Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La mentalidad exitosa en la nueva era

Hay diferentes maneras de alcanzar el éxito según el contexto en el que vivamos y el momento de la vida que estemos experimentando, opina Daniella Cano.
dom 06 octubre 2019 07:00 AM
Mentalidad exitosa
Antes de pasar a la mentalidad exitosa, debemos definir un paso previo, ¿para ti qué significa ser exitoso en la vida?, cuestiona Daniella Cano.

(Expansión) – Hoy en día estamos más expuestos que nunca a una gran cantidad de información, y gracias a este enorme flujo de datos que llegan a nuestro cerebro, es más fácil que nos deprimamos o nos mantengamos en un círculo de negatividad, o aún peor, que nos estemos comparando constantemente con las “vidas perfectas” que todo mundo aparenta tener en redes sociales.

Entonces, antes de pasar a la mentalidad exitosa, debemos definir un paso previo, ¿para ti qué significa ser exitoso en la vida? Cuando yo le pregunto esto a mis alumnos, la mayoría de las respuestas varía desde un “ser feliz” hasta un “ser el primero en todo”. Estas definiciones vienen influenciadas por creencias que nos limitan a ser nuestro verdadero yo; por ejemplo, la idea “normal” de que una persona es exitosa… es que tiene mucho dinero.

Publicidad

Usualmente no nos detenemos a pensar por qué tantos ricos, famosos y premiados viven en medio de la infelicidad. Bien lo mencionó Jim Carrey en una entrevista que le hicieron hace un par de años: “Quisiera que todos pudieran ser ricos y famosos y que hicieran todo lo que algún día soñaron, para que se dieran cuenta de que esa no es la respuesta”.

En realidad, no se puede hablar de una forma de éxito como tal, sino de muchas formas en las que las personas logran ser exitosas. También hay diferentes maneras de alcanzar el éxito según el contexto en el que vivamos y el momento de la vida que estemos experimentando.

La mentalidad juega un factor importantísimo en nuestro camino al éxito, la actitud con la que enfrentamos los problemas cotidianos puede hacer que la situación no nos afecte tanto o que simplemente aprendamos de las cosas y lo dejemos ir.

Hay una regla que enseño a mis alumnos constantemente y es la regla del 90 – 10. En el Kabbalah esta regla se enseña que tú eres responsable del 90% de las cosas y sólo del 10% no; a mí me gusta enseñarla al revés, en realidad el 90% de las cosas que pasan en el día a día no las podemos controlar, si llueve, si hay más tráfico del que esperas o simplemente no poder controlar la reacción de las personas con las que interactúas; lo que sí puedes controlar es ese 10% que es tu reacción ante toda esa serie de eventos que nos suceden.

Les voy a platicar una situación como ejemplo que me sucedió el día de hoy que tuve un día muy complicado… mi impresora no servía y tenía que imprimir diplomas para graduar alumnos este mismo día; había mucho tráfico, tenía bastantes pendientes por lo que estaba estresada, y principalmente surgió un problema familiar que no tenía previsto pero que no podía resolver en ese momento.

Publicidad

Llegó la noche y tuve que ir a dar curso de Programación Neurolingüística y justamente cuando llegué se desocupó un lugar de estacionamiento enfrente de la puerta, en ese momento me di cuenta que tenía dos opciones: la primera era estacionarme y seguir enojada porque la vida me sigue arrojando retos constantemente y dar mi curso del peor humor y actitud (eso no iba a beneficiarme, ni mucho menos a mis alumnos), y la opción dos era agradecer porque había encontrado lugar rápido justo en la puerta principal, respirar y cambiar mi perspectiva y actitud ante la situación.

La opción que tomé fue la dos, y les puedo decir que ese día mi clase fue todo un éxito, mi día no terminó como empezó, porque tomé la decisión de cambiar mi canal mental a algo más útil y positivo.

El pasar de un estado negativo a uno positivo es clave para tener una mentalidad exitosa, todo está en el foco donde ponemos nuestros recursos; es decir, nuestra atención.

Si nuestra atención está en toda la información negativa a la que estamos expuestos una y otra vez o si estamos enfocados en los miedos que tenemos y sólo nos fijamos en lo que salió mal, como dice el dicho “ver el vaso medio vacío”… entonces la mentalidad que vamos a tener va a ser pobre.

En cambio, si estamos enfocados en aprender nuevas cosas, agradecer por lo que tenemos, valorar a las personas que nos rodean, tomar acción a pesar del miedo que tengamos, sonreír a pesar de las circunstancias y obligarnos a salir de nuestra zona de confort para tener nuevas experiencias, entonces ganaremos y lograremos esa mentalidad que nos va a llevar a triunfar en la vida.

Nota del editor: Daniella Cano es CEO y Fundadora de Colormind. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad