Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Adiós al dinero barato, invertir con base en fundamentales

Invertir en 2023 con base en fundamentales no es un proceso sencillo, se requiere de análisis y dedicación para estudiar las perspectivas de las alternativas de inversión.
vie 13 enero 2023 05:59 AM
Opción para financiar un proyecto
Una de las características de los años de exceso de liquidez y de auge en los mercados es la proliferación de supuestos “asesores en inversiones” que prometen métodos para ganar dinero de forma fácil y rápida, señala Eduardo López Ponce.

(Expansión) - El año 2022 fue complicado en cuanto a rendimientos para los principales activos de inversión. En el mercado accionario, los principales índices bursátiles finalizaron el año con caídas. El 2022 significó el fin de una era de dinero barato o bien de tasas de interés bajas. El exceso de liquidez habría impulsado el rendimiento en los mercados en años anteriores, mientras que en 2022 los bancos centrales iniciaron un proceso de alza en tasas de interés.

Ahora bien, de cara a 2023 ¿con que criterio deberíamos invertir? Desde mi punto de vista, la respuesta es fácil: invertir con base en fundamentales; sin embargo, el proceso no es sencillo, se requiere de análisis y dedicación para estudiar las perspectivas de las alternativas de inversión.

Publicidad

Una de las características de los años de exceso de liquidez y de auge en los mercados es la proliferación de supuestos “asesores en inversiones” que prometen métodos para ganar dinero de forma fácil y rápida. Lo anterior debería funcionar como advertencia, cada que alguien nos dice que encontró una forma fácil de hacer dinero debería ser suficiente para salir corriendo de ahí. Claro, en épocas de auge en los mercados y con suerte, habrá quienes hagan dinero de forma rápida, pero no es la regla, son excepciones.

De hecho, en la historia abundan ejemplos de supuestos genios financieros que descubrieron como ganar dinero fácilmente y venden esa ilusión. Aquí un spolier, esas historias que terminan en fraude y pérdidas. Ejemplos de lo anterior datan desde el siglo 19, cuando Gregor MacGregor prometía inversiones el país de Poyais, el cual era inexistente. Recientemente destacan los casos de Bernard Madoff en Estados Unidos (EU) o las noticias de fraude relacionado con criptomonedas. Basta con echar un vistazo a redes sociales, en donde influencers sin mayor certificación o experiencia ofrecen consejos sobre inversiones.

Volviendo al tema de invertir sobre la base de fundamentales, en términos generales nos estamos refiriendo a invertir con base en la información que tenemos disponible sobre los activos que nos interesan. Para el caso del mercado accionario, nos referimos al análisis de estados financieros de las empresas, así como el entorno macroeconómico, lo cual nos permite tener una perspectiva hacia adelante sobre el desempeño de la compañía y generar una expectativa sobre el precio de la acción.

Los rendimientos de 2022 nos dan un buen ejemplo de a qué nos referimos al analizar inversiones con un criterio fundamental. Durante ese año, el mercado accionario mexicano, medido por el Índice de Precios y Cotizaciones (IPyC), registró un retroceso de 9.0%; sin embargo, hubo acciones ganadoras y perdedoras. Los bancos mexicanos registraron buenos rendimientos, mayores a 50% en algunos casos, asociados a que en el año vieron un buen crecimiento en utilidades. Otras empresas que registraron buenos números y que lo reflejaron en el precio de su acción fueron Bimbo y Chedraui, por citar ejemplos.

 

Podemos decir entonces que lo recomendable es invertir en empresas con perspectivas positivas en cuanto a generación de flujo y que coticen a un precio atractivo. Decirlo es fácil, hacerlo no tanto. Para lo anterior, quienes nos dedicamos al análisis de acciones debemos comprender de la mejor forma posible las empresas que son objeto de inversión y sobre la base del análisis de la información y nuestros propios supuestos, formular una recomendación.

Para 2023 el panorama será complicado, se anticipan altas tasas de interés, un crecimiento económico bajo, o estancamiento, al tiempo que se espera que, si bien la inflación disminuya respecto a 2022, permanezca alta.

Para las empresas será un reto aumentar sus ventas en un entorno de bajo crecimiento económico y mantener o mejorar rentabilidad ante presiones en costos. Por lo tanto, en un contexto donde el dinero ya no es barato, resaltamos la importancia del análisis de las inversiones. No hay recetas ni caminos fáciles, la recomendación, como siempre, es acercarse a expertos en inversiones y a instituciones reconocidas y reguladas.

Nota del editor: Eduardo López Ponce es Analista Bursátil en Grupo Financiero Ve por Más, es economista de profesión, con más de seis años dedicados al análisis bursátil. Síguelo en Twitter y/o en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente al autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 
Newsletter
Únete a nuestra comunidad. Te mandaremos una selección de nuestras historias.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad