Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo enverdecer la matriz energética de las ciudades?

A medida que la tecnología siga avanzando, las energías renovables se volverán más eficientes, rentables y accesibles, apuntan Sebastián Guzmán y Camille Legrand.
jue 09 septiembre 2021 11:59 PM

(Expansión) - Las ciudades requieren un suministro ininterrumpido de energía, situación que las posiciona como ‘usuarios’ con un consumo intensivo. Su relevancia como centros neurálgicos del desarrollo económico y social determina la importancia de fomentar su crecimiento, siempre y cuando no existan implicaciones ambientales de por medio.

Bajo esta perspectiva, cerca del 75% de la energía primaria que se genera en el mundo es consumida en las ciudades y son ellas también las que generan el 60% del total de las emisiones globales . Esta cifra se eleva hasta en un 80% si se incluyen las emisiones generadas por las actividades económicas paralelas de los millones de residentes que habitan las ciudades a nivel mundial.

Publicidad

Actualmente, el crecimiento anual de la demanda de energía se encuentra entre el 7 y 10% en países en vías de desarrollo , en los que la desproporcionada urbanización ejerce una presión sobre la disponibilidad de los recursos energéticos.

Por ello, es clave establecer políticas públicas que busquen garantizar una oferta y seguridad del suministro energético y poner en marcha medidas que permitan desarrollar un abastecimiento energético local asequible y sostenible.

Esquemas como la generación distribuida permiten la conformación de sistemas energéticos urbanos sostenibles y la influencia de las necesidades sociales y económicas ha transformado a las ciudades en los nuevos centros para la generación de energía.

En ese sentido, las ciudades han requerido de la consolidación de tres elementos clave: el impulso a tecnologías renovables de energía, el desarrollo de infraestructura eléctrica local y el fortalecimiento de mejores prácticas de consumo energético por parte de los usuarios finales. Su conjunción ha permitido establecer un equilibrio para el desarrollo sostenible de las ciudades y la utilización de sistemas de generación de energía por medio de fuentes renovables es una alternativa cada vez más presente y de gran importancia para la sostenibilidad energética.

Existen casos de éxito como el de la ciudad de Curitiba en Brasil . Entre 2019 y 2020, con el apoyo de C40 , se realizaron estudios de viabilidad técnica para la instalación de 26 sistemas fotovoltaicos en edificios públicos y para el desarrollo de una central fotovoltaica de gran escala. La capacidad instalada de estos proyectos contempla cubrir el 43% de la demanda total de energía de la ciudad y reducir más de 90 mil toneladas de dióxido de carbono en los próximos 30 años.

Otro caso es la ciudad de Nueva York que, desde 2016, diagnosticó el potencial existente para el desarrollo de proyectos de generación distribuida a nivel urbano .

Publicidad
El futuro de las ciudades | #CómoReactivarMéxico

Dos años más tarde la ciudad contaba con 10.7 MW de capacidad instalada con proyectos implementados en más de 67 edificios de la ciudad . A partir de 2020 el gobierno local comenzó con la ejecución de 20 proyectos nuevos , lo cual incluye el desarrollo de la primera central fotovoltaica de gran capacidad. Dichos proyectos han generado más de 2,000 empleos locales y un monto de inversión por 1,500 millones de dólares.

Estos proyectos ilustran cómo las ciudades buscan enverdecer su matriz energética. Sin embargo, de los tres elementos antes mencionados para la consolidación de un sistema energético urbano, el fortalecimiento de la infraestructura de distribución eléctrica local sigue representando el reto más importante.

La introducción de redes inteligentes o Smart Grids y el desarrollo de micro-redes interconectadas abren nuevas puertas para proporcionar una solución para el suministro de energía sostenible y el desarrollo paralelo de este tipo de infraestructura es fundamental para el posicionamiento de las ciudades en materia energética.

A medida que la tecnología siga avanzando, las energías renovables se volverán más eficientes, rentables y accesibles. Y la replicabilidad de los modelos de generación distribuida llevarán a la conformación de ciudades más resilientes y sostenibles de cara a los retos energéticos del futuro.

Nota del editor: Sebastián Guzmán y Camille Legrand son investigadores en Ethos Laboratorio de Políticas Públicas. Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a los autores.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad