Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Elecciones. ¿Quién salvará a la clase media?

La clase media será botín de los partidos opositores a la llamada cuarta transformación y así su desventura, que implica baja en sus ingresos, no tendrá ruta de salida, señala Jonathán Torres.
mar 18 mayo 2021 12:03 AM

(Expansión) - Pobre clase media, tan lejos de su bienestar y tan cerca de los políticos. La precarización de su condición económica será usada por los partidos para captar todos los votos posibles en la elección del próximo 6 de junio, sin que ello signifique que los candidatos atiendan sus necesidades.

Todo lo contrario. La clase media será botín de los partidos opositores a la llamada cuarta transformación y así su desventura, que implica baja en sus ingresos, no tendrá ruta de salida.

Publicidad

Para nadie es un secreto que las elecciones en México se ganan con el voto duro, con las viejas estructuras políticas; sin embargo, la clase media ha sido considerada como un sector social que no necesariamente ha sido fiel a un partido. Hace ya un tiempo fue parte del “voto útil”.

En años recientes contribuyó a la victoria de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Ahora no se sabe a ciencia cierta por qué partido votará, pero de algo no hay duda: ‘castigará’ a quien, bajo su sentir, provocó el golpe en su cartera.

“La clase media alta está enfurecida con el presidente. La clase media media, que en 2018 significó un voto de castigo en contra del PRI, se ha volteado en contra del gobierno. La clase media baja, alguna proporción de ésta, ya no seguirá con Morena. En términos generales, AMLO y su partido perderán más del 50% de la clase media o a casi toda”, afirma Blanca Heredia, politóloga y catedrática del CIDE.

Pensar en que la clase media se moverá bajo la misma fobia es inexacto. Pero la coyuntura pandémica y la estrategia aplicada por el gobierno para enfrentarla han provocado algún nivel de precarización en todos los niveles de la clase media. Ni uno se escapa, todos han registrado quebranto económico. Y buscan quien pague por ello.

¿Cuántos votos significa la clase media? Difícil saberlo, sobre todo porque determinar el número de mexicanos que pertenecen a ésta ha sido un trabuco. Son varios los criterios para definir quién es clase media; el ingreso, las condiciones de vida digna…

Heriberto López, Director de El Instituto de Investigaciones Sociales, ha analizado por años el comportamiento de la clase media y calcula el número de hogares mexicanos con base en niveles de consumo (no de ingresos), de tal forma que estima que 12% de los hogares mexicanos pertenece a la clase media alta, 16% a la clase media media y 17% a la clase media baja.

¿Quién es quién? La clase media alta tiene capacidad de compra, cuenta con un fuerte sentido para emprender, con habilidades tecnológicas y puede mantener a sus hijos en escuelas privadas. La clase media media ha alcanzado los satisfactores mínimos de bienestar para su familia, se ha hecho de un patrimonio gracias al Infonavit, sus ingresos provienen de un empleo formal pero cualquier incidente la desestabiliza financieramente. La clase media baja no cuenta necesariamente con un ingreso formal pero su patrón de gasto es muy de clase media, ya que vende lo que puede y su habilidad natural es saber adaptarse a cualquier entorno para sobrevivir.

La clase media, en su conjunto, es idealista, la cultura del esfuerzo es su leitmotiv, le ha costado mucho mantener su condición económica y le resulta muy atractivo todo aquello que le dé seguridad, la garantía de que su bienestar no saldrá por la ventana de su casa. Visto así, votaría por la opción que le asegure que recuperará su nivel de ingresos lo más pronto posible y que el patrimonio de su familia estará protegido.

Publicidad

Pero desafortunadamente no hay quien atienda su cruda realidad.

Hoy las campañas están concentradas en atacar a la llamada cuarta transformación y no en atender las necesidades de esta población; los partidos captarán el voto popular, pero no por sus discursos con soluciones, sino por la encendida animosidad que hay ante la crisis económica y los impactos de la pandemia. Los partidos políticos lo tienen claro: la razón no mueve al mundo, son las emociones.

Conclusión: las rancias estructuras partidistas dominarán, el voto de la clase media se hará sentir en los territorios urbanos, pero sobre todo las promesas políticas no trascenderán a la circunstancia. Pobre clase media.

**********

Heriberto López, Director de El Instituto de Investigaciones Sociales, acusa que hay muy poca comprensión de lo que mueve a las familias. En México, dice, hay 11 tipos de familias.

El primer tipo integra a mamá, papá e hijos; 48% de los hogares pertenece a éste. El segundo tipo es de madres solteras, lo que significa que en 16% de los hogares no hay un padre y la madre es quien lleva el dinero y asume todas las funciones de la casa. Las familias unipersonales representan a 10% de los hogares del país (se espera que, en 30 años, 30% de los hogares mexicanos sean unipersonales).

Por otro lado, 7% son nidos vacíos, con personas mayores a los 55 años, ya sin hijos en casa, que están tratando de descifrar su nueva vida. Pero, también, están consideradas como familias aquellas con padres solteros, matrimonios del mismo sexo, roomies

“Los políticos le siguen hablando a las familias tradicionales, que ya empiezan a decrecer (hace 30 años, representaban a 70% de los hogares mexicanos)”, dice Heriberto López. “Las ofertas políticas no le hablan a las familias alternativas. Los partidos siguen imaginándose familias de hace tres décadas”.

Nota del editor: Jonathán Torres es periodista de negocios, consultor de medios, exdirector editorial de Forbes Media Latam. Síguelo en LinkedIn y en Twitter como @jtorresescobedo . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad