Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La consultoría en negocios, ¿una alternativa ante la nueva normalidad?

Entre las estrategias planteadas en la nueva economía se encuentra la transformación digital imprescindible en todos los aspectos del negocio, opina Eduardo Durazo Watanabe.
vie 04 diciembre 2020 12:00 AM

(Expansión) – En México no todos los propietarios de una empresa tienen conocimientos en el ámbito de negocios, en buena medida por la poca educación que se imparte a todos los niveles sobre este tema. Si bien la experiencia e incluso la intuición son elementos importantes al momento de implementar un negocio, el conocimiento formal suele dar una ventaja importante a quienes tienen oportunidad de ponerlo en acción.

Una de las consecuencias de esta carencia formativa es que los emprendedores con buenas iniciativas no cuentan con las herramientas adecuadas para agregar suficiente valor a sus productos de tal forma que puedan hacer crecer sus negocios o responder estratégicamente para adaptarse a circunstancias como las provocadas por el COVID-19.

Publicidad

Es aquí en donde acercarse a consultores en temas de negocios, tecnología o mercadotecnia, entre otros, servirá a las empresas para sobrellevar circunstancias difíciles, o bien, a crecer a su máximo potencial. De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en países desarrollados como Estados Unidos y Canadá, la industria de consultoría profesional actúa como difusor de innovaciones y mejores prácticas que incrementan la productividad y el crecimiento económico.

Una empresa consultora funge un papel muy importante, ya que al ser un ente externo puede analizar de una manera realista e imparcial las variables que afectan directa e indirectamente el entorno en el cual se desenvuelve un negocio, además de tener conocimientos sobre lo que se necesita para potenciar su desarrollo dentro de un contexto que necesita respuestas ágiles y ad hoc a las circunstancias del mercado.

Los resultados de una asesoría empresarial óptima identifican áreas de mejora, las cuales pueden traducirse en una reducción de costos y/o diversificación de fuentes de ingresos que aumente las ganancias del negocio, la optimización de los procesos o la entrada a nuevos mercados.

De acuerdo con datos de EY 2020 el 79% de los miembros de la junta directiva afirma que sus organizaciones no están preparadas para hacer frente a eventos de crisis, y en la economía de la nueva normalidad en donde se desconoce el comportamiento del mercado, la adaptación es el punto de partida para decidir el presente y el futuro de una empresa. Además, las estrategias alineadas a las tendencias cambiantes del mercado permiten su supervivencia y fortalecen sus propuestas para permanecer vigentes ante sus clientes.

Entre las estrategias planteadas en la nueva economía se encuentra la transformación digital imprescindible en todos los aspectos del negocio -productos y servicios-, claro que esto no resulta fácil para las empresas que no están acostumbradas al uso de tecnologías en sus procesos, debido a los modelos tradicionales con la que han operado a lo largo de los años.

Los expertos en consultoría en innovación y negocios desarrollan sus conocimientos debido a su amplia exposición a una gran variedad de productos y servicios que asesoran, por lo que en general tienen la capacidad de crear alternativas y planes de reactivación basados en innovación que impulsen a cualquier emprendedor para responder a las necesidades reales del mercado.

Publicidad
La pandemia acelera la revolución 4.0 en las empresas

El diseño de estrategias para el fortalecimiento de una empresa no es un trabajo sencillo, requiere de paciencia, agilidad y propuestas que sean direccionadas por prioridades con acciones en el corto, mediano y largo plazo.

La consultoría puede parecer una inversión difícil de hacer, sin embargo, existen alternativas en las incubadoras de negocios locales, las aceleradoras de empresas y las cámaras empresariales que con frecuencia ofrecen opciones de un costo accesible con consultores capacitados que pueden dar un seguimiento a las necesidades específicas de las empresas.

El asesoramiento de expertos reduce el riesgo de inversiones fallidas, interpreta el mercado para identificar sus prioridades y lo más importante, acelera la recuperación del negocio. No solo se innova con tecnología, sino también aumentando el valor del producto con nueva imagen o funcionalidades, cambios internos de procesos, entre otros, pero, tratando de romper con la operación tradicional, mediante implementaciones que crean nuevas vías de generar negocios.

El conocimiento es poder y otorga herramientas que fortalecen cualquier modelo de negocios. El BID afirma que disponer de un ecosistema de emprendimiento e innovación es un activo de alto valor que ha logrado movilizar capacidades y talentos, para generar respuestas rápidas que esta nueva normalidad demanda.

Todos los días necesitamos aprender algo nuevo, queda en nuestras manos asesorarnos con quienes tienen información actualizada que ayude a crear negocios resilientes, innovadores y que potencien la oportunidad de reactivación económica.

Nota del editor: Eduardo Durazo Watanabe labora en el Centro de Estudios Vitivinícolas de Baja California, CETYS Universidad. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad