Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

estilos qatar

markup

Publicidad

Las protestas contra el gobierno de Irán llegan a las canchas de futbol

En su primer juego en Qatar 2022, los jugadores del cuadro persa se negaron a entonar el himno nacional en apoyo a las manifestaciones que han dejado al menos 416 muertes.
jue 24 noviembre 2022 01:19 PM
iran-protestas-qatar
La ONU iniciará una investigación sobre la represión a las protestas en Irán.

Una espectadora en lágrimas observa a los jugadores de Irán renunciando a cantar el himno nacional. El movimiento de protesta en el país, duramente reprimido, alcanzó el primer partido del 'Team Melli' en el Mundial Qatar 2022, saldado con una derrota 6-2 ante Inglaterra.

Preguntado esta semana sobre el apoyo a los manifestantes, el capitán Alireza Jahanbakhsh, que juega en el Feyenoord holandés, señaló que la decisión se tomaría colectivamente.

Publicidad

Así fue. Los once jugadores se mantuvieron rectos, impasibles y con rostro neutro mientras su himno resonaba en el Estadio Internacional Khalifa.

La excepción fue un miembro de la delegación, con traje y ubicado en el banquillo del estadio.

La televisión estatal iraní cortó su emisión en directo del partido mientras los jugadores se alineaban antes del encuentro para el himno.

Tras el partido tomó la palabra el seleccionador iraní, el portugués Carlos Queiroz. "No está bien venir a este Mundial y pedirles que hagan cosas que no son su responsabilidad. Ellos quieren traer orgullo y alegría a la gente", señaló sobre la presión que sufre su grupo.

¿Por qué hay protestas en Irán?

Irán está sumido en una oleada de protestas desde el fallecimiento el 16 de septiembre de Mahsa Amini, una kurda iraní de 22 años detenida por violar el estricto código de vestimenta que obliga a las mujeres a llevar el velo en público.

Esta ola de protestas se transformó en una protesta contra el poder sin precedentes desde la Revolución Islámica de 1979.

#En Fotos l Clamor internacional por la represión de protestas en Irán

A woman cuts her hair in protest over death of Iranian woman Mahsa Amini in police custody, near Bologna

Desde Bolonia, Italia

Una mujer se corta el pelo en señal de protesta tras la muerte de la mujer iraní Mahsa Amini bajo custodia policial, cerca de Bolonia, Italia, en esta combinación de imágenes fijas tomadas de un video de las redes sociales.
Faezeh Afshan/Reuters
Protest over the death of Iranian woman Mahsa Amini, in Istanbul

En Turquía

Nasibe Samsaei, una mujer iraní que vive en Turquía, se corta el pelo durante una protesta tras la muerte de Mahsa Amini, frente al consulado iraní en Estambul, Turquía, el 21 de septiembre de 2022.
Murad Sezer/Reuters
Protest over the death of Iranian woman Mahsa Amini, in Istanbul

Circunstancias extrañas

Mahsa Amini, de 22 años, murió el viernes tres días después de ser hospitalizada tras su arresto por la policía por violar el estricto código vestimentario que se impone en Irán a las mujeres, en especial el porte del velo.
Murad Sezer/Reuters
Women in Berlin protest over death of an Iranian woman in police custody

En Alemania

Una manifestante actúa durante una protesta en solidaridad con las mujeres en Irán, tras la muerte de Mahsa Amini, en Berlín, Alemania, el 19 de septiembre de 2022, en esta captura de pantalla obtenida de un video de redes sociales.
Reuters
IRAN-DEMO-WOMEN-POLICE

Mahsa Amini-protestas

Según las autoridades iraníes, la joven falleció por causas naturales, pero según informaciones difundidas por activistas y la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos fue golpeada violentamente en la cabeza y contra un vehículo de la policía de la moral.
AFP
Women take part in a sit-in following the death of Mahsa Amini, at Martyrs' Square in Beirut

En Líbano

Las mujeres participan en una sentada tras la muerte de Mahsa Amini, en la Plaza de los Mártires en Beirut, Líbano, el 21 de septiembre de 2022.
Mohamed Azakir/Reuters

Solo durante la última semana, las fuerzas de seguridad iraníes mataron a 72 personas, 56 de ellas en regiones kurdas, de acuerdo con la organización Iran Human Rights (IHR). El balance total asciende a 416 muertos desde el inicio del movimiento de protesta.

Según el Relator Especial de la ONU sobre Irán, más de 15,000 personas han sido detenidas.

 

La justicia iraní ya pronunció seis condenas a muerte en relación con las manifestaciones y anunció esta semana la detención en dos meses de "40 extranjeros" acusados de participar en los "disturbios" en Irán.

Entre los muertos se cuentan 51 niños y 21 mujeres, indica la organización con sede en Oslo.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, cuya solicitud de visita a Irán aún no recibió respuesta, pidió este jueves a Teherán que "ponga fin" al "uso innecesario y desproporcionado de la fuerza".

"La situación actual es insostenible", dijo, antes de destacar ante los periodistas que es "importante que haya una moratoria sobre la pena de muerte, que el gobierno escuche lo que el pueblo tiene que decir, y que se comprometa en un proceso de reforma porque el cambio es inevitable".

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU anunció este jueves que iniciará una investigación sobre la represión de las manifestaciones desencadenadas en Irán con el fin de reunir pruebas sobre las violencias y eventualmente juzgar a los responsables.

Teherán, que ve en la mayoría de estas manifestaciones "disturbios" y acusa a fuerzas extranjeras de estar detrás de este movimiento para tratar de desestabilizar la República Islámica, ya manifestó su viva oposición a toda investigación.

Protestas también en las gradas

Entre los miles de aficionados presentes en Doha, una parte llegó desde Irán (Teherán está a tres horas de avión) y otros venían de la diáspora, como Sam, de 34 años, que llegó de San Francisco junto a otros amigos.

 

El grupo portaba camisetas con el lema 'Woman Life Freedom', que no deja dudas sobre su posición contra el régimen actual de la República Islámica.

"Este partido es una oportunidad para nosotros de apoyar a la gente que da su vida por la libertad. Podemos jugar un pequeño rol, no es gran cosa, pero es lo único que podemos hacer actualmente", explicó Sam antes de entrar en el estadio, sin que su camiseta llamara la atención del personal de seguridad.

Este lema, símbolo de la revuelta, también apareció en una pancarta desplegada en el estadio antes de que empezara el partido. Luego desapareció.

Rose, de 38 años, tuvo menos suerte: "Me pidieron cambiar mi camiseta porque ponía 'Libertad para Irán’".

Nada ocurrió en el minuto 22, según los periodistas de la AFP presentes en el recinto. Muchos iraníes habían hecho un llamamiento en las redes sociales para cantar el nombre de Mahsa Amini, ya que tenía 22 años cuando falleció el 16 de septiembre. Sí se escucharon cánticos de '¡Azadi, Azadi!' (¡Libertad, libertad!') desde las gradas.

Saeid Sharifi, de 46 años, viajó desde Teherán: "No estamos contentos con la situación en Irán, pero es nuestro deber apoyar al equipo nacional”.

"Hemos venido a apoyar, estamos tristes pero estamos para animar. Animamos con tristeza", resumió Masud Hashemi, de 44 años.

 

¿Perder por la presión?

Para el diario ultraconservador Javan, el "Team Melli" (selección nacional persa) "estaba bajo la presión mediática más intensa, incluso antes del debut del partido”.

"Estas presiones han colocado a Irán en una posición completamente desigual frente a Inglaterra", indicó.

Por su parte, el periódico reformista Shargh asegura que los internautas habían reprochado a los jugadores "no apoyar más al movimiento de protesta”.

"El equipo estaba preocupado por estas críticas, cuyas consecuencias se manifestaron bien en el primer partido de la Copa del Mundo", incidió el periódico.

El ultraconservador Kayhan acusó a los "medios afines al régimen sionista (Israel) y a Arabia Saudita" de "lanzar una guerra psicológica y mediática sin precedentes y cobarde" contra el equipo iraní.

Mientras elogiaba a los dos goles de Irán frente a una "poderosa selección inglesa", el diario reprochó a "algunos jugadores" no haber cantado el himno nacional.

Para Hamshahri, el periódico del ayuntamiento de Teherán, "la Copa del Mundo aún no ha terminado" y "los dos próximos partidos pueden cambiar" la situación.

En cambio, el diario reformista Arman Melli deploró que "los aficionados estuvieran divididos" y que "incluso algunos aplaudieran la derrota del equipo" iraní.

Sin embargo, el atacante iraní Mehdi Taremi afirmó este jueves que los jugadores de la "Team Melli" no se encuentran "bajo presión" tras negarse a cantar el himno nacional antes del primer partido del Mundial de Catar contra Inglaterra, en un gesto aparentemente de solidaridad con los manifestantes en la República Islámica.

"No me gusta hablar de temas políticos, pero no estamos bajo presión", declaró el delantero centro del FC Oporto.

El director técnico de Irán, Carlos Queiroz, afirmó que los medios de comunicación tenían derecho a hacer preguntas sobre la política que rodea a los partidos.

"¿Es justo seguir haciendo preguntas políticas? Es la libertad de prensa y es nuestro derecho no responder y respetar y entender nuestra posición", dijo el portugués.

"Los demás deberían respetar 3,000 años de historia (iraní), cultura, historia y ciencia. Los iraníes son educados y humildes y les gusta lo que a otros ciudadanos del mundo", agregó.

Con información de AFP y Reuters.

Publicidad

Qatar Widget Scripts

Publicidad