Publicidad
Publicidad

OPINIÓN: Trump acaba de meterse en un atolladero político

Las diatribas de Trump vía Twitter están empezando a asustar a los mercados y a provocar represalias comerciales que pueden tener un impacto económico perjudicial, opina Julian Zelizer.

Nota del editor: Julian Zelizer es profesor de Historia y Asuntos Públicos en la Universidad de Princeton. Escribió el libro The Fierce Urgency of Now: Lyndon Johnson, Congress, and the Battle for the Great Society. También es conductor del podcast Politics & Polls. Síguelo en su cuenta de Twitter @julianzelizer . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(CNN) — Es muy probable que los tuits de Donald Trump provoquen que sea presidente solo un periodo.

Tras los tuits recientes de Trump sobre Amazon y la noticia de que la guerra comercial con China se intensifica, los mercados cayeron el martes 3 de abril y el miércoles 4 por la mañana . Aunque se recuperaron por la tarde, es probable que haya más días complicados. Como en el Despacho Oval no hay asesores dispuestos a ponerle un alto a Trump, es probable que la situación se deteriore si surgen más tuits sobre las empresas estadounidenses más importantes o si hay más batallas comerciales en el extranjero.

Lee: ¿Por qué Trump ataca a Amazon?

Publicidad

Los tuits sobre Amazon (en los que las reglas antimonopolio sirvieron de ariete) convergieron con el aumento agresivo de aranceles que Trump aplicó. Empezó anunciando nuevos aranceles al aluminio y al acero. Luego, puso la mira en Asia cuando el gobierno publicó una lista de 1,300 artículos chinos de exportación a los que se les aplicarían aranceles del 25%. Ahora, mientras se intensifica la guerra de palabras, China anunció que planea imponer aranceles del 25% a 50,000 millones de dólares en exportaciones .

Aunque Trump tuiteó que " no estamos en una guerra comercial con China " y Sarah Sanders aseguró a los reporteros que simplemente se trata de "algo de dolor a corto plazo", es poco probable que los economistas encuentren calma en medio de las tormentas. Mark Zandi, economista en jefe de Moody's Analytics, predijo que se perderán 190,000 empleos a consecuencia de la guerra comercial .

Esta semana, Trump se metió en un atolladero político. Hasta ahora, Trump también contaba con el apoyo firme del sector empresarial, que estaba satisfecho con su combinación de reducción de impuestos y desregulación. Trump puede hacer todo el escándalo que quiera, pero mientras las utilidades sean buenas, muchas empresas y muchos líderes empresariales estarán más que dispuestos a hacer la vista gorda ante sus acosos y sus exageraciones. Pero ahora, las tormentas en Twitter están empezando a volverse territorio peligroso para Trump. Sus diatribas están empezando a asustar a los mercados y a provocar represalias comerciales que pueden tener un impacto económico perjudicial.

Lee: Amazon hace grandes negocios con el gobierno de Trump

Publicidad

Los más afectados por la posible guerra comercial con China serían los electores de estados como Wisconsin, Iowa y Ohio, el núcleo de su coalición. Los agricultores de Ohio, por ejemplo, son los principales productores de carne de cerdo y manzanas, productos que ahora estarán sujetos a los aranceles que China planea imponer a Estados Unidos en represalia.

nullSi las bases de Trump empiezan a sufrir demasiado, la frustración que provocó que estos electores lo apoyaran podría provocar que busquen a otro candidato. Trump está amenazando con deshacerse del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), lo que sería otro duro golpe al libre comercio. El apoyo de los republicanos que no forman parte de las bases de Trump (aquellos que habrían preferido a otro candidato republicano) sigue siendo sólido, pero bien podría empezar a flaquear.

Más que nada, como quedó patente con la renuncia de Gary Cohn (quien se negó a dimitir incluso después del incidente de Charlottesville), esto podría convencer al mundo empresarial de empezar a buscar a otro presidente.

Lee: Sin Gary Cohn, Trump tiene el camino libre al proteccionismo

Publicidad

Para un republicano cuyo apoyo es tan frágil, enfrentar la oposición del mundo empresarial sería devastador. En respuesta a los tuits sobre Amazon, el vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos señaló: " Es impropio que los funcionarios gubernamentales usen su posición para atacar a una empresa estadounidense ".

Aunque las negociaciones para resolver estos problemas están en marcha (salvar el TLCAN, por ejemplo), Trump está interponiéndose. Los tuits y las declaraciones están causando un daño que podría ser difícil de remediar. No se sabe a ciencia cierta si Trump tiene la capacidad o si incumplirá las promesas que les hizo a sus simpatizantes en vista de las tensiones que han surgido alrededor del proyecto de ley de egresos.

Lee: El principal asesor de Trump en economía ve buenas noticias para el TLCAN pronto

Muchos de los partidarios más firmes de Trump adolecen de la misma confianza exaltada que tenían los partidarios de Hillary Clinton en 2016. Ven a un político de Teflón, al que nada puede salirle mal. Sin embargo, como descubrieron los partidarios de Clinton la noche de las elecciones, nadie es invencible en la campaña presidencial. En este caso, los tuits que han absorbido nuestra atención desde enero de 2016 podrían ser la llave que abra la puerta a un nuevo líder en 2020.

Publicidad

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad