Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Por esta razón Macron quiere que los servicios digitales tengan impuestos

Emmanuel Macron sigue impulsando un impuesto digital internacional pese a rechazo de Donald Trump.
jue 22 agosto 2019 11:20 AM
Para domiciliar el ahorro solo será necesario llenar un formato en la plataforma de internet con el nombre completo y CURP, elegir el banco, el monto y periodicidad de la aportación.(Foto: Simon Barber/Revista Expansión )
Macron buscará llegar a un acuerdo con Trump y otros líderes del G7 en una cumbre que se llevará a cabo en Biarritz.

Richard Lough

El presidente de Francia, Emmanuel Macron sigue impulsando un impuesto digital en dicho país, sin embargo esta decisión es catalogada como una “tontería” por el presidente estadounidense Donald Trump, por lo que el líder francés está buscando llegar a un acuerdo internacional para fiscalizar a las grandes empresas de tecnología.

Por ello, Macron instó a la administración de Trump a ayudar en reformar los impuestos corporativos mundiales, por lo que el líder francés quiere llegar a un acuerdo con el mandatario de Estados Unidos y otros líderes del G7 en una cumbre que se llevará a cabo en Biarritz este fin de semana, aunque Washington ha expresado su preocupación sobre que las empresas de internet de Estados Unidos están siendo atacadas de manera injusta.

Es por eso que te damos una guía para comprender el debate sobre los impuestos digitales:

Publicidad

¿Qué es un impuesto digital?

Los gobiernos de grandes países europeos se han visto desconcertados por su imposibilidad para fiscalizar las ganancias de las empresas de tecnología multinacionales que ellos consideran forman parte de su jurisdicción.

Actualmente los gigantes del internet como Facebook, Google y Amazon pueden presentar sus ganancias en países con baja tasa de impuestos como Irlanda y Luxemburgo, sin importar en dónde se generen esos ingresos.

Recomendamos: Las empresas digitales crecerán 10 veces más

Macron afirma que fiscalizar a las grandes empresas de tecnología es una cuestión de justicia social.

El líder francés empujó su propuesta de un impuesto digital para cubrir a los estados miembros de la Unión Europea, pero se encontró con resistencia de Irlanda, Dinamarca, Suecia y Finlandia.

Publicidad

Te interesa: La banca en México, quién es quién en servicios digitales

¿Qué ha hecho Francia?

Tras el fracaso de las pláticas sobre el impuesto digital con la UE, el gobierno de Macron impuso su propio impuesto unilateral.

El impuesto del 3% aplica a los ingresos de servicios digitales de las firmas con más de 25,000,000 de euros en ganancias provenientes de Francia y 750,000,000 de euros (830,000,000 de dólares) a nivel mundial.

París no se encuentra sola dentro de las capitales europeas que proponen un impuesto sobre las empresas de tecnología. Gran Bretaña, España, Italia y Austria también han anunciado planes para sus propios impuestos digitales.

Publicidad

¿Qué busca lograr Macron en la cumbre G7?

La meta ahora es asegurar un acuerdo más amplio bajo el patrocinio de la G20 y la OCDE. Macron busca que los líderes del G7 lleguen a un acuerdo sobre el principio de un impuesto universal que dé impulso a este esfuerzo.

En junio, los ministros de finanzas del G20 acordaron compilar leyes en común para cerrar los vacíos en la legislación fiscal y prometieron “redoblar esfuerzos” para llegar a una solución por consenso para 2020.

Lee: Facebook quiere ser una plataforma “enfocada en la privacidad”, dice Zuckerberg

Los ministros de finanza del G7 acordaron el mes siguiente que debía existir un nivel mínimo de impuestos para desalentar a los países de competir en una “carrera al fondo”.

“Ahora el G20 está preparado para discutir más este asunto, no hay mucho más que pueda hacer el G7”, dijo un funcionario del gobierno de Japón. “Nosotros (Japón) esperamos seguir el ritmo de Francia. Pero eso no significa que el G7 decidirá algo nuevo en esta cumbre”.

¿Qué obstáculos hay en el camino?

Trump, el presidente de Estados Unidos ya arremetió contra la “tontería” de Macron por buscar implementar un impuesto digital en Francia y ha amenazado con gravar los vinos franceses en represalia.

La disputa ilustra cómo el impuesto digital podría abrir un nuevo frente en la disputa comercial entre Washington y la Unión Europea a la vez que la relación económica entre ambos parece agriarse.

Lee más: Así es como Facebook logró conquistar al mundo

La amenaza de Trump de castigar a Francia no debe tomarse a la ligera. A ella siguió el anuncio de la oficina del Representante del Comercio de EU, Robert Lighthizer sobre una investigación al impuesto francés, al cual llamó una práctica comercial injusta que penaliza a las empresas de tecnología estadounidenses por su éxito comercial.

Las jurisdicciones con bajos impuestos también tienen recelo sobre el plan fiscal de Macron pues esto les dificultaría atraer a los inversionistas extranjeros con la promesa de impuestos corporativos ultra bajos.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad