Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Industria Inteligente 4.0, una opción ante el futuro incierto

El reto clave es realizar un correcto balanceo entre velocidad, escalabilidad y rentabilidad de iniciativas, consideran José Ruiz y Carlos Briz.
mié 08 septiembre 2021 12:06 AM

(Expansión) - Con la llegada de la pandemia y las medidas sanitarias implementadas en Mexico, la mayoría de las organizaciones están buscando sobrevivir, reducir daños, mantenerse, recuperarse y adaptarse a la nueva realidad, la cual sigue siendo incierta.

Para enfrentar esta realidad y adaptarse a las nuevas formas de trabajo, que vienen en la era post COVID-19, es necesario que las organizaciones tengan un modelo de trabajo resiliente ante el entorno cambiante y especialmente puedan reaccionar de manera rápida a las situaciones globales.

Publicidad

Poco antes de la crisis sanitaria, la industria 4.0 y sus aplicaciones a lo largo de la cadena de suministro eran tecnologías deseables para digitalizar los procesos, proponiendo beneficios a través de la innovación y la tecnología, teniendo un enfoque hacia la productividad, reducción de costos y una ventaja competitiva. Ahora las tecnologías 4.0 demuestran ser claves para enfrentar la crisis en compañías que las integraron en sus procesos, obligando a las organizaciones a acelerar sus programas de transformación digital.

El COVID-19 fue un llamado de advertencia para las compañías que actualmente no han implementado estas herramientas, las cuales se han enfrentado con costos imprevistos, pérdidas de venta, paro en las producciones, ocasionando un impacto financiero además de adaptarse a las restricciones de movilidad y accesos para los trabajadores.

Derivado de esta necesidad imperante es importante enfocar los esfuerzos de tecnología en cuatro necesidades clave de negocio que deben ser cubiertas y que tendrán un rol decisivo para responder de manera efectiva a los futuros cambios y lograr la resiliencia:

1. Información en tiempo real. La necesidad que los procesos estén adaptados para dar visibilidad de las variables clave en tiempo real, la cual es esencial para la toma de decisiones críticas en la organización, ya sean operativas, estratégicas o comerciales.

2. Escenarios para decisiones preventivas. Imagina poder crear un gemelo digital de todo tu proceso productivo o de toda la cadena de suministro para lograr generar escenarios de falta de provisión de materia prima, recursos logísticos o cierres repentinos de plantas de producción y, a partir de estos escenarios, tener planes de acción preventivos para mitigar el impacto.

3. Automatización de procesos. El uso de robots para tareas que no agregan valor o son repetitivas, el uso de vehículos de guiado automático, vehículos autónomos, etc.; son necesarias para reducir la dependencia física del personal humano y asegurar el distanciamiento social que actualmente necesitamos.

4. Tecnologías para el trabajo a distancia. Lograr acelerar la eficiencia, reducir costos y minimizar el contacto humano mediante la superposición de instrucciones, asistencia remota, mejor planificación, visualización y optimización del trabajo remoto.

Publicidad
Blockchain, la solución desconocida para casi todo | Expansión LAB

En complemento a estos puntos, las organizaciones deben de ser pragmáticas y visionarias, una estrategia enfocada en la industria 4.0 es la opción más realista, el reto clave es realizar un correcto balanceo entre velocidad, escalabilidad y rentabilidad de las iniciativas, una implementación rápida puede acelerar la transformación digital, pero a la larga puede generar mucha reingeniería y costos.

Se deben tomar decisiones inteligentes en la selección de tecnologías y definir una estrategia de implementación y despliegue eficaz, buscando acelerar la adopción de métodos de trabajo ágiles a través de procesos rápidos e iterativos, enfocarse en las iniciativas 4.0 de mayor impacto y transformar su modelo de trabajo de manera rápida para responder a los nuevos cambios asegurando la rápida capitalización de los beneficios y el retorno de las inversiones tecnológicas.

Nota del editor: José Ruiz es Socio de Cadena de Suministro y Operaciones en KPMG México; Carlos Briz es Consultor Senior de Cadena de Suministro y Operaciones en KPMG México. Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a los autores.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad