Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Existe la temporalidad en el empleo formal?

En la discusión se está olvidando incluir el aspecto de las condiciones comerciales cíclicas que se tienen cada año y que no es un suceso específico de México, señala Francisco Martínez Domene.
mié 13 enero 2021 11:59 PM

(Expansión) – Últimamente hemos escuchado mucho sobre la pérdida de empleos formales en diversos momentos del año, pero principalmente en el mes de diciembre; imputando dicho fenómeno como uno de los resultados de la subcontratación, también conocido como outsourcing.

Es una realidad que el servicio de subcontratación va muy de la mano con el empleo temporal, es decir, se ofertan empleos por un tiempo o proyecto determinado; normalmente producido por un pico de producción, proyecto específico o debido a la misma temporalidad comercial.

Publicidad

Sin embargo, esto no está directamente relacionado con la pérdida de empleos a finales de año, es un error atribuir este fenómeno a un servicio que ayuda a la generación de empleos formales, como lo es la subcontratación bien ejecutada que cumple con lo estipulado en la ley.

Me parece que en la discusión se está olvidando incluir el aspecto de las condiciones comerciales cíclicas que se tienen cada año y que no es un suceso especifico de México, sino que se da en muchos países. Tiene que ver más con el modelo económico en el cual vivimos, en el que existen fechas clave durante el año, que generan temporalidades muy claras del incremento en la actividad comercial, económica y laboral.

Existen muchos ejemplos en diversas industrias con los cuales se podría explicar este fenómeno, pero me parece que uno de los más claros y recientes que hemos vivido en México desde hace algunos años, es la instauración del llamado Buen Fin.

Este evento comercial de periodicidad anual, durante la tercera semana del mes de noviembre, tuvo su primera edición en el 2011, y como han avanzado los años la relevancia que tiene en la economía mexicana se ha ido incrementando, tan es así que el año pasado fue el más exitoso, superando las ventas del 2019.

Con este incremento en ventas, como es lógico, se tiene un incremento de contrataciones temporales para cubrir el pico de producción previo al evento y la demanda que se genera durante los cuatro días de este. Para ello, las empresas buscan contratar personal por proyecto determinado, que normalmente se da desde finales de septiembre finalizando justamente en el mes de diciembre, son en su mayoría proyectos de 2 o 3 meses.

A este escenario comercial cíclico hay que sumar que el año anterior se tuvo que enfrentar una situación sin precedentes, la pandemia sanitaria, lo que generó un incremento en la actividad de la industria logística, para poder abastecer la demanda de entrega a domicilio de los bienes y servicios que se adquirieron durante el 2020, pero viendo un mayor impacto a finales del año.

Ante la incertidumbre de saber si esta situación de aislamiento se mantendrá de forma permanente o no, muchas de estas empresas deciden contratar personal temporal por proyecto, en este caso la alta demanda de la temporada decembrina.

Publicidad
¿Perdiste tu empleo? Así puedes acceder al ahorro en tu Afore

Es lógico que muchas empresas contraten más personal en ciertas épocas del año, para hacer frente a la temporada que implica un crecimiento de demanda, háblese de la industria turística, comercio, logística, de la salud o incluso servicios; pero también es lógico que al terminar el proyecto o la temporada las empresas no puedan mantener contratado a ese personal adicional, y por ello existen empleos temporales, lo que no implica que sean empleos en los que no se garanticen las prestaciones de ley a los trabajadores.

Se deben eliminar las prácticas fraudulentas que perjudican al trabajador, sí es un hecho y creo que todos estamos a favor de eso, pero no debemos satanizar a la ligera a una industria sin antes haber analizado a detalle el comportamiento económico y comercial que tiene nuestro país, y con ello identificar cual es el verdadero punto de inflexión que está generando esta situación, en caso de que lo haya, o identificar qué parte del empleo formal siempre será temporal y entenderlo como una de las condiciones del mercado actual.

También hay que tomar en cuenta que en muchos casos, estos empleos temporales fungen como el primer empleo o una oportunidad de mejorar las condiciones económicas y laborales de muchas personas que en otra circunstancia formarían parte de la informalidad laboral.

Nota del editor: Francisco Martínez Domene es ejecutivo con más de 25 años de experiencia en la industria del staffing. Es CEO The Adecco Group México y ha sido designado Secretario General de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH) para el bienio 2021 – 2022. Síguelo en Twitter y/o en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad