Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: ¿Por qué el 'brexit' afectará más a las mujeres?

Dado el estado lamentable de las representaciones en la negociación del acuerdo, tal vez no sorprende que Theresa May no hable de nada de esto, comenta Caroline Criado Perez.
vie 23 noviembre 2018 10:30 AM

Nota del editor: Caroline Criado Perez es escritora, locutora y activista feminista galardonada. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

(CNN) - La semana pasada firmé una carta abierta de Women for a People's Vote, un grupo que se opone al brexit. En el texto se le pide a Theresa May que nos conceda la última palabra sobre la separación de la Unión Europea. Lo hice por tres razones.

Primero, porque se ha excluido a las mujeres desde el principio del debate del brexit.

En los días previos al referéndum los hombres ocuparon el 74.5% de la cobertura televisiva y el 84.4% de la cobertura de la prensa escrita. Nuestro gobierno envió solamente una mujer a Bruselas como parte del equipo de negociadores de alto rango de Reino Unido, además de que el Departamento para la Salida de la Unión Europea está compuesto por hombres en un 62%, según investigaciones de InFacts, una organización que se dedica a verificar datos.

OPINIÓN: La familia real, el arma secreta de Reino Unido ante el 'brexit'

En debates sobre el Proyecto de Ley de Separación de la Unión Europea en la Cámara de los Comunes, casi el 90% del tiempo de podio lo ocuparon los hombres, aunque el 32% de los miembros es mujer.

Publicidad

Sería comprensible que pienses que el brexit no es tan importante para las mujeres, pero lo es. Y esa es la segunda razón por la que firmé la carta.

El brexit nos está costando 500 millones de libras a la semana y, en esta economía en decadencia, las mujeres siempre son las más afectadas.

OPINIÓN: Theresa May está rodeada de enemigos acérrimos

Las mujeres ya empezaron a cargar con el peso de la austeridad: el 86% de los recortes que se han implementado desde 2010 ha caído sobre nuestros hombros, según cifras que publicó la Cámara de los Comunes.

Ahora nos encontramos una vez más en el frente de batalla del deterioro económico. Las mujeres, especialmente en los hogares más pobres, suelen ser las que manejan las finanzas familiares y cuando hay menos dinero para vivir, las mujeres tratan de proteger a su familia sin pensar en sí. Como el brexit ha provocado que la inflación aumente y los salarios bajen, esto ya está ocurriendo.

En los días previos al referéndum de 2016 nos prometieron un "dividendo por el brexit" de 350 millones de libras a la semana para el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés). Fue una mentira astuta y particularmente atractiva para las mujeres, quienes representan el 77% de la fuerza laboral de la institución.

Lee: Theresa May defiende su proyecto de 'brexit' ante un Reino Unido dividido

Pero ahora nadie habla del dividendo por el brexit, sino de acumular medicamentos porque el éxodo de médicos y enfermeras originarios de la Unión Europea ya está provocando una grave crisis de personal en el NHS. Esto es un desastre para todos, pero el mismo Departamento de Salud reconoce que afectará particularmente a las mujeres.

Nuestra población está envejeciendo y cada vez se enferma más. Alguien va a tener que cuidarlos. La historia nos demuestra que si el Estado no puede o no quiere hacerlo, las mujeres son quienes llenan los vacíos y eso significa que las mujeres tienen que reducir sus horas de trabajo remunerado.

Así, las mujeres no solo se vuelven más pobres, sino que hay un efecto dominó en la economía porque el Estado pierde ingresos por concepto de impuesto sobre la renta.

Lee: La UE y el Reino Unido delinean su relación tras el 'brexit'

Dado el estado lamentable de la representación de las mujeres en las negociaciones del brexit, tal vez no sorprende que el acuerdo de May no hable de nada de esto. Pero eso no significa que esté bien y no significa que las mujeres tengamos que aceptarlo.

En su primer discurso como primera ministra, Theresa May habló elocuentemente sobre la necesidad de unidad en el país y de su misión como líder de poner fin a la injusticia social. Prometió que el gobierno que encabezará trabajaría por la gente y no por los intereses de unos cuantos privilegiados. Esto me lleva a la razón final por la que firmé la carta: porque creo que Theresa May es una mujer íntegra.

Disiento de ella en casi todo, pero creo que es una patriota. Creo que está haciendo lo mejor que puede con la mano horrenda que recibió de un grupo de hombres inescrupulosos, incompetentes (quién podría olvidar a Dominic Raab, quien declaró que "no había entendido bien el alcance de esto" cuando se dio cuenta de que el canal de la Mancha es particularmente importante para el comercio británico) y embusteros como Boris Johnson y Nigel Farage, con sus promesas falsas.

OPINIÓN: A un lado, Macron, Trump ya tiene un nuevo mejor amigo en Europa

Pero lo mejor que puede hacer con una mano horrorosa sigue siendo terrible para las mujeres y como nos excluyeron desde el principio del debate, merecemos que nos dejen dar nuestra opinión ahora.

Y las mujeres quieren dar su opinión ahora: en una encuesta reciente de YouGov, se determinó que el 62% de las mujeres desea un referéndum sobre el acuerdo final de May.

May afirma que es una demócrata que respeta la voluntad del pueblo. Bueno, pues está claro que la voluntad del pueblo es votar sobre su acuerdo para el brexit. Le pedimos que por favor lo respete.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad