Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México sí necesita una reforma fiscal a fondo (segunda parte)

Entre el gobierno y la iniciativa privada hay una simbiosis que no se puede separar; si se estresa, los resultados son negativos para todos, señala Mauricio Hubard.
mié 24 marzo 2021 12:00 PM

(Expansión) - “Sólo es posible avanzar cuando se mira lejos. Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande”: José Ortega y Gasset.

En la entrega anterior planteo la importancia de lograr una reforma fiscal profunda , que busque sentar las bases hacia un mejor futuro para México, y no que sólo busque llevar más recursos a las arcas del gobierno.

Publicidad

Nuestro país se encuentra con una división muy fuerte entre la política y las empresas. Pareciera que desde Palacio Nacional ven a los empresarios como enemigos, que toda empresa o inversión busca obtener ganancias por medio de corrupción.

No podemos dejar de reconocer los grandes escándalos que se han dado entre empresas y gobierno en el pasado (se requiere de las dos partes). Pero no es el caso de la enorme mayoría de las empresas y empresarios, y me refiero desde la micro hasta la gran empresa.

Ser empresario es muy difícil, es como un malabarear con 20 pelotas al mismo tiempo. Implica invertir y arriesgar patrimonio, desarrollar productos y/o servicios competitivos, hacer mucho con recursos limitados, preocuparse por los trabajadores de la empresa, pagos de nómina, una administración controlada, contabilidad eficiente y en tiempo.

También de estrategias de venta, de mercadotecnia, entender y actuar con responsabilidad social, adaptación al cambio, detectar oportunidades y saber como aprovecharlas, desarrollar una red de distribución, alianzas estratégicas, desarrollar un gobierno corporativo eficiente (algo que es básico en esta época y fortalece a las empresas), etcétera; y con todo esto, pagar impuestos.

A las empresas y a los inversionistas les interesa y conviene que en México existan las condiciones que permitan y fomenten el crecimiento económico, que logren generar su crecimiento constante. Conlleva la generación de nuevos empleos y, con el pago de impuestos, permite al gobierno contar con los recursos que requiere para el ejercicio de su presupuesto, de los programas sociales, inversión, pago de deuda, etcétera.

Entre el gobierno y la iniciativa privada hay una simbiosis que no se puede separar. Si se estresa, los resultados son negativos para todos, pero si se logra interactuar en cooperación y entendimiento de las posiciones de cada parte, funciona muy bien, lo que beneficia al país y a los mexicanos.

Creo que ambas partes deberían entenderlo y a fin de buscar el progreso de México con altura de miras deben tenderse puentes urgentemente; trabajar en conjunto en el logro de una reforma fiscal podría ser un gran paso para lograr que la simbiosis trabaje como debe.

Sí, todos debemos estar en contra de la corrupción, eso no debe cuestionarse. También todos debemos estar a favor del crecimiento del país, la inversión y generación de empleos, del bienestar de los mexicanos.

El Secretario de Hacienda, Arturo Herrera ( @Arturoherrera_g ), dijo en entrevista con Reuters que la reforma fiscal buscará atender las necesidades de los estados e iniciativa privada, que se hará en concenso.

Publicidad
Abril se acerca, ¿ya estás listo para tu declaración anual de impuestos?

En adición a las medidas que mencioné en la primera parte de este tema, aquí algunos otros puntos que se deben considerar:

1. El gobierno, actual y anteriores, siempre han buscado no mover el IVA y, en su lugar, aumentar el IEPS (Impuesto Especial sobre Productos y Servicios) e imponerlo a más sectores productivos. Esta medida, si bien es políticamente más fácil de implementar, sólo se enfoca en ciertas industrias, lo que les va restando productividad y competitividad; no se puede seguir “ordeñando” a sólo unos sectores.

El IEPS es un impuesto compensatorio y de uso en todo el mundo, pero debe ser con topes razonables. Se aplica, entre otras, a bebidas alcohólicas, tabaco, gasolina y diésel, alimentos con alto contenido calórico, botanas, dulces, helados, etcétera.

Por eso la importancia de ajustar en IVA y no sólo en IEPS.

2. Realizar una nueva Convención Nacional Hacendaria que redistribuya el gasto, que aplique una nueva fórmula de distribución de recursos ente el gobierno federal y estados, actualmente es del 80 – 20%, y debería ser mínimo del 70-30%; esto da mayor autonomía a cada entidad, sin tanta dependencia del gobierno federal.

El mismo Arturo Herrera habla de coordinar con los estados y ver sus necesidades.

3. Implementar un Consejo Asesor Fiscal Independiente conformado por autoridades federales, estatales, cámaras empresariales, entre otros; sirve para supervisar la correcta aplicación del gasto público (federal y estatales), evaluar las propuestas de las iniciativas federales de ingresos y egresos anuales.

Especialistas estiman que con una buena reforma fiscal la economía podría crecer a niveles del 5-6% anual.

A fin de lograr una reforma fiscal a fondo que contemple las áreas necesarias para el progreso y bienestar de México y su gente, se necesita de esos puentes, de consensos y compromiso de los involucrados para sacarla adelante.

El presidente requiere más recursos para lograr que, en la segunda mitad de su gobierno, pueda cumplir su meta de reducir la pobreza y programas de gobierno; el sector privado requiere de reglas claras, Estado de Derecho y factores de crecimiento sostenido.

Como dijo Ortega y Gasset, “Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande”.

Por el bien de México, ¡tendamos puentes y pensemos en grande!

Agradezco a Reginaldo Esquer ( @reginaldo_EF ) Vicepresidente Nacional de Justicia y Asuntos tributarios de Coparmex, su contribución para entender mejor el tema.

Nota del editor: Mauricio Hubard es Fundador y Presidente de Juntos Financiera , estudió Relaciones Industriales en la Universidad Anáhuac del Sur, graduado de la escuela de Negocios de Harvard (Harvard Business School) en la maestría ejecutiva “Owners, President Management Program, OPM “ en la generación 34, es miembro activo del Harvard Alumni Association, ha tomado diversos cursos en esta escuela relacionados con Microfinanzas, Gobierno Corporativo, entre otros; Desarrollo de Instituciones Financieras en el JFK School of Goverment de Harvard, también de Responsabilidad Social de las Empresas por la Universidad de Stanford y el ESADE de Barcelona. Escríbele a hubardm@gmail.com. Síguelo en su cuenta de Twitter . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad