Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El blockchain Web 3.0, el futuro del Internet

La era de la Web 3.0 alcanzará su verdadero potencial cuando la mayoría de las aplicaciones web y sitios web actuales y futuros hayan adoptado una infraestructura web descentralizada, opina Hugo Cen.
lun 21 marzo 2022 06:00 AM
El blockchain Web 3.0, el futuro del Internet
Lo que se busca con la Web 3.0 es cambiar la arquitectura de la Web actual, señala Hugo Cen.

(Expansión) - La Web 3.0 promete un cambio sustancial en el futuro del Internet, enfatizado fuertemente en la privacidad del consumidor, un problema recurrente y que hasta la fecha no se ha podido resolver adecuadamente. Pero, ¿en qué consiste la Web 3.0?

La Web 3.0, también conocida como Web3, se refiere a una red descentralizada que permite operar sistemas de cómputo y web, impulsada por la tecnología blockchain, que permite crear "bloques" y formar cadenas de datos, lo que conocemos sobre todo por las criptomonedas.

Publicidad

Esta red descentralizada se trata de tecnología peer-to-peer (P2P), la cual permite que se distribuya el poder de procesamiento en cientos de miles de servidores, en donde todos son parte dueño de la red. Como podemos notar, hay una gran diferencia con la red centralizada, como son los servidores de Amazon y Google, en donde ellos tienen completo control del flujo de la información y, además, son los que se encargan de determinar el uso de la misma.

Cabe destacar que en lanzamientos recientes hemos podido ver cómo la tecnología blockchain, particularmente los NFTs, le permite a los usuarios participar en la realidad virtual como el metaverso. Para que no queden dudas, los metaversos son universos digitales 3D que operan en la blockchain y ofrecen a cualquier persona la libertad de crear activos, socializar, jugar, invertir y más.

De manera similar, la Web 3.0 puede proporcionar la base para que las personas creen, compren y vendan productos, como los NFTs. Debido a que la Web 3.0 es una colección de aplicaciones e interacciones de usuarios en una plataforma descentralizada, es probable que sea altamente interoperable y facilite el trading y la comunicación.

Lo cierto es que la blockchain es solo una de las tecnologías altamente avanzadas que está contribuyendo a esta revolución. Otras de las tecnologías que están jugando un rol fundamental son: la realidad virtual (VR), realidad aumentada (AR), inteligencia artificial (AI) y aprendizaje automático (ML).

Frente a este escenario, no cabe duda de que la Web 3.0 es el futuro del Internet. ¿Por qué? En primer lugar, por la transparencia que proporcionará. Con ella se podrán ver las transacciones y movimientos de forma pública, debido a que los datos de las blockchain son completamente abiertos y públicos, por lo que los participantes pueden ver lo que sucede y rastrear los datos.

En segundo lugar, hay que enfatizar en la mejora de identidad y privacidad que otorgará. En ella la identidad estará ligada al wallet o cartera digital del usuario. Mientras en la Web 2.0 los métodos de autenticación casi siempre requieren que el usuario entregue datos privados y personales, en la Web 3.0 las carteras digitales son completamente anónimas, a menos que el usuario decida vincularlas públicamente a su identidad. En definitiva, con la Web 3.0 tendremos más control sobre nuestros datos e información, así como de nuestro contenido digital.

Y es que como sostienen muchos especialistas en tecnología, esta “nueva fase” de Internet proporcionará una web más democrática, descentralizada, abierta y equitativa. En otras palabras, lo que se buscará con ella será volver a la esencia de lo que fue Internet: que nadie controle en gran proporción esta herramienta de comunicación, es decir, restar poder a los "gigantes de internet".

En este sentido, vale la pena destacar que Amazon, Google y Microsoft lideran actualmente el mercado del almacenamiento de datos en la nube . La primera compañía, con su filial AWS, controla el 41.5% del total, según datos de McAfee de 2019. Le siguen Azure, de Microsoft, con un 29.4%, y Google Cloud, con un 3%.

 

Estas tres empresas tienen la mitad de los 600 grandes centros de datos a nivel global, de acuerdo con un informe de Synergy Research Group.

En síntesis, podemos decir que lo que se busca con la Web 3.0 es cambiar la arquitectura de la Web actual y, aunque ya existen varias aplicaciones de Web 3.0 en etapa temprana, la era de la Web 3.0 solo alcanzará su verdadero potencial cuando la mayoría de las aplicaciones web y sitios web actuales y futuros hayan adoptado una infraestructura web descentralizada.

Si bien todavía hay un gran camino por recorrer, me animo a pronosticar que en los próximos tres años veremos una migración masiva al blockchain. ¿Qué significa esto para ti? Que puedes anticipar la tendencia y preparar tu empresa para la transformación tecnológica que ya se está empezando a vivir.

Así que aprovecha este tiempo para empaparte de los conceptos fundamentales de la Web 3.0, de modo que tú y tu empresa estén listos para ser parte del futuro del Internet.

Nota del editor: Hugo Cen es Fundador de Ai Lab School - Escuela en-línea de programación en Inteligencia artificial, Co-fundador de Digital Lab Agency agencia binacional de marketing digital, Director del comité organizador de Hackity la Liga de programadores en México. Activamente organiza hackathones y eventos de comunidad para desarrollar el talento de programadores Mexicanos. Síguelo en LinkedIn , Facebook y/o en Instagram . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Publicidad
Publicidad