Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La reforma fiscal necesaria para el futuro de México (Parte 2)

Necesitamos un país con un gobierno que obtenga los recursos necesarios para promover la inversión en infraestructura, desarrollar sistemas de salud y educación de primer nivel, dice Mauricio Hubard.
jue 28 noviembre 2019 09:49 AM
salud
Con los impuestos recaudados, el gobierno debería crear un sistema de salud pública de primer nivel.

(Expansión) - En la primer entrega de este tema hablé de la necesidad de llevar a cabo una gran reforma fiscal a fin de lograr el potencial que México tiene, con cambios profundos al régimen fiscal que contemplen la disparidad entre la población en términos socioeconómicos, productividad de cada estado, que busque crear una alta competitividad de nuestro país y que sea atractivo para inversiones, crecimiento de empresas, mejora en los ingresos familiares, mayores ingresos para el gobierno, etcétera.

Tenemos que partir de datos reales y reconocer que la sociedad mexicana sufre de una impresionante desigualdad en la distribución de la riqueza ; partiendo de la premisa válida de que es mejor “enseñar a pescar que dar un pescado”, también tenemos que entender como sociedad que hay sectores de la población que necesitan el pescado y el gobierno debe de atender a estos nichos, aunque sin fines partidistas o electorales.

Publicidad

Un ejemplo es el de las clases indígenas, más del 50% de las mujeres indígenas viven en situación de extrema pobreza vs el 7% de las mujeres en zonas urbanas.

En lo que logramos como sociedad abatir estas desigualdades que dañan tanto a nuestro país mediante enseñar a la gente a pescar, debe existir una política de subsidiaridad hacia estos sectores, la meta debe ser que, en el tiempo, menos gente requiera de estas políticas

El planteamiento es básico: Necesitamos un país con un gobierno que obtenga los recursos necesarios a fin de promover la inversión en infraestructura, desarrollar sistemas de salud y educación de primer nivel y que sean universales, programas sociales, incentivos regionales, apoyo a poblaciones desfavorecidas, entre muchos otros.

Estos recursos deben provenir principalmente de empresas competitivas, productivas, que inviertan en el país y generen empleos bien remunerados, pagando los impuestos que les corresponde de forma puntual.

Publicidad

También, el gobierno debe de acabar con la informalidad y la evasión fiscal, diseñar los mecanismos que incluyan a todos quienes tienen una actividad productiva al padrón de contribuyentes y evitar los esquemas que permiten la fuerte evasión fiscal que existe actualmente.

Por ejemplo, eliminar el tope general a las deducciones personales incentiva, a su vez, la formalidad y ayuda a reducir la evasión fiscal que difícilmente puede ser detectada y auditada por las autoridades fiscales, pues crea un aliciente para que los contribuyentes soliciten comprobantes fiscales a quienes les proporcionen bienes o servicios y formalicen el pago a través del sistema financiero.

Logrando una mayor productividad e inversión en el país, facilitando el emprendimiento de nuevas empresas desde las micro hasta las grandes, inversión pública y privada en infraestructura, se logra una muy importante creación de empleos que lograría el ataque a la pobreza y el movimiento de la clase baja a una predominante clase media.

Con lo anterior, se incrementa fuertemente el consumo en el país que permite a las empresas vender sus productos y servicios, a las familias mayor bienestar.

En consecuencia, lograr un circulo virtuoso de producción, consumo, crecimiento, pago de impuestos, inversión y gasto del gobierno y, por ende, el crecimiento de la economía.

Publicidad

¿Qué otras medidas deben incluirse en la reforma fiscal? Deducibilidad al 100% de sueldos y prestaciones de ley para las empresas, fomento a la reinversión de utilidades, mejor aplicación de los impuestos especiales como el IEPS, fortalecimiento al cobro del impuesto predial (que es muy bajo a nivel nacional), ampliar las deducibilidades a las personas físicas, incentivos a lograr una verdadera inclusión financiera y bursátil (en el tema de cultura y educación bursátil, BIVA, de Maria Ariza y Santiago Salinas, ha implementado programas muy novedosos y eficientes), fomentar dentro de la inclusión financiera el uso de seguros personales y de empresa a fin de blindarse ante los riesgos y proteger el patrimonio personal, y dar una mayor posibilidad a las micro y pequeñas empresas de lograr la sustentabilidad, estos seguros deben ser deducibles de impuestos, incentivar la capacitación de los trabajadores, entre otras.

Se deben promover e incentivar las Asociaciones Público Privadas a fin de lograr importantes inversiones en infraestructura, este es uno de los principales motores del crecimiento. Promover fuertemente el flujo del crédito en el sistema financiero, especialmente en los sectores productivos, vivienda, de automóviles, de consumo (pero cuidando el no sobreendeudar a la gente).

Triplicar la inversión en ataque a la inseguridad. Hay un planteamiento muy interesante de la Coparmex, la creación de un “Consejo Fiscal Independiente”, que apoye a la supervisión y toma de medidas fiscales adecuadas, lo que, si se analiza de una forma positiva, facilitaría en el país la realización esta gran reforma fiscal y permitiría dar seguimiento constante a los resultados obtenidos, en su caso, ajustar en el tiempo. También, ayuda a mantener un presupuesto fiscal responsable.

Este modelo ya existe en países como Suecia, Alemania, Francia, Colombia y Chile.

Estos son solo algunos de los puntos que debe cubrir una reforma fiscal que nos proyecte al México del futuro, hay que trabajar como sociedad junto con el gobierno en lograrla.

Agradezco a Reginaldo Esquer su apoyo con información para este tema.

Nota del editor: Mauricio Hubard es Fundador y Presidente de Juntos Financiera. Estudió Relaciones Industriales en la Universidad Anáhuac, es graduado de la escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School), miembro activo del Harvard Alumni Association, y ha tomado cursos en esta universidad relacionados con Microfinanzas, Gobierno Corporativo, y Desarrollo de Instituciones Financieras, así como de Responsabilidad Social de las Empresas por la Universidad de Stanford y el ESADE de Barcelona. Síguelo en su cuenta de Twitter . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad