Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los latinos exigen smart cities...pero seguras

Internet ha generado muchas soluciones que han hecho la vida más cómoda para los ciudadanos, sin embargo también los ha hecho exigentes ante los gobiernos.
mié 18 septiembre 2019 12:00 PM
Ciudades inteligentes
La exigencia de los usuarios por tener ciudades más conectadas también va de la mano de tener ciudades más seguras.

San Francisco, California (Expansión).- Las ciudades inteligentes han generado un mercado atractivo dentro de las verticales de tecnología, el cual han aprovechado más de una empresa y gobierno y para 2026, se estima que esta línea de negocio crezca 19.8%. El impacto esperado en términos de economía será de 900,000 millones de dólares a escala global, de acuerdo con la firma de análisis Persistence Market Research.

En conjunto, el ambiente de negocio alrededor de las ciudades inteligentes parece atractivo; sin embargo, más allá de los servicios, expertos en el tema recomiendan poner atención a lo que los ciudadanos, que viven sobre dichas tecnologías, demandan de estos servicios.

Publicidad

“Tenemos un potenciador más allá de los servicios que ofrecen Waze o Uber, pues tenemos a una red de usuarios que buscan todo en su smartphone que se acompañan de él y que buscan soluciones directamente en el equipo, como ciudadanos es normal que demandan mejores servicios a las ciudades y gobiernos” indicó Alexandre Paiva, vicepresidente para sector público, dentro de Oracle Latinoamérica.

Un reciente estudio hecho por Accenture precisa que el 85% de los ciudadanos del mundo esperan que los servicios digitales que proporciona el servicio público, o su gobierno, estén digitalizados y sean igual de buenos que los servicios que proveen las empresas privadas.

Pero ¿qué tan complicado puede ser generar una app de taxis segura o una red de transporte segura?.

De acuerdo con Paiva el reto viene en tener que hacer esta digitalización por bloques, pues se trata de evaluar cuáles son las soluciones más inmediatas y así enfocar los recursos necesarios para lograrlo. “Es complicado definir un porcentaje de lo que tendrían que destinar las ciudades para este objetivo, cada caso es especial y único; lo ideal sería un 10%, pero ahí el problema sería definir de dónde saldría ese porcentaje para invertir, lo que sí es un hecho es que la inversión se retorna”.

Publicidad

El experto afirma que con una estrategia de este tipo podría conseguir no sólo tener mejores servicios dentro de las metrópolis latinoamericanas sino también asegurar que la digitalización de las ciudades sea segura. Pues muchas ciudades están adoptando sistemas y dispositivos sin tener un soporte seguro de la infraestructura.

Un documento de la empresa de servicios de gas y electricidad, Southern Company, afirma que la adopción de dispositivos como cámaras de seguridad, escáneres biométricos o monitores de aire necesitan de una infraestructura bien conectada y segura, pues son puntos que pueden vulnerar los cibercriminales.

“La adopción de este tipo de servicios dentro de los gobiernos latinoamericanas está buscando ofrecer más seguridad, mejor transporte, menos corrupción. Sin embargo la adaptación de las ciudades se debe hacer de forma consciente y por escala, para así tener una ciudad protegida” argumentó Paiva.

En el caso de México ya existen iniciativas que están modernizando a las ciudades, sin embargo no existe claridad sobre el manejo de datos que se le dará a los proyectos. Algunas controversias como la red de WiFi implementada en la red del Sistema de Transporte Metro son algunas de las iniciativas que se deberán abatir en el futuro.

Números de Oracle indican que en América Latina hay ciertas tecnologías que están siendo adaptadas en las ciudades, sobre todo cloud, plataformas de gestión de ciudades y el Internet de las Cosas, pero otras, como blockchain, apenas impactarán a las metrópolis en los próximos tres años.

Por su parte Accenture precisa que uno de los grandes retos de las ciudades, tanto latinoamericanas como a nivel mundial, será proteger los datos y esto tanto en el ámbito público, como en el ámbito privado, pues hacia 2020 se espera que cinco billones de datos recopilados por este tipo de soluciones sean robados por falta de infraestructura robusta.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad