Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Prevención y atención oportuna a contingencias, parte del salario emocional

La ejecución de comunicaciones internas efectivas puede generar confianza entre los empleados y fortalecer la marca como empleadora, dice Ricardo Rodarte.
vie 04 octubre 2019 12:11 PM
Financiamiento.
Los directivos de una compañía deben velar por la integridad de su personal.

(Expansión) - Todos podemos pensar que la prevención y la atención oportuna a cualquier eventualidad que se pudiera presentar en nuestros ámbitos de trabajo debería ser prioritaria en las empresas, sin embargo, en muchas ocasiones no sucede así.

La gestión diaria de la operación en las organizaciones hacia el cumplimiento de los objetivos de negocio ocupa toda la atención de los directivos, así como la de los colaboradores, por lo que es común que una eventualidad –ya sea interna o externa- los tome por sorpresa obligándolos a resolverla de manera apresurada y sin planeación alguna.

Publicidad

Esto sucede también en el ámbito personal ante la falta de cultura de la prevención en nuestro país, en donde sólo 6.7% de las viviendas cuenta con un seguro de manera voluntaria, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). En el caso de las empresas, en los grandes corporativos es muy probable que tengan mayores medidas de prevención, pero en el caso de las pequeñas y medianas empresas, solamente el 17% están aseguradas para hacer frente a algún tipo de siniestros.

Ya sea un desastre natural, una crisis de salud o un accidente de trabajo causado por acciones humanas, es fundamental que las organizaciones cuenten con planes establecidos para asegurar que la operación no se vea afectada o que las interrupciones sean mínimas, pero sobre todo, que eviten daños en los colaboradores

Sin dejar a un lado la calidad humana de los directivos de una organización de ver y velar por la salud, la integridad y la seguridad de sus equipos de trabajo ante cualquier eventualidad durante las horas de trabajo, y más allá de ser una obligación, deben contar con una estrategia de atención a crisis que responda oportunamente, pero también que refuerce su “employer branding” como un buen lugar para laborar, en donde los empleados ocupan un lugar prioritario.

Además, una buena estrategia de prevención y atención al cuidado del capital humano, el activo más importante de las organizaciones, forma parte del salario emocional que puedes ofrecer a tus colaboradores, entendiendo que este concepto se refiere a cualquier retribución que no sea de carácter económico y cuyo fin es satisfacer las necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador, mejorando su calidad de vida.

Publicidad

Opinión: El mejor lugar para trabajar

Si bien los desastres naturales están entre los problemas más graves que podrían ocurrirle a una empresa, no son las únicas contingencias que podrían enfrentar, ya que hay otros tipos de accidentes que pueden ocurrir dentro de éstas y que, en su mayoría, pueden prevenirse. Es en este punto en el que cada vez más directivos y profesionales de recursos humanos se dan cuenta de la importancia de comunicarse internamente de manera rápida, frecuente y adecuada. De hecho, en una época en la que cada empleado puede servir como portavoz de la empresa a través de las redes sociales, la ejecución de comunicaciones internas efectivas puede ayudar a garantizar la seguridad de los trabajadores, minimizar el daño a su marca, devolver la fuerza laboral a la productividad, generar confianza entre los empleados y fortalecer la marca como empleadora.

Para todo el equipo que gestiona una contingencia dentro de las organizaciones -directivos, encargados de seguridad, recursos humanos y comunicación interna- es primordial que se aseguren de abordar las preocupaciones de los empleados durante una crisis. Ellos pueden compartir el mismo enojo o preocupación que el público en general, pero mezclado con preocupaciones sobre la estabilidad laboral.

En resumen, sin importar si es una micro, pequeña, mediana o empresa grande, es importante contar un plan de prevención de crisis y atención oportuna ante cualquier contingencia, ofrecer este planteamiento de cuidado del personal como parte del salario emocional, tener seguros para nuestros activos -tanto humanos como materiales- y desarrollar una efectiva estrategia de comunicación interna.

Nota del editor: Ricardo Rodarte es Director General de OCCMundial, la bolsa de trabajo en línea líder en México. Anteriormente se desempeñó como Director de Finanzas y Director de Operaciones de la compañía y bajo su liderazgo se ha logrado una expansión de negocio muy significativa en la última década. Ricardo Rodarte es egresado de Administración de Empresas y Finanzas de Texas A&M University y tiene una certificación en Contabilidad Administrativa. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad