Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

estilos qatar

markup

Publicidad

¿Qué pasa con la población LGBT en Qatar y por qué es tan polémico?

La Copa del Mundo se ha quedado marcada por el apoyo a este colectivo en un país en el que las relaciones homosexuales están prohibidas.
jue 24 noviembre 2022 05:04 AM
Qatar población LGBT
"Qatar, como país anfitrión, está totalmente comprometido a garantizar que todos puedan disfrutar del torneo en un entorno seguro y acogedor, incluidos los miembros de la comunidad LGBTIQ+", dice la FIFA.

El brazalete arcoíris en apoyo a la comunidad LGBTQ+ se convirtió en motivo de discordia en el Mundial, después de que la FIFA impidiera a los capitanes de las selecciones europeas que lo llevaran en los partidos en Qatar, donde las relaciones homosexuales están prohibidas.

La Copa del Mundo quedó marcada por esta cuestión tras las declaraciones del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, de "hoy me siento gay" y la decisión tomada días después de impedir a los jugadores de selecciones europeas que lleven el brazalete "One love" en apoyo a las personas LGBTQ+ (lesbianas, gays, bisexuales, trans, 'queer' y otros).

Publicidad

El mensaje oficial de las autoridades qataríes es que "todo el mundo es bienvenido" en el emirato, a pesar de que sus conservadoras leyes prohíban las relaciones homosexuales y adúlteras.

Esto es lo que sabemos sobre la prohibición a los derechos LGBT en Qatar y la posición de la FIFA al respecto.

¿Qué dicen las leyes de Qatar sobre las personas de la comunidad LGBT?

El Código Penal de Qatar tipifica las relaciones homosexuales entre hombres como un delito punible con hasta siete años de prisión.

En el artículo 296 del Código Penal, los delitos de “conducir, instigar o seducir a un varón de cualquier manera para que cometa sodomía o disipación” e “inducir o seducir a un varón o a una mujer de cualquier manera para que cometa acciones ilegales o inmorales”.

Bajo el artículo 285, también las relaciones sexuales extramaritales, incluidas las relaciones homosexuales, están prohibidas y pueden se castigadas hasta con siete años de prisión, de acuerdo con Human Rights Watch.

Esta organización denunció que las autoridades Qatares realizaron una serie de detenciones preventivas de personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero y las sometieron a un tratamiento inhumano entre 2019 y septiembre de 2022.

HRW "documentó seis casos de golpizas severas y repetidas y cinco casos de hostigamiento sexual en custodia policial entre 2019 y 2022”, indicó la organización en un informe publicado el 24 de octubre de 2022.

 

Cuatro mujeres transgénero, una mujer bisexual y un hombre homosexual contaron cómo miembros del Departamento de Seguridad Preventiva del Ministerio del Interior les detuvieron en una prisión subterránea en Doha, indica el informe.

Allí "acosaron verbalmente y sometieron a los detenidos a abuso físico, desde bofetadas hasta patadas y puñetazos hasta hacerlos sangrar", aseguró HRW.

“Los oficiales me golpearon hasta que perdí la conciencia varias veces. Un oficial me llevó vendada de los ojos por auto a otro lugar que sentí como una casa privada desde dentro y me forzó a ver a personas detenidas siendo golpeadas como una táctica de intimidación”, dijo una mujer qatarí bisexual a HRW.

El informe también señala que era obligatorio que las mujeres transgénero detenidas asistieran a sesiones de terapia de conversión como requisito para su liberación.

Ninguno de los entrevistados dijo haber enfrentado cargos, por lo que HRW dice que su arresto podría basarse en la Ley No. 17 de 2002 sobre Protección de la Comunidad, que permite la detención provisional sin cargos ni juicio hasta por seis meses, si “existen razones fundadas para creer que el acusado pudo haber cometido un delito”, incluida la “violación de la moralidad pública”.

La bandera arcoíris, prohibida

En 2020, Qatar dijo a sus futuros visitantes que serían libres de llevar la bandera arcoíris a los juegos del mundial.

 

El conservadurismo islámico del país quedó patente cuando a varios espectadores les requisaron camisetas y sombreros arcoíris en los controles de acceso al estadio en que se disputó el partido entre Estados Unidos y Gales, que terminó en empate (1-1) el martes por la noche.

"Mientras hacíamos fila, vimos cómo algunas personas que llevaban un sombrero arcoíris", símbolo de la asociación galesa de aficionados LGBT Rainbow Wall, "tuvieron que quitárselo", explicó a la cadena ITV News Laura McAlister, excapitana de la selección galesa de fútbol y que actualmente forma parte del comité ejecutivo de la federación de fútbol de su país.

Rainbow Wall difundió en las redes sociales un video en el que se ve a la excapitana intentando entrar con ese sombrero y a un agente de seguridad obligándole a quitárselo.

"Dijeron que (...) era un símbolo prohibido y que no estábamos autorizados a llevarlo dentro del estadio", explicó McAllister, quien escondió el sombrero dentro de su mochila y pudo ponérselo dentro del estadio. "Fue una pequeña victoria moral", comentó.

La federación galesa dijo estar "muy decepcionada" y afirmó que "abordaría esta cuestión directamente con la FIFA el martes”.

¿Qué dice la FIFA sobre este asunto?

La FIFA mantiene una errática posición sobre esta cuestión, ya que afirma ser una organización "que apoya a la comunidad LGBTQI+", pero al mismo tiempo ha amenazado a los jugadores con sancionarlos deportivamente si lucen el brazalete arcoíris.

 

"Hoy me siento qatarí, hoy me siento árabe, hoy me siento africano, hoy me siento gay, hoy me siento discapacitado, hoy me siento un trabajador migrante", dijo el sábado Giani Infantino, el presidente de la FIFA, en un criticado discurso.

Dos semanas antes del inicio del campeonato, la posición de la FIFA era que la discriminación de cualquier tipo por motivos de orientación sexual estaba estrictamente prohibida, de acuerdo con un portavoz de la organización luego de una protesta en el Museo del Futbol, en Zurich.

"Qatar, como país anfitrión, está totalmente comprometido a garantizar que todos puedan disfrutar del torneo en un entorno seguro y acogedor, incluidos los miembros de la comunidad LGBTIQ+".

La UEFA, confederación del fútbol europeo, también mostró una posición ambigua sobre los derechos de las personas LGBTQ+ durante la Eurocopa del año pasado.

En esa ocasión, mientras presumía de ser una organización inclusiva, impidió que el estadio Allianz de Múnich se iluminara con los colores del arcoíris antes de un partido de la selección alemana contra Hungría, cuyo gobierno impulsó una serie de leyes homófobas.

Con información de AFP y Reuters

Publicidad

Qatar Widget Scripts

Publicidad