Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Inteligencia Artificial en la educación, robots en los mercados laborales

Hoy estamos en un periodo de ajuste que requiere que todos se reorganicen, señala Diana López Cruz.
mié 13 abril 2022 05:00 AM
Inteligencia artificial en la educación, robots en los mercados laborales

(Expansión) - Hoy el mundo no es el mismo. En los últimos 3 años se ha transformado en varias dimensiones. Entre otras cosas, la irrupción del COVID-19 provocó un estancamiento en la economía, con una caída de más del 4% del PIB en términos globales, pero, que en algunos casos superó el 10%.

En medio de todo esto se abrió paso un acelerado avance tecnológico, el cual se ha considerado durante mucho tiempo una fuerza impulsora detrás del crecimiento y la mejora de la productividad.

Publicidad

Los grandes episodios anteriores de progreso tecnológico, como la Segunda, Tercera y Cuarta Revolución Industrial, fueron seguidos por un retraso sorprendentemente prolongado en las ganancias de productividad.

Esto se puede deber a que la productividad tiene una reacción tardía después de un gran cambio tecnológico dado que las nuevas tecnologías siempre implican cambios de hábitos en la sociedad, de adopción de nuevas formas de trabajo, de comunicación, entre otros, que impactan directamente a los métodos de enseñanza y aprendizaje.

No obstante, los principales cambios tecnológicos que se han producido en los últimos años todavía no han sido entendidos de manera completa y esto se puede deber principalmente a un período de ajuste de productividad estancada, ese lapso antes de que la economía opere en todo su potencial. Cuando estos periodos de ajuste finalizan, la productividad y las ganancias alcanzan su máximo.

Actualmente, estamos en un periodo de este tipo, en el que aún con la adopción de robots industriales y de inteligencia artificial, la economía no opera en todo su potencial. Sucede lo mismo con los cambios en la demanda de competencias y habilidades en las etapas de producción y acumulación de capital organizacional. Hoy estamos en un periodo de ajuste que requiere que todos se reorganicen.

Ante esto surge la pregunta, ¿cómo transformar y reorganizar las estructuras educativas y productivas e incrementar el know-how o conocimientos en la era del uso masivo de robots e inteligencia artificial?

En el sector educativo este modelo se explica con el cambio en la demanda agregada de habilidades y competencias en alumnos, personal académico y directivos y la adopción de nuevos procesos de enseñanza y aprendizaje que proporcionan las primeras evidencias de reorganización educacional.

Actualmente, parte de este proceso se explica con la aplicación de la enseñanza a distancia de manera virtual y la automatización de los procesos de evaluación en línea con proctorings vía remota, en ambos casos integrando el uso de la inteligencia artificial.

En los mercados laborales, pasa similar, la adopción masiva de robots industriales y la adopción de nuevas tecnologías deja atrás la producción de capital humano, lo cual establece una reorganización laboral y consecuencias para el capital organizacional asociado con robots.

Por lo tanto, esta adopción, induce un periodo de ajuste para que las empresas se reorganicen o acumulen capital organizacional para volver a optimizar su línea de producción dada la nueva tecnología, lo que explica la aparición tardía de las ganancias de productividad.

Al combinar ambos escenarios, educación-trabajo, se proporciona evidencia sobre el nuevo establecimiento organizacional educativo y laboral; y las consecuencias para el capital productivo.

Para esto se requiere que las organizaciones (escuelas y empresas) pasen por un proceso de experimentación de adopción de nuevas tecnologías para aprender la nueva distribución óptima de sus recursos.

 

Conforme dicha adopción vaya avanzando, el proceso cada vez es menos lento y costoso y puede centrarse en la adquisición de nuevas herramientas para impulsar y maximizar su crecimiento.

Resumo anotando la importancia de generar un cambio estructural que desarrolle las capacidades productivas de manera incluyente y promueva una asignación más eficiente de los recursos; que permita lograr mayores niveles de productividad y un crecimiento económico sostenido.

Este cambio debe y puede surgir desde la educación con el desarrollo de competencias y habilidades de los estudiantes.

Nota de la autora: La productividad total de los factores es la diferencia entre la tasa de crecimiento de la producción y la tasa ponderada del incremento en los factores de la producción (capital, trabajo, energía, materiales y servicios), es decir, es la ‘tecnología o los conocimientos productivos’ con los que los insumos son transformados en bienes y servicios finales. Por lo que el rezago de la productividad refleja una carencia de capacidades, conocimientos productivos o avances tecnológicos.

Nota del editor: Diana López Cruz es Sales Coordinator de Territorium. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad