anémico y ataques violentos de Donald Trump, encontrarse mejor que los últimos presidentes demócratas, Barack Obama y Bill Clinton, que pasaron un mal trago en las elecciones intermedias.

Pero Joe Biden se acerca a una fase delicada.

En un Estados Unidos donde las divisiones partidistas son más profundas que nunca, ¿será capaz, con su larga experiencia de senador y sus convicciones profundamente centristas, de crear un consenso con los republicanos?

Nada parece indicarlo, y podría enfrentarse a una larga parálisis parlamentaria, con interminables peleas por proyectos de ley sin futuro.

También está por ver hasta qué punto el partido conservador, que prometió una estrategia parlamentaria agresiva, se mantendrá en esa línea.

Tener una mayoría, incluso estrecha, en la Cámara ofrece un poder significativo en términos de supervisión y la derecha prometió usarlo para iniciar una serie de investigaciones contra Joe Biden, su balance y su entorno.

Si los republicanos se hacen con el control del Congreso, planean buscar el ahorro de costos en programas como la Seguridad Social y Medicare y hacer permanentes unos recortes de impuestos promulgados en 2017 que están a punto de expirar. También podrían organizar un enfrentamiento sobre el techo de la deuda y recortar la ayuda a Ucrania.

La noche de Ron DeSantis

Entre los gobernadores estatales (36 de estos cargos estaban en juego el martes), el partido de Biden logró retener el control del estado de Nueva York, donde los republicanos creían que podían derrocar a la gobernadora Kathy Hochul.

Los demócratas también le arrebataron dos gobernaciones a los republicanos: en Maryland y Massachusetts, donde Maura Healey será la primera mujer abiertamente lesbiana en liderar un estado. Biden la llamó de inmediato para felicitarla.

El campo demócrata todavía no se había manifestado sobre Arizona, donde el desenlace de la carrera entre la trumpista Kari Lake, dada como favorita, y la demócrata Katie Hobbs seguía siendo una incógnita.

"Estoy listo para esperar lo que sea necesario", dijo John Mueling a la AFP bajo su sombrero de vaquero, en el rancho donde el Partido Republicano celebró su noche electoral, en las afueras de Phoenix.

En Arizona, el expresidente sembró dudas sobre la regularidad de las operaciones de votación, citando incidentes técnicos muy localizados que afectaron las máquinas de votación.

A medida que avanzaba la noche, ansioso por evitar cualquier crítica a los resultados republicanos, Trump dijo que su partido estaba teniendo una "gran noche" de elecciones. Y acusó a los demócratas y a los medios de "noticias falsas" de hacer todo lo posible para minimizar los éxitos de sus filas.

El multimillonario había apostado a una contundente victoria de sus candidatos para lanzarse con los mejores auspicios a la carrera presidencial de 2024. En ese sentido, prometió "un anuncio muy grande" el 15 de noviembre.

Es también una forma de quitarle fuerza al triunfo de Ron DeSantis, uno de sus posibles rivales por la nominación republicana, como gobernador de Florida.

Estrella en ascenso del campo conservador, DeSantis se felicitó en un discurso ofensivo por haber hecho de este estado sureño, considerado durante mucho tiempo inclinado a veces a la izquierda, otras a la derecha, una "tierra prometida" para los republicanos. "Apenas estoy comenzando la lucha", prometió el gobernador de 44 años.

Con información de AFP y Reuters

Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad