Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Cuál es el escenario que se vislumbra para el sector Fintech en México en 2020?

La industria, de la que México es líder en América Latina, podría padecer una desaceleración, dice Sebastián Medrano.
vie 27 diciembre 2019 04:00 PM
fintech.JPG
Ganar la aceptación entre la población, uno de los retos de las fintech en 2020.

(Expansión) - Desde 2018 México se convirtió en el país con más fintechs en Latinoamérica, camino que continuó en 2019. Entonces, ¿Qué le espera al sector para el año entrante? Es una respuesta difícil debido a dos factores que podrían jugar el papel de espada de doble filo para estas empresas: La situación económica y la Ley Fintech.

Vamos por partes. Del lado económico, en la primera mitad del 2019 las fintech mexicanas levantaron alrededor de 800 millones de dólares en inversión, de acuerdo con el Radar Fintech de Finnovista. Y hemos podido observar que esa inversión no se ha detenido: Tan sólo a principios de diciembre la plataforma de préstamos para negocios Konfío recibió una inversión de 100 millones de dólares por parte del banco japonés SoftBank, que también en mayo pasado invirtió en la mexicana Kavak, y el cual ha financiado a gigantes como Uber y WeWork.

Sin embargo, la situación económica del país no se encamina a tener sus mejores días. Basta ver la estimación de crecimiento para 2019 que dio el Banco de México en su informe trimestral del tercer trimestre (julio-septiembre), en el cual dejó el intervalo de crecimiento de entre -0.2 y 0.2% desde un rango previo de 0.2% y 0.7%. Para 2020 la situación también es a la baja y estableció un rango de entre 0.8% y 1.8% desde el 1.5% a 2.5% que tenía estimado de manera previa. Es decir, al estar en una desaceleración económica, los fondos de capital privado se mantienen cautelosos al riesgo y provocan que no haya inversionistas que quieran invertir en fintechs, por lo que es posible un estanque o una desaceleración de la industria.

Publicidad

Por otro lado está la Ley Fintech, la cual se hizo con el fin de tener un marco regulatorio para estas empresas y que con ello se impulse el desarrollo del sector. Esta ley se encuentra en una etapa verde que hace difícil prever resultados inmediatos. Sin embargo, hay un problema: según el último informe de Finnovista Fintech en América Latina 2018: Crecimiento y consolidación, el 53% de las empresas de tecnología mexicanas piensan que como resultado de esta ley habrá fuertes barreras de entrada para los nuevos jugadores, además de que los altos costos asociados a su cumplimiento generarán ineficiencias.

El plazo para que las empresas fintech solicitaran la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para operar como Institución de Tecnología Financiera expiró en septiembre pasado y sólo 85 firmas se sumaron de un universo de 200 empresas (65 como Instituciones de Fondo de Pago Electrónico y 25 como Instituciones de Financiamiento Colectivo). La CNBV dijo no saber si son muchas o pocas, pero aseguró ser un gran esfuerzo por regularizar el ecosistema. Los números no mienten.

Las fintech también tienen temas que trabajar el siguiente año. Lo primero es la incorporación de más empresas al mercado, ya que entre más existan significa que también habrá mayor inversión. Igualmente deben ganar la aceptación de los usuarios, lo cual pueden lograr de la mano de la regulación en la materia para crear confianza y certidumbre con sus clientes.

Publicidad

Otro punto que deben mejorar, aunque no esté en su total control, es la apertura hacia las entidades financieras tradicionales. Esto es un tema nuevo y de nicho, por lo que no todos los bancos están dispuestos a trabajar con las fintechs, por lo que se tiene que desarrollar un trabajo en conjunto para que ambos sectores crezcan.

Pese a estos panoramas, hay diversos factores para creer que México seguirá como líder fintech de la región, como su ubicación, la cual es estratégica, además de ser el mercado más grande de la zona para algunas fintech y empresas multinacionales. Asimismo, es uno de los países con mayor penetración financiera y el potencial mercado de otras naciones podría llegar estratégicamente aquí, ya que es una nación muy grande pero menos desarrollada, lo cual se traduce en una ventana amplia de clientes a quien llegar.

Nota del editor: Sebastian Medrano es director de marketing de la fintech mexicana Coru.com. Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad