Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Usa el miedo para romper las fronteras del pensamiento

Podemos temer a la opción de llevar un negocio al extranjero, pero los primeros pasos están definidos, dice Dionisio Castillo.
dom 30 junio 2019 07:00 AM

(CIUDAD DE MÉXICO) - Como empresarios seguramente alguna vez hemos tenido ese sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea. Esto es el miedo, una palabra que con tan solo decirla produce miles de pensamientos y efectos físicos, principalmente en aquellos que deciden arriesgarse y abrir oportunidades de nuevos negocios.

En México, ese factor se ha sentido mucho en los últimos meses y días. El señalamiento de un desplome de 88% en la creación de empleo formal durante mayo, o la situación preliminar de la Inversión Extranjera Directa (IED) -estimada en poco más de 10,000 millones de dólares y que podría variar en un ajuste posterior- dan lecturas que en ocasiones frenan las acciones de múltiples empresas, tanto nacionales como extranjeras.

Publicidad

Sin embargo, en medio de esta crisis soy un convencido de que los retos son oportunidades y a pesar de lo que podamos ver, leer o entender en las cifras, México está lejos de un impasse que evite que nuestro país siga siendo atractivo en múltiples sentidos.

Lee: ¿Está México a punto de caer en una recesión económica?

Los miedos son fantasmas que todos tenemos y ante lo cual solo queda usarlos como herramientas para hacernos las preguntas correctas, y en el camino encontrar el antídoto para vencerlos.

¿Cómo minimizar los riesgos cuando decides ampliar tu actividad empresarial más allá de las fronteras? ¿Por qué decidiría invertir en un país desconocido? ¿A quién me alío para triunfar? ¿Contrato locales o invierto en llevar talento de mi región? ¿Cómo afronto la cultura laboral del sitio donde he decidido invertir? ¿Ellos se adaptan o yo? Son infinidad de preguntas que debemos hacernos, si extendemos las alas para abrir un frente más allá de nuestras fronteras.

Publicidad

Aunque podríamos hacer un manual de todas las crisis que se pueden enfrentar al como empresa decidir ir a otro país, prefiero concentrarme en la parte de procesos.

Una de las razones principales para invertir en otro país es ampliar el mercado, capitalizar tratados comerciales que pueda tener el país destino y aprovechar las fortalezas de las naciones a las que llegamos. En este camino hay diversas vías para llegar a otro estado: Comprando una empresa local, creando una nueva compañía , reinvirtiendo en una empresa foránea o a través de préstamos entre filiales que hace una multinacional.

Sea cual sea el motivo o el camino, hay tres piezas fundamentales cuando armamos un rompecabezas empresarial que debemos tomar en cuenta al salir de nuestro mercado base:

1.- Conocimiento de los clientes. Quién está más allá de nuestra realidad y qué necesidad podemos cubrir para él o ellos, es hoy la clave de muchos negocios. Se trata de ser diferente sí, pero también de acercar a la gente aquello que desconocían, que no tenían a la mano o de lo que esperan algo mejor. Ser indispensable para quienes nos consumen nos permitirá crecer y consolidarnos, a pesar de la posible distancia cultural que pueda existir.

2.- Expectativas de crecimiento. Nadie puede esperar resultados de la noche a la mañana. Debe tenerse un plan y resistir. Identifica herramientas tecnológicas que te ayuden a tener el mayor control posible sobre lo que pasa en tu empresa, aún a distancia. Así podrás tener tus números en tiempo real, realizar estimaciones o planear un posible crecimiento en el mediano plazo. Los procesos te harán más robustos y permitirán que la gente se concentre en sus actividades reales.

Lee: Estas son las tendencias en TI que veremos en 2020

3.- Confía en el talento local (socios y colaboradores). Cuando salimos de casa nos da miedo creer en lo desconocido. Tener socios y/o proveedores locales hace la diferencia. Si tienes que tercerizar procesos, busca a quien tenga certificaciones locales para evitarte dolores de cabeza al entender trámites burocráticos. Idealmente, considera a quienes se alineen a estándares superiores a lo solicitado por la ley. Contrata un equipo local, en ocasiones puede ser difícil entender la cultura laboral de un nuevo país, pero si estableces reglas claras todo debe fluir mejor.

Estas son tres bases que ayudan a muchos empresarios a salir adelante una vez que pierden el miedo y salen a posicionarse en otras partes.
Alguna vez, un conocido español me dijo que en su MBA se analizaba a Latinoamérica como un mercado potencial con muchas peculiaridades a estudiar, me pareció lógico. Luego enfatizó que para México hubo una clase especial, tampoco me sorprendió. Lo importante es que como empresas salgamos a vender un servicio al extranjero o seamos ese socio comercial que buscan los de fuera, usemos el miedo como el motor para alcanzar metas, al final todo está en nuestra mente.

Recomendamos: 5 tendencias que marcarán el porvenir de los negocios

Nota del editor: Dionisio Castillo es CEO de Intelisis, empresa mexicana enfocada en tecnologías de información a nivel nacional, cuyo portafolio de soluciones se basa en las ERP (Enterprise Resource Planning) complementadas con la tecnología en la Nube. Con presencia en ocho países de Latinoamérica, Intelisis provee soluciones empresariales de alto valor en diversos sectores y desde 2008 forma parte de Grupo Aspel con quien consolida información financiera en INBURSA de Grupo Carso. Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad