Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las relaciones abiertas son la nueva cultura laboral

Esta es la primera vez en muchos años en que las empresas se tienen que adaptar a los trabajadores y no los empleados a las reglas de la empresa, considera Alex Olhovich.
mié 29 septiembre 2021 12:09 AM
Un joven consulta información a través de internet.
Prodebot es un asistente virtual con mensajes de texto capaz de atender dudas o problemáticas en materia fiscal.

(Expansión) - Las letras chiquitas del contrato que firmó la humanidad con el COVID-19 en el terreno empresarial empiezan a ejecutarse. Más allá de los retos financieros que el confinamiento representa y la logística de operar empresas desde casa, hoy enfrentamos tres grandes retos que podrían modificar para siempre la relación entre empresa y colaboradores.

Primero, mientras los directivos buscan transformar la cultura empresarial, el talento está transformando su relación con su vida personal y, con ello, la cultura laboral y su relación con nosotros.

Publicidad

Segundo, los corporativos están obligados a dar mejores resultados financieros en función del talento, que es el eje de toda empresa, mientras que los trabajadores ponen cada vez más énfasis en la conjunción entre sus logros personales y profesionales.

Tercero, mientras las empresas transforman los procesos de Recursos Humanos (RH) para responder a su razón de ser -generar riqueza y desarrollo-, las personas están vinculando sus valores personales con los valores de las empresas. Antes estaban en un espacio de actuación diferente, ahora, al trabajar desde casa, se han vinculado de manera mucho más fuerte.

Posiblemente antes se comportaban de una forma en la oficina y otra en casa. Ahora la frontera esta totalmente desvanecida y tu familia conoce cómo eres en la oficina y viceversa.

Parece anécdota, pero no lo es. Quienes están al frente de las áreas de RH tienen que pensar más allá de dar a las personas sillas aptas para trabajar en casa al menos ocho horas como la tienen en nuestras oficinas.

Lo que está pasando es equivalente a que el telón del teatro se abra mientras se instala la escenografía o que Mickey Mouse se quite la botarga mientras un niño se toma la tan ansiada foto.

Además, pasamos del odio al llamado home office al amor de trabajar desde casa. Hay quien insiste, pero la gente no se vestirá igual al regresar a sus centros de trabajo cuando hayamos domado esta pandemia. Los empleados no aceptarán las mismas reglas y la etiqueta en la forma de vestir, actuar y expresarse, ya cambió.

Publicidad

En fechas recientes leía un artículo en el que una alta ejecutiva neoyorquina relataba el proceso para dejar su vida corporativa mientras el miedo por contagiarse se apoderaba de ella y se mudaban de costa a costa, lo que en aquel país significa un estilo de vida totalmente diferente. Su decisión fue tajante: quedarse en los alrededores de San Diego, California, y dejar para las películas el sueño de alta ejecutiva en Nueva York.

Mi generación ha batallado en entender lo que los millennials y generaciones adyacentes llaman estar en una relación abierta con su pareja, es decir, que están juntos “oficialmente”, pero pueden tener relaciones sexuales con otras personas sin que esto signifique adulterio.

La realidad es que hoy las empresas están en relaciones abiertas con los empleados que quieren la formalidad de un empleo, pero la libertad de elegir sobre su vida y sus tiempos, buscando así el equilibrio entre lo personal y lo profesional.

Esta es la primera vez en muchos años en que las empresas se tienen que adaptar a los trabajadores y no los empleados a las reglas de la empresa. El éxito está en que los procesos den resultados en los que empresa y empleados sientan que están bien o excelentemente bien comunicados.

El reto ahora está en las letras chiquitas de la vida corporativa – empresarial y su relación con el trabajo y el home office. Estamos trabajando en ello.

Nota del editor: Alex Olhovich es vicepresidente de Recursos Humanos de Televisa. Ha sido presidente Fundador de Éntrale - Alianza por la inclusión laboral de personas con discapacidad; Miembro del Consejo Directivo de Enactus México; y Presidente del Comité de Recursos Humanos del Consejo Mexicano de Negocios. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad