Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Ha llegado el momento de desmitificar el outsourcing

Debemos tener en mente cómo hacer que esta herramienta sea utilizada de forma correcta y alineada a la regulación y leyes mexicanas, como se hace en otros países, opina Francisco Martínez Domene.
jue 31 diciembre 2020 06:00 AM

(Expansión) – Bien se dice que toda crisis trae consigo oportunidades, y a pesar de que este año ha sido muy difícil debido a la pandemia sanitaria, también debemos reconocer que nos ha dado la oportunidad de reencontrarnos con lo más preciado que tenemos, nuestra salud y la familia.

A lo largo de estos meses, obligados por la crisis sanitaria, hemos permanecido en casa la mayor cantidad del tiempo, desarrollando todas nuestras actividades, tanto profesionales como personales, en un solo espacio y en compañía de nuestros seres queridos. Debemos reconocer que esta situación ha sido difícil, pero al mismo tiempo gratificante y reveladora sobre la importancia que tiene el ser cercanos a las personas que amamos.

Publicidad

Y así como encontramos esta oportunidad en el ámbito personal, me gustaría hablar sobre la crisis y oportunidad que se ha generado en cuanto a la industria de la subcontratación en nuestro país; en donde por años ha existido el mito de que todo lo que se llame o tenga algo que ver con el outsourcing es malo, alimentado por las malas prácticas que algunas empresas han realizado a lo largo de los últimos años, pero que para nada refleja lo que es la industria formal.

Nos encontramos en un momento estelar, en el cual podemos separar lo que son las buenas prácticas en materia de subcontratación, aquellas que ayudan a generar empleos e impulsar la economía, a través de ayudar a las empresas a ser más flexibles y por ende más competitivas, sin dañar u olvidar los derechos laborales y fiscales que se tienen; de aquellas malas prácticas que son justo las que han golpeado y deteriorado la imagen de la industria de la subcontratación en México.

Este mes se llegó al acuerdo de posponer la discusión del tema para febrero del año entrante, lo que me parece muy benéfico a modo de poder compartir prácticas que en otros países de primer mundo han servido para regular de forma correcta el servicio de administración de personal, y con ello hacerle frente a todas los desafíos que tenemos por delante.

Estoy convencido de que esta situación, difícil y compleja como ha sido, al final de cuentas nos dará como resultado una regulación justa para todas las partes, que nos permita fortalecer la operación de aquellas empresas que por su misma naturaleza requieren de contar con flexibilidad laboral antes picos de producción, temporalidades y sumando también el ajuste a la nueva realidad laboral encaminada por la digitalización y el trabajo a distancia, cumpliendo cabalmente las obligaciones fiscales y laborales.

Tenemos la oportunidad histórica, gobierno, sociedad e iniciativa privada, de aclarar todas las malas prácticas que nos han llevado a tener infinidades de interpretaciones erróneas sobre el outsourcing y la subcontratación y, en consecuencia, fortalecer una industria que es fundamental para el funcionamiento y la competitividad de pequeñas, medianas y grandes empresas.

Al momento de retomar la discusión en el legislativo, debemos tener en mente cómo hacer que esta herramienta sea utilizada de forma correcta y alineada a la regulación y leyes mexicanas, como se hace en muchos otros países; nos ayudará a superar la difícil situación que el COVID-19 nos ha dejado.

Publicidad
CDMX: el camino para lograr una ciudad resiliente | Expansión Summit 2020

Este año fue complicado, pero aun no hemos superado la crisis sanitaria y mucho menos la económica; por lo que nuestro enfoque debe ser sumar para salir adelante como sociedad y país.

Así que ha llegado el momento de desmitificar el outsourcing y está en las manos de los actores principales el lograrlo; por un México más justo, competitivo y preparado para el futuro.

Nota del editor: Francisco Martínez Domene es ejecutivo con más de 25 años de experiencia en la industria del staffing, comenzó su carrera en España como director comercial durante 15 años, posteriormente se unió a la región de Latam para liderar las operaciones de Adecco en Chile, Argentina y Uruguay. Fue CEO The Adecco Group México y ha sido designado Secretario General de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH) para el bienio 2021 – 2022. Síguelo en Twitter y/o en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad