Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: Los mercados en medio de la montaña rusa

La rapidez de la caída en 10 días de operaciones es lo que nos rememora a los 'flash crash' que hubo en los mercados en 1987, en el 2011 y en el 2015, opina Roberto Ruarte.
mercados accionarios
Acciones El pensamiento lineal no sirve en los mercados y cuanto más persistente es una tendencia más capitulan los inversores y se rinden ante ella, opinan expertos. (Foto: draco77/Getty Images/iStockphoto)

Nota del editor: Roberto A. Ruarte es asesor en mercados financieros. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) — El mes de febrero ya tiene reservado un capítulo en la historia al mostrar en términos nominales la caída más importante de los índices estadounidenses. En efecto, el Dow Jones Industrials desde su pico de enero en 26616, el Sp500 desde su techo de 2870 y el Nasdaq desde los 7022 puntos, protagonizaron pérdidas de 3256 puntos el primero (un 12.23%,) de 338 puntos el segundo (un 11.77%), y el tercero de 858 puntos (un 12.22%).

La rapidez de la caída en 10 días de operaciones es lo que nos rememora a los flash crash que hubo en los mercados en 1987, en el 2011 y en el 2015, todos centrándose en los días viernes y lunes como epicentro de las caídas.

OPINIÓN. 2018: sin temor a la volatilidad

Esta caída tan fuerte no hace otra cosa que remarcar que los mercados bursátiles suben por la escalera y bajan por el elevador, el mercado en 10 días pierde lo que había ganado en tres meses de operaciones, y la psicología verdadero motor de los movimientos bursátiles registra un asombroso cambio. En enero de este año, en los techos, el 96% de los especuladores estaba positivo para los índices estadounidenses; el viernes 9 de febrero pasaron al 8%, un súbito cambio de humor de la euforia a la depresión en 10 días.

Cuando los inversores se ponen negativos buscan coberturas, eso se explica como el ratio put call que estaba en los niveles mínimos de varios años, pasó a los altos de los últimos años, esto quiere decir que asustados los inversores buscaron comprar puts que es la protección natural contra la caída en el valor de los índices y de sus propias acciones.

Publicidad

El vix, que había registrado sus niveles más bajos de la historia, registró un gran salto en sus cotizaciones tras un largo periodo de ostracismo, que llevó a decir a muchos que era la nueva era y que debíamos acostumbrarnos a volatilidades bajas.

OPINIÓN: Sí, los mercados suelen mostrar correcciones, aunque no nos acordemos

El pensamiento lineal no sirve en los mercados, y cuanto más persistente es una tendencia más capitulan los inversores y se rinden ante ella. Eso ocurrió en enero pasado cuando varios índices registraron altos niveles de complacencia típico de euforia de techos o picos importantes.

El ratio de analistas positivos para el 2018 contra los negativos en la última parte de enero saltó al nivel récord en 20 años. Por cada analista negativo para la bolsa había cinco positivos, la cantidad de flujos a los hedge funds negativos, comparado con la que iba a los positivos, alcanzó también diferencias únicas en la historia. El porcentaje de cash de los inversores, comparada con renta variable, descendió a valores menores que en los picos bursátiles de 2007 y el año 2000.

nullY lo más importante es que la burbuja de los bonos ya explotó. La tasa de 10 años y la de 30 años registraron en enero y febrero máximo de varios años. En el nuevo cambio de tendencia que se generó en el año 2016, las tasas de retorno de los bonos más populares de Estados Unidos subieron más del 100% y sus bonos tuvieron minusvalías superiores al 20% en sus precios.

Muchos buscan razones donde hay emociones, y lo observado en febrero lo demuestra. Aún muchos se preguntan ¿que motivó la caída tan rápida de Wall Street? Los 200,000 números de empleo y la expectativa de más subida de tasas, y de inflación; perdón por la noticia pero la tasa que los inversores piden al gobierno de EU viene subiendo de casi dos años atrás desde 1.33 al 2.90 que tocamos, la inflación; ayer se reportaron índices de inflación más altos de lo esperado y luego de una caída inicial, el mercado se recuperó.

Los picos o techos se dan dentro de la confianza del inversor y los pisos en la desconfianza de los mismos, y el indicador de sentimiento así lo provee en 26616 del Dow, 97% positivos para la Bolsa. ¿Qué hizo la misma?, se desplomó un 12 por ciento, 10 días después en 23360 el humor cambió dramáticamente a solo 8% positivos. ¿Qué hizo la Bolsa? Se recuperó 1500 puntos.

OPINIÓN: ¿El comienzo o fin de una correción en Wall Street?

El mercado sanciona consensos, los positivos en exceso con caídas y los negativos en mayoría con fuertes recuperaciones. Ahora bien, esta recuperación es la reanudación de la tendencia alcista de la Bolsa de Estados Unidos. ¿El susto ya pasó? Y estamos en una verdadera oportunidad.

Muchos piensan que esto fue un flash crash, como el de 1987, como el del 2011, el del 2015; esto es caídas 12, 15, 20, o 40% muy rápidas en días que hacen su exageración y desde allí la tendencia alcista se retoma.

Como si fuera un olivo que se cosecha, se sacude el olivo se caen las aceitunas y ya está listo el olivo para producir nuevas aceitunas, así habrá ocurrido con la caída ya observada; ya se cayeron abruptamente los precios y ya está listo para una lenta y prolífica recuperación en la tendencia alcista que teníamos vigente en enero.

nullNosotros creemos que no, obviamente nadie tiene la bola de cristal , pero uno debe tomar posición ante una situación, sabiendo de antemano que el futuro es incierto y el mercado es el que tiene el veredicto, pero la estructura de caída observada en los tres índices es mejor vista como cinco movimientos desde los techos de enero a los pisos de febrero, desde 26616 a 23360 en el Dow, desde 2870 hacia los 2532 en el sp500, desde los 7022 a los 6164 en el Nasdaq.

OPINIÓN: ¿La caída del Dow Jones es una oportunidad para el oro?

En nuestro modelo de análisis cinco movimientos es tendencia nueva, no ajuste o corrección, y por lo tanto creemos que los pisos del viernes 9 de febrero son transitorios. La recuperación debe limpiar la sobreventa y el pesimismo y puede llevarnos a la zona de 25100-25500 en el Dow, a los 2730-2760 en el sp500 a los 6700-6800 en el Nasdaq; allí veremos si nuevamente la ciclotimia hizo su trabajo y la confianza regresó y nuevamente los inversores erróneamente piensan que todo terminó en un susto o en un flash crash el 9 de febrero.

Si el mercado vuelve a ponerse positivo en esa zona, seguramente sea un nuevo engaño, lo que técnicamente se conoce como un rebote en onda 2) que recorta parte de las pérdidas de la onda 1) en cinco movimientos. Una vez exhausto el rebote, que creemos que puede durar algunos días o semanas más, tendremos una nueva ronda de fuertes pérdidas; la más importante de todas, la onda 3) que puede llevar al Dow a la zona de 20000-21000 puntos, al sp500 a la zona de 2000-2200, al Nasdaq a la zona de 5000 puntos nuevamente, pero dentro de una tendencia bajista mayor.

OPINIÓN: Una lección sobre mercados accionarios para Donald Trump

Creemos que el primer bear market o mercado bajista en ocho años y medio ha empezado en enero. El mercado se está tomando una pausa y luego que el rebote actual se agote vendrá una nueva y más fuerte ronda de pérdidas de un mercado bajista que podría haber llegado para quedarse en 2018 y potencialmente permanecer hacia el 2021, próximo año Fibonacci, con una envergadura de caída de precios y duración en tiempos igual o superior al 2007/2008.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad