Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Es Rogelio Ramírez de la O la esperanza de las microempresas?

La solución que están demandando las microempresas es simplemente darles la oportunidad de sobrevivir, y si lo logran, de madurar, considera Iván Franco.
sáb 17 julio 2021 12:09 AM
Rogelio Ramírez de la O es el nuevo secretario de Hacienda
Ramírez de la O será recibido por nuevas y crecientes necesidades en el presupuesto público, especialmente de los ingresos públicos por pago de impuestos.

(Expansión) - En una entrevista que realizó el presidente Andrés Manuel López Obrador al entonces asesor económico Rogelio Ramírez de la O, en el año 2010, este se refirió al impacto adverso que tienen los monopolios sobre las empresas mexicanas.

Su propuesta iba en el sentido de ejercer una vigilancia efectiva sobre los monopolios rentistas que afectan el desempeño y la competitividad de las demás empresas.

Publicidad

Ahora, como secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O tiene múltiples retos, siendo el más importante asegurarse de que el gobierno cumpla sus planes y promesas de gasto en un entorno de lenta recuperación económica, aunado al objetivo de mantener las finanzas públicas sin un marcado sesgo hacia el endeudamiento.

Dada la simpatía del actual secretario de Hacienda hacia la empresa en general, la pregunta relevante es, ¿qué tanto abogará por las microempresas afectadas después del impacto de la crisis económica y de salud que tuvo el país?

Las pymes fueron las más afectadas por la crisis del COVID-19

De acuerdo con un reporte de INEGI sobre la demografía de los negocios, de las 4.9 millones de empresas micro, pequeñas y medianas que había en el 2019, sobrevivieron 3.85 millones, es decir, murieron 1,010,857 empresas. En términos relativos 20.8% empresas salieron del mercado definitivamente en este periodo.

Las utilidades de las microempresas, si es que sobreviven los dos primeros años de vida, generalmente son negativas. En este lapso las microempresas están aprendiendo y conformando una cartera de clientes. Es una etapa crítica para el emprendimiento.

¿Qué políticas de apoyo requieren las microempresas?

En su encuesta sobre el impacto económico del COVID-19 en las empresas, INEGI establece que, contrario a lo que la opinión pública pregona sobre los apoyos que requieren las microempresas, no son los apoyos monetarios directos, ni la capacitación, ferias o eventos sectoriales lo que las empresas necesitan.

La solución que están demandando las microempresas es simplemente darles la oportunidad de sobrevivir, y si lo logran, de madurar.

Según los tabulados de INEGI, 85% de estos establecimientos están solicitando apoyos fiscales para sobrevivir, de los cuales 52% son exenciones fiscales.

Parafraseando a diversos medios que citan a la Fundación para el Desarrollo Sostenible, “el 90% de las empresas que nacen en México cierran a los cinco años. Si ese porcentaje disminuyera a 75% el país podría crecer al 7% durante 10 años consecutivos”.

Lo anterior sugiere que las pymes son el motor de la economía. El problema es que a los gobiernos nunca les importó su sobrevivencia. En particular, las microempresas son emprendimientos que en la mayoría de los casos surgen como sustituto del escaso y menguado mercado de trabajo.

Publicidad

Sin embargo, la carga fiscal que enfrentan las empresas pequeñas es igual al que tienen las empresas medianas y grandes que ya están consolidadas.

Por ejemplo, el IVA de 16% es un desincentivo porque funciona como un sobreprecio para las empresas compradoras cuando hacen negocios con las microempresas. Un buen incentivo fiscal para las empresas nacientes es reducirles el IVA a un 0%-5% (como ya sucede en la frontera) para que las empresas grandes encuentren alicientes para hacer negocios con una empresa naciente que busca ganarse un lugar en el mercado.

Lo mismo con la tasa del ISR y los demás impuestos que pagan por cuestiones laborales. Es demasiado y por ello las microempresas manifiestan que en buena medida la carga fiscal es la que las está enterrando vivas.

El análisis de costo-beneficio favorece incentivos fiscales para las microempresas

Si la hacienda pública sacrificara unos 50-80 mil millones de pesos anuales en reducción o exención del IVA, estaría dándole un fuerte estímulo de competitividad a las microempresas. Estos huecos generados en la hacienda pública podrían resarcirse en el futuro, o simplemente, con un poco de emisión de deuda. En este contexto vale la pena porque se estaría estimulando al crecimiento económico por la vía de las microempresas.

Hay muy buenas expectativas para el nuevo secretario de Hacienda, sobre todo por su sobriedad analítica y su buen entendimiento de los problemas de la hacienda y del país. Esperemos que Rogelio Ramírez de la O sorprenda positivamente en esos temas de política pública donde un gobierno sí puede incidir.

Nota del editor: Iván Franco es fundador y director de la consultora de inteligencia competitiva Triplethree International. Síguelo en Twitter y en LinkedIn . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad