Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

COVID-19 y Gig Economy: la revolución del trabajo desde la necesidad

La tecnología, talento humano y cambio de mentalidad serán las tres directrices que guiarán el futuro del trabajo, opina Guillermo Bracciaforte.
dom 19 julio 2020 07:00 AM

(Expansión) – Después del crack inmobiliario de 2008, el término ‘Gig economy’ se comenzó a utilizar en Estados Unidos y Europa, principalmente, para señalar las acciones que las personas comenzaron a tomar como forma de mitigar los efectos negativos que tuvo la crisis en sus finanzas. Hoy, después de más de 16 semanas en confinamiento debido al COVID-19, el término está ganando notoriedad nuevamente, principalmente en América Latina, donde cada vez más personas se montan en este modelo.

¿A qué se refiere? La Gig Economy, conocida también como “economía de agentes libres”, se refiere a los trabajos que se pagan por tarea, proyecto o periodos cortos de trabajo. Engloba a micronegocios, freelancers y consultores, entre otros agentes. Su crecimiento se debe en gran parte al uso de tecnologías que permiten trabajar a la distancia, así como al desarrollo constante que permite estar conectados en todo momento.

Publicidad

Ahora mismo, en medio de una pandemia global (aunque va a la baja en algunas regiones, está todavía muy lejos de extinguirse) y un confinamiento en casa, este modelo tiene la oportunidad delante de cambiar la forma en que concebimos el trabajo hasta ahora. Pero primero debe cruzar una barrera importante: la generacional.

Existen sectores de la población no familiarizados con su concepto, principalmente los trabajadores más grandes y experimentados, quienes hasta antes de la pandemia todavía mostraban reticencia a incluir este modelo de trabajo en sus negocios. Hoy, frente a la “nueva normalidad” deben adaptarse para mantenerse vigentes, atraer el mejor talento y seguir operando de la mejor forma posible.

Los retos a mediano y largo plazo así lo exigen: la situación laboral de millones de personas se transformó por completo, y el talento de hoy en día busca una flexibilidad que les permita tener manejar mejor sus tiempos, entre lo profesional y lo personal. En una encuesta creada por Workana, se observó que el 31% de la fuerza laboral en Latinoamérica se siente atraída por la Gig Economy.

En Europa y Estados Unidos este modelo lleva más tiempo consolidándose, y los números así lo demuestran. Un informe de McKinsey señala que más de 150 millones de trabajadores en Europa Occidental y América del Norte han optado por volverse trabajadores independientes en la última década.

En América Latina hace falta dar ese giro a un esquema más flexible, sobre todo por parte de las empresas. Antes del inicio de la pandemia, sólo 2 de cada 10 empresas en México estaban listas para el teletrabajo, de acuerdo con la investigadora Érika Villavicencio, coordinadora de Psicología Organizacional en la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

OPINIÓN: La perfecta oportunidad para la transformación digital de las empresas

La forma y tipos de trabajo con que cuenta la región también influyen en este bloqueo, pues no todo mundo tiene la posibilidad de operar remotamente. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Chicago, conducido por los economistas Jonathan I. Dingel y Brent Neiman, apenas el 22% de los trabajos en México pueden realizarse desde casa; en comparación, este porcentaje supera el 40% en países como Suecia y Reino Unido.

Publicidad
¿Cómo pueden las empresas reactivar la economía mexicana? | #CómoReactivarMéxico

La adopción de tecnología es un paso importante en este proceso, para lo cual instituciones como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) están trabajando en la tarea de facilitar la transición hacia apps y plataformas que ayuden a los trabajadores a tener una experiencia de trabajo mucho más fluida.

Más personas se sumarán a la Gig economy, ya sea por necesidad (lamentablemente muchos empleos se han perdido por la cuarentena) o por interés profesional, y su primer acercamiento será a través de Internet. Las plataformas digitales serán un elemento fundamental para su éxito, y mientras se vuelva parte de la realidad de más personas, las empresas también deberán ajustar su operación para aprovechar el talento libre.

Los equipos híbridos resultantes al combinar personal de planta con externos gozan de la experiencia de ambas partes y una gran capacidad para adaptarse a los cambios. Las ‘soft skills’ características de los freelancers, como el trabajo en equipo, la comunicación, negociación, toma de decisiones y administración del tiempo, cobrarán más valor en este nuevo escenario laboral, por lo cual los empleadores deben voltear a ver a este talento, para nutrir a sus propios equipos.

OPINIÓN: Muchas empresas se han gestado en momentos de crisis, ¿yo qué puedo hacer?

La tecnología, talento humano y cambio de mentalidad serán las tres directrices que guiarán el futuro del trabajo en esta parte del mundo, y a nosotros como profesionales la tarea es seguir nutriendo nuestros conocimientos para mantenernos vigentes dentro de esta gran e interesante competencia laboral.

Nota del editor: Guillermo Bracciaforte es Cofundador y Director de Operaciones de Workana. Es graduado de la Universidad Católica de Córdoba en Business Administration y cursó un programa de Executive MBA en IAE Business School. Síugelo en LinkedIn y en Twitter .Las opiones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad