Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo evaluar una criptomoneda?

Evaluar una criptomoneda es tan fácil como elegir un sabor de helado, considera Gonzalo Araujo.
jue 18 noviembre 2021 12:00 AM

(Expansión) - Las criptodivisas han tenido un crecimiento exponencial en el último par de años. Comprar activos digitales es una tendencia que cada vez gana más tracción. Pero esta apuesta, como toda inversión, tiene un riesgo inherente. Por esta razón es importante que los interesados cuenten con información suficiente para evaluar y elegir la mejor opción.

La revolución del mundo cripto ha venido a cambiar paradigmas en el sector financiero. Sin embargo, todavía existen muchos mitos y rumores alrededor de las criptomonedas. Desde que este tipo de divisas se utilizan para actividades ilícitas, que se trata de un fraude piramidal, que se pueden falsificar con facilidad o que no existe nada que respalde el dinero virtual. Aunque en efecto existen estos riesgos, y personas aprovechando el auge de dichos instrumentos con objetivos negativos, el mundo cripto está avanzando a pasos agigantados.

Publicidad

A pesar de los avances digitales y de la creciente confianza en la economía digital, uno de los principales mitos en torno a las cripto es que son poco seguras, lo cual es totalmente falso porque las criptomonedas “per se son un concepto basado en seguridad. Por medio de la tecnología blockchain, las operaciones son trazables, transparentes, seguras y con carácter inmutable. Ahora, varios de estos factores tienen que estar alineados para que el principio de seguridad se cumpla.

A pesar de que existen múltiples características a evaluar antes de optar por una cripto, no se trata de una labor titánica o imposible y puede ser tan sencillo como elegir un sabor de helado.

En primera instancia, los usuarios que buscan comprar estas divisas digitales deben entender que estos instrumentos entran dentro de la denominación de “inversión de riesgo”, por lo que se recomienda no depositar más dinero del que se está dispuesto a perder. La apuesta tiene oportunidades y riesgos, este punto debe quedar claro. Y si bien no hay una fórmula mágica para saber cuánto va a crecer o bajar el valor del activo, la clave está en investigar el proyecto a invertir y seguir la premisa más básica de los negocios: comprar bajo, esperar y vender alto.

Para poder tomar la mejor decisión es importante estar bien informado. La información es poder y el mundo cripto no es la excepción.

Lo nuevo asusta, pero lo turbio da terror

Algunas personas desconfían de las criptomonedas, en particular de las de reciente creación. Una forma sencilla de detectar si se trata de una posible estafa es que ‘si es demasiado bueno para ser cierto, es probable que no lo sea’.

No todo es bitcoin y esta divisa no es la única oportunidad de hacer una inversión interesante. Una criptomoneda nueva con un buen proyecto, pero sobre todo que tengan un equipo sólido detrás, puede dar maravillosos resultados.

El caso reciente de una criptomoneda inspirada en una serie, y que terminó siendo una gran estafa, es justo un ejemplo de lo que no se debe hacer, porque si bien el furor por la serie fue un factor que generó confianza e interés, la persona o personas detrás de la divisa son anónimas y el proyecto en sí no tiene sustento alguno.

La desconfianza hacia el mundo cripto se sustenta en tres factores. Primero una mala publicidad. Los bancos y los gobiernos hacen mala publicidad a las criptomonedas porque no las pueden controlar, al menos hoy. Aunque están en ese proceso de regularlas.

Publicidad

El segundo es que han hackeado a personas y les han robado sus criptomonedas. Pero no es que los hackers hayan entrado al blockchain, más bien se trató de usuarios que tienen las monedas en sus celulares y les roban el celular o la contraseña de la wallet.

La tercera es que han habido grandes ataques a exchanges, pero es el mismo caso: los hackers detectan las vulnerabilidades del sitio, entran a su sistema y roban las contraseñas.

Antes de tomar cualquier decisión, los interesados deben de consultar a fondo los white papers de la moneda digital, es decir, los documentos que explican cómo funciona, cuáles son los objetivos del proyecto, qué beneficios se van a dar a cambio, cuál es su valor, entre otros aspectos. También se debe investigar quién está detrás de la criptomoneda, si los impulsores son personajes o empresas serias.

Es obligación del inversor indagar, cuestionar, estudiar y no dejarse llevar por la experiencia o sugerencias de otras personas. Si al usuario le interesa verdaderamente el proyecto, puede dar los siguientes pasos. De esta manera se puede reducir drásticamente la posibilidad de sufrir un fraude o de invertir en una shit coin.

En resumen, una elección informada es la clave. Así de sencillo.

Nota del editor: Gonzalo Araujo es CTO en R223. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad
Publicidad
Publicidad