Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El Inquisidor, la serie que se grabó con solo tres celulares

El Inquisidor es una serie que se grabó durante cinco meses y donde la mayoría de las cámaras caben en la palma de una mano.
mié 03 junio 2020 06:00 AM
Man doing live video with phone with stabilizer  in NY
La grabación de películas y ahora series, a través de la lente de un smartphone, es cada vez más común.

La productora detrás del Inquisidor, una serie colombiana que se ha transmitido en varias partes del mundo, optó porque la mayoría de la producción se hiciera con tres smartphones.

La serie, producida para el canal de señal abierta RTVC, coordinó con la productora para impulsar el uso de nuevos formatos en la realización de series y otros contenidos y el resultado logró comprimirse en la tecnología que cabe en la palma de la mano.

Publicidad

“El resultado fue que el 80% de la producción fue realizada con celulares, mientras que el otro 20% fue grabada con otros equipos digitales, como cámaras de seguridad y tabletas”, precisó a Expansión, Luz Muñoz, gerente de Marketing en Motorola Colombia.

Después de cinco meses de rodaje se logró tener una primera temporada de la serie y gracias al éxito que ha tenido en el mercado colombiano ha sido nominada a premios como los de India Catalina, un símil de los premios Ariel en México. Hoy la serie también forma parte de los casos de éxito de Smartfilms, festival que ha impulsado Motorola con el fin de mostrar contenidos hechos con celulares.

“Smartfilms ha representado una oportunidad para explorar y acercarnos a la industria cinematográfica y de contenidos en la región, pues el costo de la producción es destacado, en el caso del Inquisidor sólo usaron tres celulares”, puntualizó Muñoz y agregó que la serie ya está en planes de grabar segunda temporada.

Usar las cámaras de un smartphone en lugar de equipo profesional hace una gran diferencia en cuanto al costo de producción.

Publicidad

En Colombia, sólo alquilar una cámara de cine cuesta 15,000 dólares al mes y adicional a esto se deben alquilar lentes y otros accesorios para poder operar. Por cinco meses de operación, sólo por la cámara hubieran tenido que invertir unos 75,000 dólares, más el costo de casting, luces y operación diaria de la serie. En su lugar se usaron tres modelos de Motorola: un Moto Z3 Play, un Moto G7 Plus y un Motorola One Vision.

Dentro de las ventajas que tuvo el uso de este tipo de equipos fue que se pudo grabar en lugares pequeños y prescindir de tener un camarógrafo, un foquista y un asistente de cámara pues lo que se hizo fue brindar una capacitación al staff para que todos pudieran sacar provecho de los equipos y grabar.

Escucha nuestro podcast de tecnología

La serie se abrió a México y a varias partes del mundo, y con COVID-19, este tipo de distribución podría ser más fácil, de acuerdo con Muñoz.

“La gente que está más lejos de las capitales está haciendo cine y esto cambia la forma en cómo se evalúan los festivales, lo que abre la puerta a festivales que pueden ser más accesibles para todos los que busquen contar una historia”.

Esta tendencia por hacer festivales más digitales empieza a hacer ruido en la industria, de hecho YouTube, el festival de Tribeca, el festival de Guadalajara y otros, harán el primer festival de cine en streaming, el cual recaudará fondos contra el coronavirus, pero también podría abrir espacio para generar una forma distinta de distribuir y de disfrutar el cine.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad