Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: El carácter del país es más que el hombre que ocupa el Despacho Oval

Kerra Bolton escribe que la presidencia de Donald Trump ha evidenciado las viejas heridas raciales de Estados Unidos y, como mujer negra, la ha cambiado.

Nota del editor: Kerra L. Bolton es fundadora de Unmuted Consultancy, una consultoría de comunicación política estratégica y academia en línea que ayuda a individuos, comunidades y organismos a proponer y promover el cambio. También es escritora independiente y fue reportera especialista en política, así como analista en Carolina del Norte, Estados Unidos. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) — Hasta ahora, la presidencia de Donald Trump ha estado dominada por expresiones abiertas de división racial, tal vez más que con cualquier otro presidente de la historia de Estados Unidos, salvo Abraham Lincoln.

Donald Trump ha evidenciado las viejas heridas raciales abiertas de nuestro país, ya sea al defender a los supremacistas y a los nacionalistas blancos diciendo que son " gente muy fina ", tras los acontecimientos de Charlottesville, o denunciando y tildando de "hijos de perra" a los jugadores de la NFL que se arrodillan cuando suena el himno nacional.

OPINIÓN: 13 momentos desconcertantes de Trump como presidente

Antes nos reíamos de personajes como Archie Bunker. Ahora tenemos uno con una cuenta activa en Twitter y acceso a los códigos de lanzamiento de armas nucleares. El peligro con Donald Trump y su gobierno no es solo su bravuconería ni la erosión sistemática de las políticas de Barack Obama, sino también la negación sistemática de los hechos históricos, la apropiación de los símbolos nacionales con fines políticos y la desacreditación constante de las mujeres negras que se le oponen.

Pese a que soy una mujer afroestadounidense que decidió vivir en el extranjero meses antes de las elecciones del año pasado, me he visto profundamente afectada por su presidencia. Esto es lo que he aprendido tras un año de la presidencia de Trump.

Publicidad

Me siento perpetuamente manipulada

El jefe de gabinete de Trump, John Kelly, el que, de acuerdo con los moderados, llevaría la sensatez a la Casa Blanca, idealizó a Robert E. Lee como "un hombre honorable que renunció a su país para luchar por su estado". La manipulación no es una práctica exclusiva de los miembros blancos de la presidencia de Trump. Ben Carson, hombre negro que también es secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos, dijo que los esclavos fueron inmigrantes .

OPINIÓN: El choque de trenes entre México y Estados Unidos

Lo bueno es que Frederick Douglass, quien murió en 1895, está " haciendo un trabajo asombroso " y "recibiendo cada vez más reconocimiento", según el presidente. Ante tales ataques fácticos y lógicos, uno empieza a creer que participa involuntariamente en un acto de desaparición.

Los símbolos importan

Publicidad

Viví en Carolina del Norte casi 20 años, así que estoy acostumbrada a que los caballeros sureños blancos de cierta edad (a veces vestidos con trajes de lino a rayas) corrijan a cualquier persona que les haga caso y aseguren que la Guerra Civil en realidad fue "la guerra de la Agresión del Norte".

OPINIÓN: Un año de ataques, improvisación y ninguneo de Trump hacia México

Sin embargo, es menos peculiar que los hombres blancos blandan antorchas de jardín y amenacen con recurrir a la violencia con el fin de preservar estatuas de hombres que secuestraron, violaron y esclavizaron a mis ancestros. Si los perdedores pueden reescribir la historia, ¿quién determina el futuro?

Revisé mi definición de patriotismo

Publicidad

Los argumentos simplistas de que arrodillarse durante el himno nacional es una falta de respeto a las fuerzas armadas y a la bandera asumen una experiencia "exclusivamente blanca" de Estados Unidos. Imagino que a Donald Trump y a algunos de los partidarios de este argumento les cuesta imaginar la realidad de un hombre como mi padre, quien se enlistó en la Infantería de Marina durante la guerra de Vietnam.

OPINIÓN: Después de un año, la pelota sigue en el terreno de Trump

Era el único hijo de padres nacidos en Carolina del Sur y que pertenecían a familias que habían sido esclavos hacía apenas una o dos generaciones. Este ejemplo demuestra que, a veces, patriotismo significa luchar por preservar los ideales democráticos en el extranjero aunque no puedas gozar de ellos totalmente en casa. Sin embargo, para muchos, el patriotismo también significa amar tanto a un país que insistes en que puede ser mejor.

Enterré la política de la respetabilidad de una vez por todas

Durante décadas creí que si hablaba, me vestía y me comportaba de forma que no asustara a la gente blanca, evitaría que se enojaran conmigo o que me juzgaran. Un legislador blanco puede gritar "¡mientes!" durante el informe presidencial del primer presidente negro del país, pero desacreditan y minimizan a la viuda doliente de un soldado que dijo que el presidente ni siquiera pudo recordar el nombre de su esposo caído cuando le llamó para darle sus condolencias. Hay cosas por las que vale la pena ser una mujer negra enojada. Ahora acepto esa etiqueta.

Publicidad

Mantengo la esperanza obstinadamente

Las victorias decisivas de los demócratas en Virginia, Nueva Jersey y otras partes del país fueron la venganza ante la política y la personalidad de Trump.

Los demócratas de Virginia arrasaron en las elecciones a gobernador, vicegobernador, fiscal general y a legislatura estatal. Danica Roem, la primera candidata abiertamente transgénero , derrotó a Bob Marshall, republicano de cepa y autor de la propuesta de ley sobre baños de Virginia. El abogado especialista en garantías individuales que defendió a los manifestantes del movimiento Black Lives Matter será el próximo fiscal de distrito de Filadelfia.

OPINIÓN. TLCAN: la tormenta perfecta que se avecina

Después de que Donald Trump resultó electo, fundé un proyecto de diálogo sobre raza junto con A. J. Hartley, novelista blanco y profesor especialista en Shakespeare. En un proyecto multimedia, intentamos poner el ejemplo de cómo entablar diálogos respetuosos sobre raza y cómo mantener el diálogo abierto cuanto uno se siente atacado o perjudicado.

Publicidad

Estas conversaciones desalentadoras, que también desembocaron en una amistad duradera, aunadas a los resultados de las elecciones, me cambiaron porque ya no me importa quién esté en la Casa Blanca. El carácter del país es más que el hombre que ocupa el Despacho Oval. Es todos nosotros, juntos, el pueblo.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad