Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El plan de Pemex, ¿Negocio o imposición?

El inconveniente que tiene Pemex para poder tener un plan libre y que le permita salir de la pubertad retardada es que necesita una autonomía total financiera y operativa, dice Ramses Pech.
mar 23 julio 2019 10:00 AM
pipa-pemex.jpeg
El problema de Pemex es que cada administración determina su rumbo solo durante un sexenio, sin mirar la tendencia a largo plazo.

(Expansión) - Para hacer un plan de negocio hay que definir si Pemex es un negocio o una forma de recaudación de impuestos, entrada de divisas a la Ley de Ingresos, o una empresa del Estado para tener crecimiento en el país.

El plan de negocio de una empresa no es para satisfacer una necesidad de un país, sino para determinar si la actividad a realizar para ser rentable cumple con los requerimientos en el mercado local y geopolítico, logrando satisfacer a clientes y el incremento de las ventas que deberá cubrir los costos financieros, operativos, administrativos, impuestos y con el único fin de poder generar un flujo de efectivo para invertir en el crecimiento de la empresa.

Publicidad

El plan de negocio está conformado por: Cuál es el negocio que se pretende realizar de acuerdo a la vocación de la empresa, la operación y actividades en que fue concebida (sin salirse, al menos que tenga apalancamiento financiero para entrar a otro mercado) con el fin de determinar qué servicio o producto realizará.

Hay que entender que para realizar lo anterior se requiere de una estructura financiera que indique cuánto costaría realizar cada actividad, evaluar si alcanzará el flujo de efectivo generado en forma anualizada, y si el resultado final llamado utilidad neta cubre los costos del año operado.

Lee: S&P ve en el Plan de Negocios de Pemex un regreso “casi monopólico”

Un monopolio ejercido en el mercado por una empresa no debe preocuparse por cada producto o servicio que realiza debido a que el costo lo determina él mismo, por no haber competencia. Pero a mediano plazo la empresa perderá credibilidad y porcentaje en el mercado al haber competidores internos y externos que ofrezcan lo mismo pero más barato y de mejor calidad.

Publicidad

El plan de Pemex contempla actividades operativas de alto riesgo y alta tecnología, para lo cual necesita inversión continua, para poder satisfacer un mercado interno y externo altamente competitivo.

El negocio planteado por parte de la empresa productiva del Estado no es claro, debido a que influye en él la administración del país (antes, hoy y después), la carga fiscal y el cómo fluye el dinero presupuestado cada año a la empresa (limitando la operación).

El inconveniente que tiene Pemex para poder tener un plan libre y que le permita salir de la pubertad retardada es que necesita una autonomía total financiera-operativa.

Hoy y en el futuro es difícil lograr que Pemex tenga autonomía financiera y operativa debido a que cada administración nueva determina el rumbo de la empresa dejando a un lado la tendencia del mercado a mediano y largo plazo, y limitándose solo a cubrir el corto plazo

El plan presentado por Pemex es para el periodo 2019-2023, pero para el 2025 la geopolítica de la industria habrá cambiado. Los planes anteriores y actuales fueron realizados para satisfacer el mercado interno de corto plazo, sin un plan de largo plazo de acuerdo a la tendencia geopolítica de la industria.

Opinión: El riesgo de Pemex lo asumimos todos

Publicidad

El negocio de la empresa de mayor ganancia es el mercado interno: Venta de combustibles, derivados del petróleo, venta interna de crudo a refinerías y parte de gas natural. Además de entregar materia prima a empresas privadas.

El mercado interno representará en el año 2020 unos 1,393 millones de pesos, y al 2024, unos 1,583 miles millones de pesos, un crecimiento del 14%.

El mercado externo de venta de crudo en 2020 será de 482 mil millones de pesos, y al 2024, de 762 mil millones de pesos, un crecimiento del 58%. Estos números indican que para poder incrementar la venta debemos invertir y realizar una mayor cantidad de actividades que generarán un costo operativo, debido a que la industria de hidrocarburos depende mucho de la materia prima extraída del subsuelo para su transformación o comercialización como materia prima.

El gasto programable que incluye la parte de inversión y operación contempla un monto de 523 mil millones para el 2020, y 627 mil millones para el 2024, un incremento del 20%. Presenta una proporción de 1:1 respecto a la venta total, y por cada peso programable entrega 3.7 veces en venta. La empresa en este punto es rentable, el problema empieza cuando incluyen los impuestos en el balance denominados indirectos y directos a donde representan en promedio entre el 45 a 50% respecto a la venta.

El balance financiero que podemos encontrar en la página 193 del documento del plan de negocio indica pasar de una pérdida de 2% a 8% en un periodo de 5 años, una reducción de deuda consolidada del 8%, y flujo de efectivo adicional operativo por medio de contratos de servicios financiados.

Se indica que Pemex financieramente en el papel es un negocio rentable, pero operativamente es una industria que algunos riesgos operativos son controlables, siempre y cuando inviertas lo necesario en tecnología, nuevas prácticas operativas y tengas el dinero de inversión operativo necesario para incrementar la venta y no solo en papel.

¿Pemex es un negocio o una empresa de ingresos para México?

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad