Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Trump dice que puede terminar con la guerra en Ucrania en un día, ¿es posible?

El expresidente asegura que puede terminar con la agresión de Rusia contra su país vecino incluso antes de tomar posesión de un eventual segundo mandato.
mié 10 julio 2024 04:05 AM
El candidato presidencial republicano y expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, asiste al primer debate presidencial organizado por CNN en Atlanta, Georgia, EE. UU., el 27 de junio de 2024
“Si tuviéramos un presidente de verdad, un presidente que supiera... que fuera respetado por Putin... nunca habría invadido Ucrania”, aseguró Trump en su primer debate contra Biden.

La guerra de agresión de Ucrania contra Rusia puede sufrir cambios importantes en caso de una eventual victoria del republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que se celebrarán el próximo 5 de noviembre.

El expresidente aseguró durante su primer debate ante el demócrata Joe Biden que podría terminar con el conflicto entre Rusia y Ucrania en una hora, y hacerlo incluso antes de regresar a la Casa Blanca, el 20 de enero de 2025.

Publicidad

“Se están muriendo, rusos y ucranianos. Quiero que dejen de morir. Y haré que así sea, haré que así sea en 24 horas”, dijo Trump durante el debate organizado por la cadena CNN el 28 de junio, y en el que el desempeño de Biden encendió las alertas al interior de su partido.

El exmandatario, que tuvo una relación cordial con su par ruso, Vladimir Putin, asegura que la invasión a Ucrania no hubiera ocurrido si Moscú respetara al presidente de Estados Unidos.

“Si tuviéramos un presidente de verdad, un presidente que supiera... que fuera respetado por Putin... nunca habría invadido Ucrania”, aseguró Trump.

No es algo que el republicano no haya afirmado antes. El aspirante ha repetido esta promesa por meses: si gana por meses solucionará la guerra entre Rusia y Ucrania —uno de los conflictos geopolíticos más complejos del mundo— en 24 horas o menos.

"Resolveré este asunto antes de tomar posesión en la Casa Blanca como presidente electo", llegó a decir en un mitin a mediados de junio. “Putin nunca habría hecho esto conmigo”, agregó.

Sin embargo el expresidente jamás ha precisado cómo logrará un acuerdo de paz entre ambos países, en un momento en el que los ataques rusos contra Kiev y otras ciudades ucranianas arrecian.

El expresidente es muy crítico con los miles de millones de dólares desembolsados por Estados Unidos para Kiev. Y de los fondos adicionales que reclama el presidente ucraniano Volodimir Zelenski. "Esto no para nunca", se quejó.

Publicidad

El también empresario inmobiliario de 78 años usó su gran influencia sobre los republicanos en el Congreso para bloquear durante meses un paquete de 61,000 millones de dólares en ayuda militar para Kiev. Al final fue adoptada.

Putin cree en la palabra de Trump, su embajador ante la ONU no tanto

El presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó el jueves 4 de julio que tomaba "muy en serio" los comentarios del candidato presidencial estadounidense Donald Trump de que podría lograr un rápido fin de la guerra en Ucrania.

"El señor Trump afirma, como candidato presidencial, que tiene la disposición y la voluntad de detener la guerra en Ucrania y lo tomamos muy en serio", declaró Putin en Astaná, la capital de Kazajistán.

"Evidentemente, no conozco las posibles propuestas sobre cómo [Trump] quiere hacer eso. Y, por supuesto, esa es una cuestión clave. Pero no tengo ninguna duda de que lo dice con sinceridad. Y lo apoyaremos", continuó.

Sin embargo, el embajador de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas no tiene tanta confianza en los comentarios del político estadounidense.

Cuando se le pidió que respondiera a la afirmación del virtual candidato presidencial republicano, Vassily Nebenzia dijo a los periodistas el lunes que “la crisis ucraniana no se puede resolver en un día”.

Nebenzia aseguró que la guerra podría haber terminado en abril de 2022 en Estambul, cuando Rusia y Ucrania estaban “muy cerca” de un acuerdo, según el diplomático. Moscú había invadido a su vecino dos meses antes, el 24 de febrero de 2022.

Publicidad

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ahora “anda por ahí con su supuesto plan de paz que, desde luego, no es un plan de paz, sino una broma”, dijo el diplomático, de acuerdo con un reporte de la agencia AP.

Propuestas de paz en la mesa

El 15 y 16 de junio, decenas de países se reunieron en Suiza para una cumbre de la paz. En la declaración final, los países firmantes reiteraron su apoyo a la independencia y la soberanía territorial de Ucrania, al tiempo que señalaron que Kiev debe dialogar con Moscú para poner fin a la guerra.

Pero al terminar la cumbre, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, afirmó que Rusia y sus dirigentes "no están listos para una paz justa, después de que su homólogo ruso, Vladimir Putin, exigiese la rendición de facto de Ucrania para iniciar las negociaciones.

La cita, en la que Rusia no estuvo presente, cerró con una declaración respaldada por cerca de 80 de los 92 países participantes. Brasil, India y Arabia Saudita no figuraban entre ellos.

El documento reafirmó "los principios de soberanía, independencia e integridad territorial de todos los Estados, incluido Ucrania", llamó a realizar un canje de prisioneros y pidió el regreso a casa de los niños deportados a Rusia.

También pide "la implicación y el diálogo entre todas las partes" del conflicto para poner fin a las hostilidades.

La cuestión de "cómo y cuándo se puede incluir a Rusia" en el proceso de paz sigue pendiente, reconoció Viola Amherd, presidenta suiza y anfitriona de la cumbre.

China decidió no participar en la cumbre ante la ausencia de Rusia.

Putin reitera sus condiciones

El presidente ruso, Vladimir Putin, reiteró el viernes al primer ministro húngaro, Viktor Orban, que Ucrania debe abandonar las regiones que Moscú considera propias si quiere la paz, en un encuentro criticado por los demás miembros de la Unión Europea (UE) y por Kiev.

El mandatario ultraconservador, que mantiene estrechos lazos con Rusia, aterrizó en Moscú cuatro días después de asumir la presidencia semestral de la UE.

Putin lo recibió en el Kremlin y afirmó que lo consideraba como representante de la UE, aunque esta criticó el viaje y recordó que el dirigente húngaro no poseía un mandato del bloque para viajar a Rusia.

El secretario general de la OTAN, de la cual Hungría también forma parte, indicó que Orban le había informado de su viaje, pero insistió en que no fue como representante de la alianza de defensa transatlántica.

El mandatario ruso indicó que el encuentro con Orban sirvió para hablar de las "posibles vías de resolución" del conflicto en Ucrania.

En la reunión, Putin reiteró que la exrepública soviética debe abandonar cuatro regiones del este y el sur que Moscú reclama como propias.

"Estamos hablando de la retirada total de todas las tropas de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk y de las regiones de Zaporiyia y Jersón", dijo en declaraciones televisadas, tras una conversación que definió como "franca y útil" con Orban.

El dirigente húngaro admitió la existencia de "posiciones muy alejadas" entre los dos bandos e insistió en que aún quedaban "muchos pasos por dar" para "poner fin a la guerra" y "establecer la paz".

"Pero para restablecer el diálogo, hoy se ha dado el primer paso importante y yo continuaré este trabajo", aseguró.

El dirigente húngaro critica a la "élite tecnócrata de Bruselas", sede de las instituciones europeas, apoya al expresidente estadounidense Donald Trump y es reacio a la asistencia financiera a Ucrania.

“Ucrania detendrá a Putin”, dice Biden

El viaje de Orban a Moscú ocurrió unos días antes de la cumbre de la OTAN, que se celebra este martes en Washington.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden —el rival de Trump en las elecciones de noviembre—, anunció este martes el envío de sistemas de defensa antiaérea a Ucrania.

"La guerra terminará y Ucrania seguirá siendo un país libre e independiente. Rusia no ganará", soltó Biden, de 81 años, en un discurso con el que intenta espantar las dudas del Partido Demócrata sobre su candidatura a la reelección en los comicios de noviembre, después de un debate catastrófico contra su rival republicano Donald Trump.

"Este es un momento crucial para Europa, para la comunidad transatlántica y, debo agregar, para el mundo", afirmó.

Participó con los líderes, o sus representantes, de los 32 países de la OTAN en una ceremonia con motivo de los 75 años de la creación de la Alianza Atlántica.

En un comunicado conjunto, varios países de la OTAN, incluido Estados Unidos, confirmaron el envío de un total de cinco de estos sistemas, incluidas cuatro baterías Patriot y misiles tierra-aire particularmente eficaces para interceptar misiles balísticos rusos.

El quinto sistema de defensa antiaérea anunciado el martes es una batería de misiles Samp-T, de fabricación franco-italiana, que Italia ya había prometido.

Lo novedoso es la batería Patriot que suministrará Estados Unidos. El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, lleva meses pidiéndola.

Como anfitrión de la ceremonia de aniversario en el auditorio donde se firmó el Tratado del Atlántico Norte en 1949, Biden pudo disfrutar de un momento de respiro en una campaña electoral que se está convirtiendo en un calvario para él.

Cada vez son más los llamamientos, incluso dentro de su bando demócrata, para que el presidente deje que otro candidato dispute los comicios a Trump tras su pésimo desempeño en el debate, en el que se mostró confundido y hasta divagó.

"(Vladimir) Putin quiere nada menos, nada menos, que la subyugación total de Ucrania... y borrar a Ucrania del mapa", dijo Biden, en su bienvenida a los Estados miembros de la OTAN a la cumbre, refiriéndose al presidente ruso. "Ucrania puede y detendrá a Putin”.

Mientras el presidente de Estados Unidos intentaba recabar aliados y apoyo interno, varios altos funcionarios europeos se reunieron con un alto asesor de política exterior de Trump durante la cumbre.

Trump comentó esta ceremonia de aniversario en su red social Truth Social. Aseguró que sin él "probablemente ya no existiría la OTAN".

Lo dice porque los europeos se han comprometido a gastar más en su defensa, lo cual, según él, se debe a las presiones que ejerció durante su mandato.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, recordó en su discurso que la Alianza no es un "deber" sino el "resultado de elecciones deliberadas y decisiones difíciles".

Lo mismo ocurre con el apoyo a Ucrania, que requiere "costos y riesgos", recordó.

Con información de AFP y Reuters

Newsletter

Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Publicidad

Publicidad