Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Nuevo aeropuerto / header desktop
Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: ¿Es necesario acostumbrarnos a Santa Lucía?

Chicago, por ejemplo, es una ciudad con dos aeropuertos: el O’Hare, con 5 terminales, y el Midway que funge como el aeropuerto secundario, comenta Iván Franco.
jue 01 noviembre 2018 10:05 AM

Nota del editor: Iván Franco es fundador y director de la consultora de inteligencia competitiva Triplethree International. Síguelo en su cuenta de Twitter @IvanFranco555 .Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

(Expansión) -Un sector del país está frenético porque ganó Santa Lucía y las instituciones financieras pintan un panorama desolador para la economía mexicana, lo cierto es que no existen análisis precisos que indiquen que cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco originará una crisis en la economía mexicana.

Los ánimos están exaltados y responden a la decisión técnica del NAIM y a una pérdida de sentido de poder e influencia por un grupo con otra forma de ver la economía y la política.

Algunos analistas polarizan a la sociedad mexicana argumentando que las consultas populares no deben existir, pero conocer las diferentes opiniones a través de este método es un mecanismo de participación que llegó para quedarse. Ahora debemos empujar al nuevo gobierno a mejorar su diseño y transparencia.

OPINIÓN: Ahora construyamos el lago en Texcoco

Los líderes que están engrandeciendo la situación del NAIM deben recordar que también son responsables de la percepción de riesgo-país que se refleja en el exterior y que la pérdida de confianza también empieza con ellos.

Publicidad

¿Texcoco era viable?

En un nivel técnico y estético era la mejor opción, pero desde un inicio el problema del proyecto del NAIM fue fundamentalmente financiero. Los mecanismos de gestión de los fondos para su construcción -incluyendo el contrato de fideicomiso- conforman una triangulación que genera dudas por su poca transparencia.

Nacional Financiera (Nafin) tiene a su cargo el fideicomiso que recibe el fondeo de la mega obra y es titular de los derechos por ingresos por la Tarifa del Uso Aeroportuario (TUA) hasta que haya un repago de los créditos adquiridos. Ante una eventual sequía de recursos para concluir el aeropuerto, si la institución no tiene obligación con los contratistas del NAICM, ¿quién financiará los remanentes?

Lee: Presupuesto 2019 contemplará recursos para aeropuertos y cancelación del NAIM

La emisión de bonos del fideicomiso por un total de casi 9,000 millones de dólares son instrumentos respaldados principalmente con el cobro presente y futuro del TUA.

Esta tarifa no es un impuesto ad valorem, sino un gravamen fijo que es regresivo en función de la distancia de vuelo y de la aerolínea. Por ejemplo, el TUA es igual para un vuelo de la CDMX a Guadalajara que para uno de CDMX a Monterrey.

El TUA nacional e internacional ha incrementado su valor de manera significativa, en parte, debido al proyecto de Texcoco. En 2013 la tarifa para vuelos internacionales era 19.4 dólares, mientras que en octubre de 2018 fue de 43 dólares, lo que representó un incremento de más del doble tan solo en cinco años.

OPINIÓN. Consulta del NAIM: debilitamiento institucional

Texcoco cuenta con varios estudios de factibilidad, pero nadie sabe aún cuánto costaría la conclusión del proyecto. El costo total varía entre 180 mil millones de pesos y hasta más de 400 mil millones de pesos.

La pregunta que debemos hacernos los usuarios surge: ¿El NAIM en Texcoco nos hubiera beneficiado en términos de accesibilidad a los vuelos?

Si este megaproyecto continuara hasta su finalización los problemas de sobrecostos y financiamiento hubieran provocado un incremento en el precio de los boletos de avión, donde los afectados son los usuarios y la competencia.

Lee: Las reacciones del sector financiero tras el fin del aeropuerto en Texcoco

Las aerolíneas de bajo costo habrían sido las más perjudicadas, ya que la TUA puede representar hasta un 60% o 70% de un viaje corto. Si nuevamente incrementara su costo al doble los viajes de la CDMX a ciudades cercanas serían cada vez más caros e inalcanzables, sin mencionar el incremento progresivo en el precio del combustible.

Ahora bien, ¿existen alternativas de financiamiento privado para Texcoco? Posiblemente. No obstante, debido a los riesgos de esta mega obra el costo del financiamiento sería cada vez más elevado.

El gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador actúa racionalmente en términos presupuestales. Saben que cuentan con un presupuesto de egresos con poco margen de maniobra y por eso no desean añadir una obra de costo incierto a su proyecto de gasto.

OPINIÓN: ¿Por qué tanta polémica por el nuevo aeropuerto?

La incertidumbre de contar con mayor financiamiento privado para concluir Texcoco hubiera generado una carga al erario que trastocaría los planes de la administración entrante en materia hacendaria.

Chicago, por ejemplo, es una ciudad con dos aeropuertos: el O’Hare, con 5 terminales, y el Midway que funge como el aeropuerto secundario, un equivalente a lo que sería el proyecto de Santa Lucía.

¿Por qué no retomar este tipo de opciones como el aeropuerto de Chicago y que otras ciudades del mundo presentan como alternativas a la construcción de un megaproyecto?

Lee: Industriales de aerotransportes defienden el proyecyo de Texcoco

Efectivamente, existen diversas variables, factores e impactos ambientales, técnicos y logísticos que evaluar; sin embargo, la decisión está tomada y ahora habrá que ejecutar el mejor análisis considerando dos factores elementales: el financiamiento de la obra y a los usuarios.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad