Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Viene nuevo gasolinazo, pero el gobierno puede pararlo

Es un hecho que la apuesta de Banxico de la inflación cayendo a 4% en la última parte de 2022 ya no sucederá, al contrario, apunta Iván Franco.
mar 01 marzo 2022 12:00 AM
Pemex descarta gasolinazo en 2022
Haga lo que haga el gobierno en la parte productiva no será suficiente, por ello, se requieren medidas de política pública, como los subsidios, considera Iván Franco.

(Expansión) - ¿Qué pasaría si el precio de la gasolina escala a 25 pesos por litro en 2022 con todo y el estímulo al IEPS?

Con el salto del precio del petróleo por arriba de los 100 dólares por barril, derivado del conflicto bélico en Ucrania, se puede esperar un nuevo gasolinazo para México, con consecuencias inflacionarias inesperadas.

Publicidad

Sin embargo, como contraparte, México verá un aumento significativo de los ingresos petroleros, ya que la mezcla mexicana de exportación se ubicaría en más de 90 dólares por barril, alrededor de 35 dólares por arriba del previsto en la Ley de Ingresos 2022.

Suponiendo que el precio del petróleo se sostenga durante 2022 (o que aumente más), al mismo tipo de cambio y de exportaciones de este energético, México estaría recibiendo alrededor de 500,000 millones de pesos adicionales solamente por el bono petrolero, es decir, un 7% de ingresos por arriba de la ley de ingresos.

¿Qué deben hacer Banxico y Hacienda para mitigar el choque inflacionario?

Recordemos que, un mayor precio del petróleo implica también un aumento en el precio de las gasolinas al consumidor. Aunque el estímulo al IEPS de la gasolina Magna se encuentra al 100% desde febrero de 2022 (5.5 pesos por litro), si el gobierno desea mantener inamovible su precio actual, tendría que implementar un subsidio, es decir, poner de su bolsa, para que el precio de la gasolina no aumente dados los precios del petróleo esperados.

Por otro lado, aunque Banxico prevé una disminución de la inflación durante la segunda mitad de 2022, en parte, por el efecto de la base de comparación con 2021, el conflicto en Ucrania y el aumento del precio de los energéticos, estará golpeando nuevamente a las cadenas de suministro globales, provocando un nuevo ciclo de inflación global.

El nuevo choque de oferta, que vendría por la vía de los precios de los energéticos estaría impactando a los 300 productos genéricos que conforman al índice nacional de precios de México, como sucedió en el gasolinazo del 2017.

Es un hecho que la apuesta de Banxico de la inflación cayendo a 4% en la última parte de 2022 ya no sucederá, al contrario.

Dado que la política monetaria sigue en terrero expansivo, para evitar la nueva escalada inflacionaria, Banxico tendría que implementar una tasa restrictiva en el año, esta vez, seguramente, superior al 8%, lo que implica inyectar menos dinero en el sistema, que es el combustible inflacionario.

¿El plan que anunció el gobierno es suficiente?

El presidente de México anunció que el gobierno está preparado para hacer frente a estos nuevos choques, con diversos paliativos en la producción de energéticos, para evitar que los precios escalen y generen más inflación. La pregunta es, ¿es esto suficiente? Y la respuesta es no, ya que México no es autosuficiente en la producción de energéticos, por lo que está supeditado a los precios de mercado internacionales y sus movimientos.

 

Haga lo que haga el gobierno en la parte productiva no será suficiente, por ello, se requieren medidas de política pública, como los subsidios.

La carta que puede jugar el gobierno es implementar y aumentar respectivamente los subsidios al consumo de gasolinas y de energía eléctrica, echando mano del bono petrolero, para aminorar la pérdida del poder adquisitivo. En esta coyuntura, el gobierno sí puede influir para disminuir artificialmente a la inflación, y es válido.

Hoy el choque de inflación y la pérdida del poder adquisitivo ya no solo está en manos de Banxico, sino que también en manos del gobierno.

Recordemos que este año Hacienda está proyectando ingresos tributarios récord, por lo que habrá recursos. Los estímulos a las gasolinas y energía eléctrica serán más necesarios que nunca. Esperemos que esta vez el gobierno sí ayude a la sociedad que tanto le ha dado.

Nota del editor: Iván Franco es fundador y director de la consultora de inteligencia competitiva Triplethree International. Síguelo en Twitter y en LinkedIn . Las opiniones expresadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad