Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Cinco focos rojos para 2020

El 2020 es un año clave para que los ciudadanos nos ocupemos de monitorear y analizar las estrategias del gobierno, señala Luis Mauricio Torres.
vie 21 febrero 2020 06:57 PM
Pemex - reformas estructurales
La petrolera estatal, a través de Pemex Exploración y Producción (PEP), tiene firmados 31 convenios con 14 universidades por 5,235 millones de pesos, dice la ASF.

(Expansión) – Hacia finales de 2019, el panorama económico e institucional de México mostraba señales claras de deterioro. Algunos de los grandes retos a los que se enfrentará el país en el corto y mediano plazo son parte de una tendencia de degradación que comenzó años atrás. Por ello, es necesario poner especial atención en cinco temas que generarán inestabilidad durante 2020 y probablemente hasta 2021.

Estos son los focos rojos que deben atenderse de manera inmediata en México y a los cuales hay que prestarles atención detallada:

Publicidad

1. La recesión económica de 2019 se puede explicar de diversas maneras, sin embargo, el diagnóstico más preocupante es que esta desaceleración es producto de factores internos. Por primera vez desde 1994 se registra una recesión económica que no responde a una crisis externa.

Las decisiones de política pública en México no han ofrecido certidumbre a los inversionistas y el manejo de las finanzas públicas tampoco ha sido óptimo. La cancelación del aeropuerto de Texcoco a finales de 2018 marcó el inicio de una caída importante en la confianza del sector privado.

Adicionalmente, los datos muestran una desaceleración pronunciada en sectores relacionados con el mercado interno (comercio al mayoreo, servicios de Gobierno y construcción), mientras que el crecimiento de Estados Unidos, nuestro principal socio comercial, sigue siendo sostenido y la entrada de remesas se encuentra en máximos históricos.

2. Pemex está en riesgo de recibir una baja en su calificación crediticia y convertirse en el emisor de bonos basura más grande del planeta. El Gobierno federal ha planteado rescatar a la petrolera estatal y proyectado metas de producción optimistas.

Sin embargo, en 2019 la empresa no cumplió con las expectativas de desempeño y aún no se observa una estrategia que busque modificar de fondo sus operaciones. Sin reformas importantes, Pemex no mejorará su situación financiera y sus niveles de producción seguirán siendo insuficientes.

Publicidad

3. La presente Administración ha desmantelado silenciosamente la reforma energética. Pemex, por sí misma, no podrá ser una palanca de desarrollo. El sector privado es clave para maximizar los ingresos fiscales derivados de la exploración y extracción de petróleo. Es necesario reactivar las rondas de contratos de exploración y producción para privados y las asociaciones de Pemex para tener acceso a recursos no convencionales y de aguas profundas.

4. Las finanzas públicas no van bien. En comparación con 2018, los ingresos por el impuesto sobre la renta disminuyeron un 2.2% y los del impuesto al valor agregado lo hicieron en un 2.3%. En conjunto, estos gravámenes representan cerca del 82% de los ingresos tributarios no petroleros. Es urgente fortalecer la capacidad de recaudación sin utilizar mecanismos fiscales que generen temor para las pequeñas y medianas empresas.

En caso de que esto no suceda, no existe un plan B. Esto se reflejó el año pasado cuando se utilizó cerca del 45% del guardadito que tenía el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios.

5. No existe una estrategia clara a largo plazo para reducir la violencia, y la nueva Guardia Nacional no termina de consolidarse. Actualmente, la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes es cercana a 30 y el 2019 probablemente registrará no menos de 37 mil asesinatos. Además, la crisis de feminicidios comienza a visibilizarse como un problema estructural. Cada día 10 mujeres son asesinadas en el país por el simple hecho de pertenecer a ese género y entre 2014 y 2018 la tasa de feminicidios se incrementó un 111%.

Publicidad

El 2020 es un año clave para que el Gobierno se encargue de atender estos cinco temas y los ciudadanos nos ocupemos de monitorear y analizar sus estrategias. Para ambos, el seguimiento de la tendencia de los datos no será suficiente. Sin acciones concretas que atiendan estos focos rojos no será posible obtener un desempeño distinto.

Nota del editor: Luis Mauricio Torres Alcocer es Investigador del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). Síguelos en su página y redes sociales: Twitter y Facebook . Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad