Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

OPINIÓN: Todo lo que una bocina inteligente nos puede decir

Estos dispositivos están ligados a los asistentes de voz, la interfaz que conecta el sistema con el exterior, comenta Jesús Delgado.

Nota del editor: Jesús Delgado es socio líder de Oracle en Deloitte Consultingf Group México. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

(Expansión) - Dentro de la vorágine en la que vive el mercado de tecnología es difícil encontrar algo que realmente sea disruptivo. Tal parece que no hay nada nuevo bajo el sol, pero vale la pena reconsiderar que sí podemos encontrar algunas propuestas que representen un cambio para ciertos servicios o sectores, como es el caso de las bocinas inteligentes.

Ofrecer cómputo a través de la voz nos acerca más al futuro en el que la tecnología juega a nuestro favor
Jesús Delgado

Consideradas aún como artículos de lujo, el estudio TMT Predictions 2019 demostró que el valor del mercado a nivel global de las bocinas inteligentes (aquellas conectadas a internet y que integran asistentes digitales de voz) tendrán un valor de 7,000 millones de dólares en 2019, con ventas de 164 millones de unidades y precio promedio de 43 dólares.

Lo anterior significaría un crecimiento a nivel mundial de 63% respecto del año anterior, sobre todo por las ventas en países desarrollados, como China, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Australia y Canadá.

OPINIÓN: El papel de los robots en la Industria 5.0

Publicidad

Esta cifra de dos dígitos puede parecer impresionante porque se trata de niveles de venta muy altos. Aunque en este momento los hogares solo se utilizan para actividades básicas, como tocar música, revisar el clima o establecer alarmas, las bocinas ya cuentan con usos más prácticos.

Por ejemplo, ciertos hoteles -entre ellos uno de Las Vegas- están desplegando bocinas inteligentes para agregar conserjes automáticos y ofrecer servicio a cuarto en cada habitación, mientras que en algunos hospitales en Australia se ha piloteado su uso para realizar una actualización a los botones de llamada en las habitaciones, que pueden manejar tareas simples como encender el televisor, nivelar las camas o bajar la intensidad de la luz a través de comandos de voz.

Es importante destacar una característica única de estos dispositivos: están ligados a los asistentes de voz (como Alexa o Siri), la interfaz que conecta el sistema con el exterior. Esto se traduce en una oportunidad inigualable para los fabricantes y la sociedad: se pueden convertir en la puerta de entrada para que la industria brinde acceso al poder hacia ciertos grupos, como el de los débiles visuales, ciegos o personas que no saben leer.

Lee: Sonido elegante y Google Assistant en una bocina, ¿o varias?

El gran diferenciador de esta categoría pudiera ser que, al ofrecerlos a bajo costo (como ya ocurre en los mercados avanzados), se puede desplegar una base instalada de dispositivos que serían un enorme laboratorio para mejorar las capacidades actuales de reconocimiento de voz, disminuir el consumo de energía y proporcionar material al machine learning para desarrollar contenido en diversos idiomas.

Estos avances abrirían la puerta a infinidad de aplicaciones en diversos dispositivos de uso común que serán realmente disruptivas. Imaginemos lo útil que sería contar con un asistente en lugares donde el personal normalmente tiene las manos ocupadas: cocinas en restaurantes, salas de hospital o ciertos pisos de producción. Sin duda, el trabajo sería más seguro, preciso y satisfactorio.

Publicidad

Y qué decir del uso cotidiano, pues ya disfrutamos de algunas de esas ventajas al manejar. La popularización de los asistentes de voz beneficiaría también a quienes cuidan de niños pequeños o se encargan de las tareas cotidianas del hogar. Sin olvidar, que en un mundo donde la gran mayoría de las personas con debilidad visual tiene más de 50 años y 14% de la población no sabe leer, el poder de cómputo y el internet en realidad no alcanzan a toda la población.

Los avances tecnológicos en definitiva permiten mejorar lo que ya existe y abren la puerta a otros posibles usos con grandes beneficios, pues las ventajas de ofrecer cómputo a través de la voz nos acercan más al futuro donde la tecnología juega a nuestro favor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad