Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

#ElDatoDeLaSemana: Mercado laboral desigual

Más allá de no lograr la meta de generación de puestos de trabajo, aquellos que se han perdido corresponden a los de mejor salario asociado, señala Katia Guzmán Martínez.
vie 15 enero 2021 05:00 AM

(Expansión) – Esta semana el IMSS publicó los datos de puestos de trabajo afiliados al instituto. Esta información es útil para conocer la forma en la que se comporta el mercado laboral respecto al empleo formal. Desafortunadamente, en total se perdieron 647,000 puestos de trabajo a lo largo del primer año de pandemia.

Aunque no todo son malas noticias. A pesar de que en diciembre el mercado laboral se contrajo por 277,820 puestos de trabajo, ésta es la menor pérdida que registra el IMSS para el último año del mes desde 2014. Este fenómeno se debe a que entre agosto y noviembre el saldo en este rubro fue positivo, por lo que la magnitud de la pérdida observada en diciembre de 2020 fue menor al promedio de los últimos años debido a la inercia de ligero crecimiento. Más allá del dato duro, vale la pena preguntarse quiénes y qué tipo de trabajos fueron los perdedores.

Publicidad

El castigado mercado laboral formal parece no tener un sesgo de género. La pérdida de puestos de trabajo perdidos por mujeres fue de un total de 210,828, correspondiente a un cambio porcentual de (-)2.8% respecto al cierre de diciembre de 2019; mientras que los hombres dieron cuenta de una disminución de 436,882 puestos, equivalente a (-)3.6% para el mismo periodo.

Si bien la balanza parece estar ligeramente a favor de las mujeres, no podemos dejar de tomar en cuenta que, de acuerdo con información de la ENOE, en 2020 las mujeres ocupadas destinamos alrededor de 40 horas semanales a quehaceres del hogar y trabajo de cuidados no remunerados; los hombres destinaron la mitad del tiempo a estas tareas.

Un componente que brinda información respecto a las condiciones laborales es el rango salarial asociado. Al analizar este rubro es posible observar que, mientras que los puestos cuya percepción económica es de hasta un salario mínimo se mantuvieron casi constantes —con un saldo negativo de 300 puestos de trabajo—, aquellos puestos que tienen un salario asociado de más de 5 salarios mínimos fueron los grandes perdedores al desaparecer más de 820,000 empleos, equivalentes a una disminución del (-)17.9% respecto a diciembre de 2019.

A esta categoría le siguen los puestos que perciben más de 3 y hasta 5 salarios mínimos, al perderse 585,000 puestos —el cambio porcentual correspondiente fue de (-)10.6%. Finalmente, aquellos trabajos cuyo rango salarial es de más del salario mínimo hasta 2 salarios mínimos tuvo un incremento de 8.1%, con un total de casi 770,000 puestos.

El dinamismo del mercado laboral formal parece tener una tendencia. Más allá de no lograr la meta de generación de puestos de trabajo, aquellos que se han perdido corresponden a los de mejor salario asociado; aquellos que se han recuperado tienen una percepción económica ajustada para lograr financiar un nivel de vida digno.

Nota del editor: México, ¿como vamos? registra a detalle el crecimiento económico del país. Síguelos en Twitter , Facebook e Instagram . Las opiniones expresadas en esta columna corresponden exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad